"Mi intención no era ofenderlo": hincha de Gremio, sobre grito racista
Archivo

"Mi intención no era ofenderlo": hincha de Gremio, sobre grito racista

"Fue parte del embalo de la hinchada", dijo Patricia Moreira al comisario Cléber Ferreira.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
04 de septiembre 2014 , 09:56 a.m.

La joven brasileña hincha del Gremio acusada de racismo contra el futbolista Aranha, arquero del Santos, admitió este jueves haberle gritado "mono" al deportista durante un partido por la Copa de Brasil, pero argumentó que su agresión no tenía intenciones de ofender.

Lea aquí: Expulsan un equipo grande de Brasil por racismo de su hinchada

La hincha Patricia Moreira, de 23 años, declaró en Porto Alegre ante la Policía Civil de Río Grande do Sul -estado fronterizo con Argentina y Uruguay- por formar parte de un grupo de sospechoso de lanzar agresiones racistas durante el partido en el que Santos le ganó de visitante al Gremio 0-2, el último 28 de agosto.

"Ella no niega haber llamado de 'mono' al arquero de Santos. Dijo que la intención no era ofenderlo, que todo fue parte del embalo de la hinchada", contó a periodistas el comisario Cléber Ferreira, director de las comisarías de la Policía regional en Porto Alegre.

La joven dejó, luego de una hora de declaración, la sede policial bajo los gritos de "racista, racista" proferidos por una decena de activistas del movimiento Unegro (Unión de Negros por la Igualdad), que lucha contra los cánticos racistas presentes en las hinchadas de fútbol de Brasil.

Moreira está en el centro de la investigación sobre racismo luego de que el canal ESPN la filmara gritándole "mono" al meta Aranha, un episodio que le costó su trabajo de auxiliar de odontología en la Policía Militar y por el que denunció haber recibido amenazas.

"Se rompieron barreras sociales y raciales"

"Lo que ocurrió es totalmente repudiable. El racismo está presente en el fútbol mundial y en Brasil. El
fútbol era aristocrático y se rompieron barreras sociales y raciales", dijo a EFE el presidente del FNT, Renán Mateus de Oliveira.

El dirigente explicó que el fútbol brasileño tiene incorporados prejuicios raciales como, por ejemplo, la falta de arqueros de raza negra. "La mayoría de los guardametas son blancos y es un prejuicio instalado en Brasil, de que los negros no sirven para ser porteros", dijo.

Al igual que Aranha, era negro Moacir Barbosa, el guardameta de la selección de Brasil en 1950, quien hasta su muerte fue el acusado por el 'Maracanazo', la famosa derrota en la final 1-2 ante Uruguay en el Mundial organizado por los 'verdeamarelos'.

De Oliveira opinó que la sanción contra Gremio fue "demasiado severa" porque "paga por errores individuales" de hinchas y apunta a "criminalizar" a las hinchadas organizadas.

De acuerdo con medios locales, la vivienda de Patricia Moreira en Porto Alegre fue agredida con pedradas luego de que ella fuera identificada y filmada. La joven tuvo que refugiarse en casas de parientes y amigos.

EFE

COMENTAR
GUARDAR