"Admiro el fútbol de Alemania": Alejandro Sabella
Archivo

"Admiro el fútbol de Alemania": Alejandro Sabella

El entrenador de Argentina expresó su alegría por el logro de clasificar a la final del Mundial.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
10 de julio 2014 , 05:31 a.m.

Alejandro Sabella no es un hombre de muchas palabras, pero cada que habla deja su mensaje. Superado por la alegría de que Argentina regrese a una final del mundo luego de 24 años, el estratega opinó lo que sentía tras la victoria:

“Estoy muy satisfecho, muy contento. Principalmente por los jugadores, por la gente, por mi familia y por todos los que me han ayudado en mi carrera. Nunca renunciamos a la estrategia de ganar y eso ha sido muy importante”, dijo el director técnico de la ‘albiceleste’.

Sabella, de igual forma, dijo que pese al triunfo en los penaltis el compromiso había quedado empatado: “Fue un partido muy duro, muy parejo. Creo que nosotros tuvimos las opciones más claras, pero el juego terminó empatado, ganamos en los penaltis, pero el partido terminó igualado”.

El entrenador argentino tuvo tiempo, además, para expresar su admiración por el fútbol de Alemania. “Tengo gran admiración por dos países futbolísticamente, Alemania y Brasil. Alemania tiene un gran poderío físico y mental. Ellos tienen muchas virtudes y eso es algo muy importante, será un partido muy difícil, pero ya habrá tiempo de analizarlo de manera más profunda”.

Además, Sabella tuvo palabras de elogio para Mascherano: “Es un baluarte en nuestro equipo, un símbolo de nosotros. Es el único jugador que tiene una doble medalla olímpica. Es clave y su capacidad es algo que supera cualquier análisis”.

Argentina festeja el paso a la final, pero desde ya expresa respeto hacia Alemania. Un país que admira Sabella por su fútbol y que será el siguiente gran obstáculo para el seleccionado suramericano.

El conjunto europeo será la última gran prueba para poder volver a llevar la copa a la argentina, la copa que no va a Buenos Aires desde 1986 y que ha vuelto a convertirse en una obsesión: el objetivo número uno para un plantel que quiere quedar en la historia y que no ve nada distinto a coronarse como campeones del mundo.

LEONARDO DUQUE
Especial de EL TIEMPO
Sao Paulo (Brasil)

COMENTAR
GUARDAR