Cuatro aspectos por los que no es buena la decisión de la Dimayor
Apuestas Futbolred
Archivo

Cuatro aspectos por los que no es buena la decisión de la Dimayor

Mal mensaje para los equipos de la B, poco juego limpio y más bajo nivel. ¿Se llenarán los estadios?

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
07 de octubre 2014 , 10:21 a. m.

La decisión de realizar el torneo del fútbol profesional colombiano con 20 equipos representa un retroceso en la estructura del balompié y tiene varios aspectos negativos, que, por lo pronto, no tendrán como consecuencia inmediata un mejor espectáculo en los estadios de Colombia.

1. Nivel de juego
La llegada de dos de los equipos históricos de la A que están en la B desde hace años por la acumulación de malas campañas deportivas e incluso por sus pésimos manejos administrativos, no aseguran un mejor nivel en el campeonato de 2015. América, Quindío, Cúcuta, Pereira, Cortuluá, Bucaramanga, Unión Magdalena y Real Cartagena no son un dechado de virtudes en el ascenso, les cuesta marcar diferencia en los ascensos y cuentan con pocas figuras en sus nóminas. Tampoco, de un día para a otro, van a tener la chequera de los grandes para hacer inversiones millonarias y armar planteles de respeto.

2. Mal mensaje a los de la B
Con la determinación tomada por los dirigentes del fútbol colombiano, los clubes de la Primera B quedaron en entredicho total. Aunque las votaciones de este miércoles denotan una aprobación dentro de los presidentes de la B, es evidente que en cualquier momento, mediante nuevas asambleas se podrán decretar modificaciones de fondo y forma a los torneos. Incluso no faltan quienes creen, según lo dijeron en voz baja tras la asamblea, que así se dio el primer paso para acabar con el ascenso en Colombia.

3. La B, sin atractivos
Para los equipos de la B resultó ser un aliciente tener a equipos de historia como América y de reconocimiento como Quidío, Bucaramanga y Pereira, entre otros, en la categoría. Aunque no se hacían los 'taquillones', ni las recaudaciones millonarias; sí llamaba más la atención enfrentar a los ya mencionados, que jugar entre los clubes tipo B. Para el 2015, seguramente el tema de las asistencias en el ascenso será dramático y una motivacion menos para futbolistas e integrantes de los cuerpos técnicos.

4. Sin equidad, ni juego limpio
El hecho de cambiar las reglas establecidas sobre la marcha denota falta de juego limpio y confirma una falta de seriedad absoluta de parte de los dirigentes del balompié nacional. No queda bien que sin hacer meritos deportivos, ni mostrar superioridad en los terrenos de juego; equipos como  América, Cúcuta, Pereira, Cortuluá, Bucaramanga, Unión Magdalena, Quindío y Real Cartagena tengan así como así la posibilidad de regresar a la gran carpa de nuestro balompié.

Óscar Ostos
Editor Futbolred.com
oscost@eltiempo.com
En Twitter: @oscarostos

 

 

 

 

COMENTAR
GUARDAR