Paul Gascoigne: un astro al que el alcohol derrotó y demacró
Archivo

Paul Gascoigne: un astro al que el alcohol derrotó y demacró

La figura de Inglaterra en Italia-90 vive sus peores días debido a su reconocida adicción.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
22 de agosto 2014 , 05:45 a.m.

Paul Gascoigne, de 47 años, volvió a protagonizar un incidente por culpa de su adicción alcohol. El ex futbolista fue desalojado de su domicilio y conducido hasta el hospital, tras desplomarse en la puerta de su casa con una botella de vodka en la mano, según informó el diario británico Daily Mirror.

Gascoigne, quien es la imagen principal de las diferentes portadas de los periódicos ingleses, en donde lamentan la nueva recaída en su adicción, fue un exfutbolista que enamoró a Inglaterra luego de la muy buena participación en el Mundial de Italia-90, donde su país estuvo cerca de llegar a la final y en donde terminó en el cuarto lugar.

Y es que el exfutbolista del NewCastle, Tottenham y Lazio ya ha sido detenido en varias ocasiones después de su retiro profesional a causa de su adicción al alcohol o las drogas.

Tras su última detención, el jueves, tal y como informa el Daily Mirror, Gascoigne llamó a un amigo para comunicarle: "Estoy en un lio, porfavor ven a ayudarme".

De igual forma, una de las cosas que más llama la atención es su demacrado aspecto hasta el punto de que parece un hombre, por lo menos, diez o quince años mayor.

"Es muy triste, pero la realidad es que Paul lleva varias semanas bebiendo y, una vez que esto ocurre, solo puede terminar de una manera", apuntó un amigo del exjugador.

Por su parte, el entrenador Harry Redknapp ofreció hoy abiertamente ayuda a "Gazza" al proponerle que entrene a los jugadores jóvenes en el club londinense QPR, además de manifestar su preocupación por la salud del excentrocampista de Inglaterra.

Redknapp aseguró que haría lo posible por tratar de ayudar a Gascoigne a regresar al mundo del fútbol: "Es un gran tipo y es triste ver cómo está ahora mismo", dijo el técnico del QPR. "Le vi hace un mes y le dije que le recogería por las mañanas para que viniera a los entrenamientos conmigo e hiciera un poco de trabajo con los chicos", recordó Redknapp, que insistió en esa "invitación abierta" a Gascoigne.

Al exfutbolista, que formó parte de las plantillas de clubes de la Premier como Tottenham Hotspur, Rangers, Middlesbrough o Everton y vistió la camiseta de Inglaterra en 57 ocasiones, se le recuerda como al futbolista inglés de más talento de su generación.

A los problemas que acarrea su detención, hay que añadir que el propietario del piso de lujo en el que vive Gascoigne, en una zona exclusiva de Sandbanks, le ha dado un plazo de 10 días para abandonar su vivienda y buscar otra casa. Aunque no lo echa por este último incidente, sino por la reiteración de denuncias de los vecinos por los excesivos ruídos que generaba el exinternaiconal inglés en su casa, y que molestaban a todo el barrio.

En enero, el exfutbolista trató por séptima vez de desengancharse del alcohol y las drogas, ingresando durante un mes en un programa de 6.000 libras (unos 7.500 euros) en una clínica de Southampton,

Gascoigne, tenía pensado además volver a los terrenos de juego para jugar en una liga local de Inglaterra, la Bournemouth Sunday League, en las filas del Abbey FC.

Gazza intentó salir reiteradas veces de su problema con la bebida, pero también se repiten las ocasiones en las que tiene una recaída.

Con información de EFE y la Voz de galicia.es

COMENTAR
GUARDAR