La Selección de Pékerman ya despierta pasiones en Estados Unidos
Archivo

La Selección de Pékerman ya despierta pasiones en Estados Unidos

Muchos aficionados esperan en las afueras del hotel para tener cerca a los ídolos colombianos.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
04 de septiembre 2014 , 01:07 a.m.

Tan pronto el avión aterrizó desde Bogotá en el aeropuerto de Fort Lauderdale, en Florida (Estados Unidos), el piloto les dio la bienvenida a los pasajeros y paso seguido se escuchó: “Y mucha suerte en el partido del viernes entre Colombia y Brasil”… La respuesta inmediata no se hizo esperar: algarabía total al interior de la aeronave y aplausos.

Muchos de los viajeros colombianos solamente tienen como objetivo asistir, ataviados con la camiseta amarilla de la Selección, al Sun Life Stadium, de Miami, para ver el duelo contra Brasil.

Y el fútbol fue el tema principal de las conversaciones. Algunos hablaron del juego de la revancha que se avecina –por la polémica que despertó la eliminación de la Copa del Mundo a manos de la auriverdes–, otros de la rencilla entre Camilo Zúñiga y Neymar y las damas prefirieron centrarse en la pinta de James Rodríguez o en los atributos del ‘Tigre’ Falcao García.

Esa situación retrata la pasión que despierta el seleccionado colombiano, mucho más tras la excelente campaña en el Mundial 2014 y el ‘boom’ de las contrataciones de nuestras figuras por parte de clubes del prestigio de Real Madrid, Manchester United o Arsenal, solo por mencionar algunos casos.

Pero hubo más. Lo sucedido en el avión solamente significó una pequeña muestra de la fiebre y admiración que despierta el equipo de José Pékerman. Ya en la noche de este miércoles, en las afueras del Hotel Holiday Inn, en el sector de Sunrise, la romería de compatriotas fue impresionante, tanto que un policía de contextura gruesa y con cara de pocos amigos se alcanzó a enojar ante la insistencia de los aficionados en la puerta principal.

“Los que no están hospedados en el hotel se marchan de acá ya. Vamos, vamos”, repitió una y otra vez con tono fuerte el efectivo policial.

Entre los hinchas, algunos mostraron con orgullo los autógrafos y las fotos, y otros se lamentaron por no haber logrado su cometido. “Por la mañana todos estaban relajados. Tengo una foto con James que vale un millón de dólares y la firma de la camiseta del Real Madrid que es lo máximo”, le contó a Futbolred.com Giovanni Lopera, quien nació en Jamundí (Valle del Cauca) y lleva 10 años en suelo norteamericano.

Pero la suerte de Giovanni no la tuvieron otros. El bogotano Sebastián Dorado solamente tuvo como consuelo “haberle visto a lo lejos las canas a Pékerman. Eso me dio emoción, pero hubiera sido mejor tenerlo más cerca”.

Mientras tanto, Lizeth Manrique y su hija adolescente estaban sin afán y dispuestas a todo. “La casa nos queda a la vuelta del hotel. Estamos a cinco minuticos y podemos esperar. Por ahí dicen que bajan a las 10 o 10:30 de la noche”, explicó Lizeth.

La fiebre por la Selección se siente en Miami. Y con el paso de las horas y cuando se acerque el compromiso frente a los brasileños seguramente que aumentará la euforia. Colombia ya es local y de seguro que así se hará evidente este viernes en el Sun Life Stadium.

Óscar Ostos
Editor Futbored.com
Enviado Especial
oscost@eltiempo.com
En Twitter:@oscarostos

COMENTAR
GUARDAR