Lionel Messi y Tata Martino, otra vez juntos: ¿cómo es su relación?
Archivo

Lionel Messi y Tata Martino, otra vez juntos: ¿cómo es su relación?

Después de la experiencia compartida en Barcolona, coinciden en la selección argentina.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
13 de agosto 2014 , 06:01 a.m.

Hace un año, a través de las redes sociales, Lionel Messi le daba la bienvenida a Gerardo Martino en Barcelona. Poco tenía de sorpresa el nombramiento de un DT tan rosarino como él en el conjunto catalán. Los caminos de la Pulga y el Tata muchas veces se cruzaron y volverán a encontrarse. En la selección, donde unos días antes al amistoso con Alemania del 3 de septiembre, en Dusseldorf, emprenderán y compartirán -una vez más - un sueño futbolístico.

Lea aquí: Ya es oficial: Gerardo 'Tata' Martino, DT de la selección argentina

Uno de los integrantes del cuerpo técnico del Tata, Adrián Coria, también tiene un pasado con puntos de contacto con el apellido Messi. Es que en sus comienzos como entrenador había dirigido a la categoría 1980 de Newell's en la que se destacaba un tal Rodrigo Messi (hermano mayor de la Pulga), delantero y compañero de Sebastián Domínguez en esa división.

Tiempo después también dirigiría a la Pulga en las categorías más chicas de la cantera leprosa, incluso acompañándolo como entrenador en varios viajes para disputar algunos torneos juveniles, como por ejemplo un mundialito que se disputó en Lima, Perú.

En esos tiempos de 1993, la Pulga tuvo su primer contacto con el ídolo de su padre Jorge Messi. ¿De quién se trataba? Del emblema de la Lepra: el Tata Martino. Aunque su mente de niño no era capaz de calibrar las figuras de ese plantel, entre los que también tuvo una presencia recordada e inolvidable Diego Maradona, los entretiempos de esos partidos se transformaron en recuerdos imborrables.

Es que uno de los niños que hacía malabares en el descanso de los partidos era nada menos que Lionel. Ese chico se colaba en la historia sin imaginarse lo que vendría después. En la selección sería parte de un mismo sueño con Maradona como entrenador en Sudáfrica 2010. Y, ahora, con el Tata, también con la camiseta albiceleste, compartirá el mismo objetivo rumbo a Rusia 2108.

El pasado reciente en el Barça

Tras la salida obligada de Tito Vilanova por su enfermedad, Martino fue elegido para conducir a Barcelona. "Seguramente Messi influyó en mi llegada", llegó a decir el Tata cuando arribó a España. El fútbol siempre sorprende con paradojas: al fin, los resultados no acompañaron las ilusiones compartidas. Juntos consiguieron un título, la Supercopa de España, pero luego el club azulgrana perdió la Copa del Rey, la Liga de Campeones y la liga española. En total, con la conducción de Martino, Messi jugó 51 partidos y marcó 41 goles en una campaña personal destacada, pero lejos de la vara de exigencia que le imponían las temporadas anteriores.

La temporada que pasó no fue sencilla para ambos. Las críticas no dejaron tranquilo a Martino, que además soportó una fuerte crisis institucional que provocó la renuncia del presidente Sandro Rosell. Finalmente tuvo que alejarse del cargo cuando aún tenía un año más de contrato.

En los momentos más duros del Tata, Messi salió en su defensa y sin querer, en mayo pasado, esbozó un deseo latente: "No sé cuál es su idea, pero seguramente algún día lo veremos en la Selección Argentina, porque es un grandísimo técnico y yo creo que también querrá dirigir la Selección", dijo el crack argentino de Barcelona.

Y el Tata correspondió ese gesto con una frase muy recordada: "Es tan difícil ser en esta vida, y en este fútbol, Leo Messi. Se es tan injusto con él... Pero recibe tantos elogios que a veces recibe críticas desmesuradas cuando alguna vez no está bien. No sólo jugar, sino vivir siendo Messi debe ser difícil". "Y un día atajará y atajará bien", llegó a decir un entrenador que también tuvo en el equipo catalán a otro referente del seleccionado como Javier Mascherano.

Sus figuras casi siempre aparecieron juntas en las imágenes que retrataron los momentos de Barcelona durante la temporada 2013/2014. Compartieron entrenamientos, concentraciones, partidos y recuerdos. Esta claro que, más allá de las evaluaciones futbolísticas que rodearon el ciclo inconcluso del Tata en Cataluña, la cuestión de fondo es que ambos se estiman y comparten una idea de juego.

Canchallena

COMENTAR
GUARDAR