Sin un brazo, joven jugador uruguayo debutó en el profesionalismo
Archivo

Sin un brazo, joven jugador uruguayo debutó en el profesionalismo

Matías Dutuor, de 19 años, milita en la plantilla del Nacional de su país.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
12 de septiembre 2014 , 01:46 p.m.

La vida siempre es un sinfín de oportunidades, de lecciones y, además, te brinda motivos para inspirarte.
Así le sucedió a Matías Dutuor, un joven futbolista uruguayo de 19 años, que tiene una deformación en el brazo y a pesar de su discapacidad, siempre se aferró a su sueño, el de convertirse en un futbolista profesional. Ahora, ese sueño se volvió realidad.

Dutuor nació con la discapacidad en su brazo izquierdo. Cuando era un bebé no pudo gatear e inclusive los médicos en Uruguay afirmaron que él no iba a poder hacer muchas cosas. Sus padres no se rindieron y buscaron ayuda en los Estados Unidos, ya que en su país aún no existía el Teletón.

En Tampa, le dieron su primera prótesis, la cual tenía forma de puño cerrado, Matías la utilizaba todo el día porque “era una mano para mí”.

El joven Matías, quien además, dio su testimonio de vida en el Teletón de Uruguay, juega en las filas del Nacional de su país.

“Yo llegué a Nacional por esfuerzo propio, por tratar de superar los obstáculos que se me pusieron en la vida. "Donde estoy ahora, es un sueño. Es algo increíble. Esto demuestra que todos podemos salir adelante"

El lateral debutó en la primera plantilla del ‘bolso’, como es conocido el club ‘charrúa’, contra Liverpool, jugó los últimos 20 minutos, en el estadio Belvedere  y le ayudó a su equipo a remontar el cotejo. El partido terminó 2-1, donde él puso el pase del primer tanto.

Dutuor, quien llegó a Nacional como reemplazo del experimentado jugador Jorge Fucile, afirmó que en varios momentos de su vida “intentó ocultarla (prótesis)” porque le deba vergüenza y se trataba de esconder para que no lo vieran

Una anécdota

"No quería que se me salga la prótesis porque mis compañeros lo iban a ver raro. Pero un día, jugando, se me cayó dos veces. Y de pura calentura no me puse de nuevo la prótesis, me la quité y seguí jugando".

 Redacción Futbolred

COMENTAR
GUARDAR