Tensión en Junior: Luis Quiñones se peleó con Víctor Pacheco
Archivo

Tensión en Junior: Luis Quiñones se peleó con Víctor Pacheco

Además, el delantero se peleó con su compañero Luis Narváez. Todo pasó en el juego contra Llaneros.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
19 de septiembre 2014 , 01:29 a.m.

Tremendo lío se armó en el camerino del Atlético Junior, después de la victoria ante Llaneros FC, en definición por cobros desde el punto penal (4-2), el miércoles en la noche en el estadio Roberto Meléndez.

El vestidor quedó convertido en un ring de boxeo. Luis Quiñones, quien se encontraba en la tribuna y no participó en este partido correspondiente a los octavos de final de la Copa Postobón, se dio trompadas con el asistente técnico Víctor Danilo Pacheco y con su compañero Luis Narváez, que sí alcanzó a jugar once minutos.

Lea acá: (Respira Julio Comesaña gracias al triunfo 3-1 de Junior sobre la 'U')

Fuentes de entero crédito contaron al diario ADN paso a paso y detalle a detalle los motivos de la trifulca. Todo comenzó durante el partido, en la gradería occidental baja, más exactamente en las sillas que están pegadas al palco de personalidades. Ahí se ubicaban Quiñones, en compañía de otros jugadores que no fueron tenidos en cuenta para el juego, y Pacheco con otros integrantes del cuerpo técnico.

Muy cerca de ellos se acomodó Alejandro Char, exalcalde de Barranquilla y miembro de la familia propietaria del equipo.

Lea acá: (De los cinco clasificados en Copa, dos pasaron por penaltis)

Cuentan las fuentes que Quiñones, en estado de embriaguez, despotricaba del desempeño de sus compañeros y se quejaba por hacer parte del club. “Yo no quiero estar en este pinche equipo”. “A mí no me gusta estar aquí”. “Mira ese Jarlan (Barrera), está alzado, ¿qué se cree? ¿Por qué no hace algo ahora?”.

Pacheco se molestó con la actitud del jugador y le exigió respeto para sus camaradas y la institución. Quiñones hizo caso omiso, mandó al ídolo rojiblanco a comer estiércol (con otras palabras) y le dijo: “¡Qué nada! ¡Tú le cobras plata a los jugadores para ponerlos a jugar!”.

La acusación de Luis Quiñones irritó de inmediato a ‘Pachequito’, pero el exjugador y ahora ayudante del entrenador, Julio Comesaña, reprimió momentáneamente su enfado, no quiso armar barullo en medio del público y le anunció que lo esperaba en el camerino al final del juego. Una especie de ‘nos vemos a la salida’.

Cuando el juego se acabó y Junior se impuso en tiros desde el punto blanco tras empatar 1-1 en los 90 minutos, Pacheco entró raudo al camerino y más atrás Quiñones. Dicen que el crack del Suan al ingresar se encontró con Comesaña y le advirtió: “Hoy me van a botar”.

Comesaña no alcanzó a preguntar “¿por qué?”. Su asistente y su dirigido comenzaron combatir a puño limpio. Los jugadores que acababan de jugar apenas estaban regresando al vestidor cuando se encontraron con la escena boxística.
Hubo varios ‘rounds’ porque Comesaña y Carlos Mario Hoyos intentaron apartar en varias ocasiones. En una de esas separaciones, Quiñones alcanzó a conectar a Pacheco en los labios y lo rompió.

El combate se paró por un momento, pero Quiñones quiso reanudarlo y en ese intento le salió nuevo contrincante: Luis Narváez. El volante de marca entró en acción y le propinó “una tremenda muñequera (paliza)”, según palabras de los testigos.

Juan Guillermo Domínguez, que también se había tomado unos tragos y lanzó un insulto contra Comesaña cuando sustituyeron a su hermano Álvaro Domínguez, sacó a Quiñones del camerino. Quedó una tensa calma en el ambiente juniorista.

Comesaña retiró a tres jugadores de la práctica

En medio de la lluvia, el técnico Julio Avelino Comesaña habló en la tarde de este jueves con todos sus dirigidos y retiró de la práctica a Luis Quiñones, Juan Guillermo Domínguez y Michael Ortega.

Hubo cruce de palabras entre los jugadores y el entrenador. El orientador uruguayo les explicó a Quiñones y a Domínguez que los excluía del entrenamiento por irrespeto contra el cuerpo técnico y los compañeros.

Ortega aseguró que no entiende por qué Comesaña lo apartó del grupo. “No me dio explicaciones, estoy sorprendido. Creo que el error más grande mío es haber estado sentado al lado de los compañeros (Quiñones y Domínguez). Yo no tengo nada que ver en ese cuento. Yo estaba con mi esposa en mis cinco sentidos. Yo no he gritado nada. No he hecho nada. Pacheco sabe que no tengo velas en ese entierro”, afirmó Ortega.

Este es un nuevo acto de indisciplina de Quiñones que ha dejado de asistir a varios entrenamientos sin explicación convincente (el lunes pasado fue su última ausencia). También protagonizó una polémica por insultar a la afición juniorista a través de la red social Instagram, lo cual generó la molestia de Julio Comesaña.

El técnico pidió que lo apartaran del equipo, pero la directiva prácticamente lo desautorizó. Comesaña nuevamente lo incluyó en la nómina y lo tuvo en cuenta en los últimos partidos. Quiñones venía jugando bien y hasta se dio un abrazo de reconciliación con el DT al marcar el gol del triunfo 4-3 ante Huila, pero volverá a salir de la formación a raíz de este nuevo episodio de falta de profesionalismo.

Rafael Castillo Vizcaíno
Periodista ADN
Barranquilla

COMENTAR
GUARDAR