La historia del futbolista congoleño vago, mentiroso y estafador
Apuestas Futbolred
Archivo

La historia del futbolista congoleño vago, mentiroso y estafador

Medi Adalimba se hizo pasar por Gael Kakuta, quien pertenece al Chelsea, y se gastó un dineral.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
26 de octubre 2014 , 05:18 p. m.

La vida de un futbolista está rodeada de hoteles de primera categoría, de fiestas y reuniones nocturnas con bellas mujeres y gente distinguida, de automóviles de marca y de cientos de lujos. Pero si de un día para el otro se acaban las comodidades, es muy difícil aceptar la realidad.

Eso le sucedió al congoleño Medi Abalimba, quien jugaba en el Derby Country, equipo de la segunda división inglesa, quien fue expulsado por su indisciplina, su mal carácter y sus constantes lesiones. Medi dejó de ganar sus 120 mil dólares mensuales, algo que lo espantó, pues así no podría darse los lujos a los que acostumbraba, ni podía salir de fiesta con sus amigos.

Pero Abalimba encontró una solución, la más fácil, la más rápida y la más ilegal: suplantar a un futbolista reconocido. Y es que como muchos le dijeron que se parecía físicamente al francés Gael Kakuta, atacante francés que pertenece al Chelsea, él decidió suplantar su identidad y de esa manera poder con la gran vida.

A cuerpo de rey

El atacante de 25 años, diciendo que era Kakuta, empezó a gastar un dineral para vivir como una estrella del balompié. Así, Abalimba se lució en un exclusivo club nocturno de Manchester, en los que gastó más de 4 mil dólares comprando champaña de primera para él, sus amigos y unas amigas. Pero lo peor es que en el club le ‘fiaron’, pues el falso ‘Kakuta’ dijo que había olvidado su cartera en su limusina.

Haciéndose pasar por Gael Kakuta, quien ahora juega en el Rayo Vallecano de España, Medi Abalimba durmió en lujosos hoteles, alquiló una noche en una mansión en un exlusivo sector y hasta pagó para movilizarse en un helicóptero. ¡Qué estrambótico!

No hay crimen perfecto

Pero primero cae un mentiroso que un cojo, y Abalimba fue detectado por las autoridades británicas, luego de gastar 30 mil dólares en una reconocida tienda. Así, Mabi fue acusado por 19 delitos de fraude y deshonestidad y tendrá que pasar los próximos cuatro años en una cárcel, alejado de las comodidades y las extravagancias que tanto le gustaban.

Por ahora, su abogado trata de alegar que Abalimba “perdió el control” ante la situación económica y también atribuirá a su entorno y a la falta de educación del congoleño, que lo incitaron a actuar así.

 

Redacción Futbolred

COMENTAR
GUARDAR