¿Quién es la dueña del 'jogo bonito'?
Archivo

¿Quién es la dueña del 'jogo bonito'?

Colombia, el equipo de moda, retará la historia de Brasil, pentacampeón del mundo.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
03 de julio 2014 , 12:44 p.m.

Equilibrio, control del balón, creatividad: Colombia está mostrando con resultados el ‘jogo bonito’ que Brasil no tiene y en cuartos de final amenaza seriamente al anfitrión, que, por su parte, hace ajustes obligados a su mediocampo para tratar de explotar su única arma: Neymar.

Lea aquí: Brasileños creen que a Colombia le pesa la camiseta del pentacampeón

Pero Colombia tiene a James Rodríguez, el ‘Principito’, también de 22 años y dueño de la ‘10’ cafetera. Hoy es la bujía de este equipo, que no se amilanó ante la ausencia de su principal referente, Falcao. Frente a Uruguay, herida de muerte por la ausencia de Luis Suárez, el combinado de José Pékerman fue un espectáculo de ‘jogo bonito’, de toques cortos y seguridad defensiva, y con un inspirado James, que terminó con dos goles.

En el otro lado estaba Brasil en agonía, corriendo desesperado por no quedarse fuera de ‘su’ Mundial. Fue en los penales en los que respiró después de tanto sofoco, gracias a la experiencia del cuestionado Julio César.

Luis Gustavo no estará ante Colombia

Luiz Gustavo cumplirá el viernes un partido de suspensión por acumulación de tarjetas. El volante del Wolfsburgo es la pieza principal del vulnerable mediocampo brasileño: fue el que desarmó a más adversarios en la primera fase con nada más y nada menos que 24 balones robados. Pero no estará y Luiz Felipe Scolari estudia las opciones para parar los ataques colombianos.

“En el juego, el mínimo espacio que tenga, mejor para Brasil”, estimó Fernandinho, que actuaría como volante de contención.
No es un secreto que el mediocampo brasileño no está siendo efectivo y su participación en la creación deja mucho que desear.

Oscar por ejemplo, el cerebro del equipo, ha estado apagado después del brillante debut. Para tratar de contrarrestar las faltas, los zagueros han apostado a pases largos para llegar a los atacantes. Paulinho, apagado en la primera fase, suena para volver a la titular como segundo volante. Hernanes y Ramires (que ya entró como suplente sin mucho brillo) también podrían ser alineados en la posición de segundo volante, y existe la posibilidad de que Henrique juegue atrás.

Pero Felipao no es amante de cambios bruscos y por ahora haría ese único cambio. El ataque se mantendría igual con Neymar, más atrás, apoyando a la creación; Hulk, más despierto en el último partido, y el apagado Fred... con todo y bigote.

Lea también: ¿Cuánto vale hoy James Rodríguez?

Da gusto ver a Colombia con su “juego berraco”, manejando el balón con precisión para generación de juego y recuperándolo rápido para reordenar las líneas. Es el 'jogo bonito' que el argentino Pékerman les ha inyectado a los cafeteros.

El ‘Principito’ se mueve a sus anchas, principalmente por el medio y la derecha, una banda en la que Marcelo ha dejado grandes bulevares. Junto con el habilidoso mediocampista Juan Guillermo Cuadrado, el delantero Teófilo Gutiérrez y los dos volantes centrales, Carlos Sánchez y Abel Aguilar, el ataque colombiano es de temer.

'Jogo bonito' no ha mostrado Brasil. No sorprende si Scolari lo mató en el 2002 para imponer su estilo agresivo y obediente tácticamente, dando libertad a Neymar, único crack del equipo. Ganar primero, si es dando un espectáculo, pues mejor, pero no es prioridad.

Fue con ese nuevo modo con que consiguió ganar la Copa del Mundo de Corea del Sur-Japón. Recuperándose de los golpes que recibió en el Mundial, Neymar estará listo para echarse el equipo encima y evitar la maldición de los cuartos de final, estancia en la que fueron eliminados en las últimas dos ediciones. Colombia no tiene miedo. ¿Cachaza o aguardiente para celebrar?

Con información de AFP

COMENTAR
GUARDAR