Sin Simeone en el banquillo, Atlético arrancó la Liga con un empate
Archivo

Sin Simeone en el banquillo, Atlético arrancó la Liga con un empate

Igualó 0-0 en su visita al Rayo Vallecano.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
25 de agosto 2014 , 01:05 p.m.

Atlético de Madrid no tuvo un buen inicio de campeonato en su defensa del título liguero y empató en Vallecas (0-0) frente al Rayo, en un partido que dominó en la primera parte con tres ocasiones muy claras del croata Mario Mandzukic, pero que en la segunda se vio superado por el cuadro local.

El conjunto rojiblanco, con el delantero mexicano Raúl Jiménez como novedad en el once, empezó a defender su título liguero en Vallecas, que hoy lució una de las mejores entradas de los últimos tiempos pese al horario y el día, un lunes de agosto. El técnico argentino del Atlético, Diego Simeone, vio el partido desde la cabina de prensa número dos al estar sancionado y pudo presenciar cómo su equipo, pese a gozar de las mejores ocasiones para adelantarse en la primera parte, fue incapaz de abrir el marcador.

Rayo Vallecano, por su parte, sufrió mucho en defensa para frenar las arremetidas de los atléticos, que entre el minuto 25 y 27 encadenaron tres ocasiones muy claras de gol, todas ellas en las botas del croata Mario Mandzukic. La más clara de las tres fue la tercera, cuando Raúl Jiménez recuperó un balón perdido por el senegalés Abdoulaye Ba en la frontal, miró a su derecha, puso el balón para la entrada de Mandzukic y éste, al filo del área pequeña, remató a los pies del portero argentino Cristian Álvarez. Esa acción supuso un toque de atención para el conjunto local, que, aunque daba muestras de estar cómodo sobre el césped, apenas inquietó la meta defendida por Miguel Ángel Moyá.

Tras el descanso, el cuadro visitante siguió buscando abrir el marcador y lo intentó incluso a balón parado, como en una jugada de estrategia que Gabi puso a su izquierda rasa y Koke lanzó por encima de la meta local. El Rayo, viendo que al Atlético parecían faltarle las ideas mediada la segunda mitad, demostró valentía, adelantó unos metros sus líneas y ofreció otro tipo de variante en ataque con la entrada de Manucho. De hecho, el angoleño pudo adelantar a su equipo con un remate cruzado de cabeza, a los 71 minutos, que despejó con muchos apuros Moyá.

Para entonces, a Simeone no le debía gustar mucho lo que veía sobre el césped, puesto que a falta de quince minutos retiró a Mandzukic y puso como máxima referencia en ataque al canterano Héctor. El cambio no mejoró la imagen del Atlético en ataque porque el Rayo, guiado por el mexicano Javier Aquino, que ofreció un recital de filigranas por la banda derecha, sometió a un asedio al conjunto visitante, aunque se mostró incapaz de culminar sus jugadas con acierto. El Atlético, lejos de rendirse, pudo terminar ganando si Mario Suárez, tras un saque de esquina, hubiera acertado con un remate que sacó en el área pequeña un jugador franjirrojo.

 

EFE

COMENTAR
GUARDAR