Así jugó Brasil: nueva debacle general
Archivo

Así jugó Brasil: nueva debacle general

La 'canarinha' perdió 0-3 con Holanda y quedó de cuarta en 'su' Copa del Mundo.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
12 de julio 2014 , 01:05 p.m.

Así jugó Brasil el partido por el tercer puesto del Mundial 2014 frente a la selección de Holanda, encuentro que finalizó con la derrota por 0-3 de la 'Canarinha', en el estadio Mané Garrincha de Brasilia.

Julio César (5): poco pudo hacer en los tres goles que le anotaron, pero desde luego tampoco transmitió a su equipo esa seguridad indispensable en un portero.

Maicon (5): después del segundo tanto de los holandeses, en el minuto 16, decidió centrarse en labores de ataque. Desde su banda derecha intentó ser el líder que tanto necesitaba la 'Canarinha'.

Thiago Silva (4): no lo tuvo fácil ya que le tocó lidiar con uno de los jugadores más en forma del Mundial, Arjen Robben y cometió un penalti a los dos minutos. En la segunda parte, según el cansancio del holandés se iba haciendo notar, sí mostró algunas chispas del gran central que es.

David Luiz (4): se le notó nervioso a lo largo del partido, el mayor pecado que un central puede cometer. Trató de sumarse al ataque, como siempre, pero estuvo más desacertado en el pase que nunca.

Maxwell (4): no estuvo a la altura de la gratitud de Scolari. Fue por su banda izquierda por donde más atacaron los holandeses, especialmente Dirk Kuyt que pareció encontrar allí más que un carril, una carretera.

Luiz Gustavo (4): tuvo un papel poco más que testimonial. Apenas participó en el juego de su equipo durante los 45 minutos que estuvo en el terreno de juego. Fue sustituido por Fernandinho al terminar el primer tiempo.

Paulinho (4): Se le vio perdido a lo largo del encuentro. Trató de sumarse al ataque ya que Brasil entregó el centro del campo a sus oponentes.

Ramires (5): más participativo que sus compañeros en el centro del campo brasileño, pero igual de intrascendente a la hora de controlar el tempo del partido. Sus ganas le llevaron a sumarse al ataque y realizar algún disparo a puerta. Pero precisamente buscando reforzar el ataque, Scolari le cambió por Hulk en el minuto 72.

Oscar (6): jugó más adelantado de lo que venía siendo habitual en el torneo, casi de segunda punta. Sin embargo, no estuvo acertado ni de cara al gol, ni en el último pase. Lo que no se le puede reprochar fueron sus ganas de agradar y protagonizó algunos de los detalles más destacados del partido.

Willian (5): saltó al campo con ganas de demostrar que su sitio está en el once inicial, pero su aportación se fue apagando según transcurrían los minutos.

Jô (4): irrelevante, como es lógico si ni te llegan balones, ni eres capaz de generar tus propias ocasiones. Su actuación hoy (sábado) fue un fiel reflejo de su aportación a lo largo del torneo.

Fernandinho (5): entró en lugar de Luiz Gustavo y lo hizo con muchas ganas. Se mostró participativo y contundente en el corte, pero fue incapaz de dirigir a sus compañeros desde su posición de medio centro defensivo.

Hernanes (6): saltó al campo en el minuto 56 por Paulinho. Aportó un mayor rigor táctico que posibilitó que Brasil comenzara a utilizar el centro del campo por primera vez en todo el encuentro.

Hulk (6): sustituyó a Ramires en el minuto 72. Por fin pudo dejar su inusual posición de extremo izquierdo para compartir el ataque con un inoperante Jô. Y en su posición natural fue capaz de crear más ocasiones en 20 minutos que el delantero del Atlético Mineiro en todo el partido. Pero, de nuevo, no estuvo acertado de cara al gol.

EFE

COMENTAR
GUARDAR