Los secretos de Camilo Vargas, contados por su padre
Apuestas Futbolred
Archivo

Los secretos de Camilo Vargas, contados por su padre

Osvaldo Vargas le contó a FUTBOLRED el camino del arquero de la Selección.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
10 de octubre 2014 , 06:03 a. m.

Los últimos nueves años en la familia Vargas Gil ha sido un sinfín de alegrías y satisfacciones por la carrera futbolística de Camilo, el arquero de Santa Fe que debutará este viernes en el arco de la Selección Colombia. Y Osvaldo, su padre, recordó, en charla con Futbolred, algunas muestras de la voluntad que ha tenido el tercero de sus cuatro hijos para cumplir con un gran sueño.

Vea acá la galería de fotos: (Los mejores momentos de la carrera de Camilo Vargas)

"Esta oportunidad es un premio al trabajo y a la paciencia de Camilo. Él siempre se ha esmerado y se ha sacrificado para llegar a ser profesional, para jugar en Santa Fe y para llegar a la Selección Colombia", dijo el orgulloso padre, que este viernes verá el debut de su hijo frente a El Salvador.

Lea acá: (Colombia vs. El Salvador: un juego para que la Selección sume minutos)

Osvaldo, quien jugó como delantero en el equipo del banco en el que trabajó por 23 años, recordó los inicios de Camilo en Maracaneiros, la misma escuela de donde salieron talentos como Fabián Vargas, Andrés Pérez o Kilian Virviescas. "Su espejo fue su hermano, también llamado Osvaldo; un día que Camilo acompañó a su hermano a una práctica, faltó un arquero en el otro equipo, así que él lo sustituyó y ahí se quedó", relató el bogotano.

"Cuando se graduó de bachiller, a los 15 años, yo le dije a Camilo que para estudiar tenía el resto de la vida, pero que para ser futbolista profesional solo tenía 15 años", continuó el jefe de la familia Vargas, quien recuerda el Hexagonal del Olaya de 2005, el torneo de fútbol aficionado más importante de la capital, como el gran trampolín de su carrera: "Atajó muy bien y Santa Fe lo compró. Fue muy importante ese logro y un paso más en sus sueños".

Bajar de peso, la muestra de su convicción

En diciembre de 2006, convencidos de sus condiciones, Luis Jerónimo López y Pedro Sarmiento, preparador de arqueros y director técnico del equipo profesional, le dijeron a Camilo que "si quería llegar al primer equipo tenía que bajar de peso. Eran unos 17 kilos, y aunque en la familia siempre hemos sido de buen comer, Camilo se cuidó mucho, se sacrificó en la comida y llegó en enero como con 10 kilos menos; el resto los bajó en la pretemporada, con el preparador físico de esa época (Yefry Vergara). Para mí fue la clara muestra de la convicción y la voluntad de mi hijo para ser un arquero importante en el fútbol colombiano”.

Osvaldo confesó que ha llorado tres veces por los logros de Camilo: “La vez que le atajó un penalti a Yovanni Arrechea en un clásico contra Millonarios; la noche del gol de cabeza, también en el clásico; y el día que lo llamaron por primera vez a la Selección.

De pocas palabras, menos en la cancha

Desde que llegó al fútbol profesional, algunos familiares de Camilo, entre ellos su padre, han escuchado críticas porque el arquero no es el más hablador ante los medios de comunicación. “Es su personalidad; él es de los que piensa en que de nada sirve hablar y hablar si no lo ratifica en el arco. A Camilo le gusta hablar en la cancha, y a sus compañeros de la defensa les habla constantemente”, manifestó el padre de Vargas, quien lamentó: “a veces uno siente tristeza, y hasta molestia, por escuchar cosas que no son, solo por el hecho de que Camilo no habla con los medios a menudo; sin embargo, a muchos medios les ha dado notas, pero no todos los días, como de pronto lo harán otros deportistas. Ojalá midan a Camilo por su nivel, por lo que hace fecha a fecha, y no por si habla o no”.

Juan Pablo Arévalo
Periodista de FUTBOLRED
juaare@eltiempo.com
Bogotá
Entwitter: @Arevalo327

COMENTAR
GUARDAR