Pékerman y James, un abrazo que fue la postal del triunfo de Colombia
Archivo

Pékerman y James, un abrazo que fue la postal del triunfo de Colombia

El DT y el mediocampista se unieron en un instante emotivo, el mismo de todos los hinchas.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
30 de junio 2014 , 05:10 a. m.

El pitazo final del árbitro holandés Bjorn Kuiper selló el histórico paso de Colombia a los cuartos de final de la copa del mundo. Después de ese sonido tan esperado por todos, fue el momento para el festejo. De levantar los brazos en pleno Maracaná, un escenario que se rindió ante el talento de esta mágica Selección.

Lea aquí: La Selección Colombia, portada de los principales diarios del mundo

Tras eso y ver a varios hinchas llorar, se presentó un momento que valió casi un gol. José Néstor Pékerman y James Rodríguez, padre e hijo de esta criatura llamada Colombia, que ya tiene 28 meses (tiempo en el que ha estado al frente Pékerman del combinado ‘tricolor’) se abrazaron y dejaron ver toda su emoción por lo obtenido. Por lo que ya era un hecho, por lo que ya era una realidad y no un sueño.

Pékerman, como siempre muy bien vestido y con la palabra justa al momento de hablar, de enviar ese mensaje que tan bien ha captado el plantel, expresó minutos después lo que tuvo en su cabeza durante este último tiempo:

“En mi experiencia, ya larga dentro del fútbol, he tenido extraordinarios futbolistas. Realmente aposté muchísimo por James porque veía condiciones en él superlativas. Lo más importante es que a su edad no tenía inconvenientes en aprender cosas que varios futbolistas se toman muchos años. Estamos en presencia de un jugador técnico, que tiene todas las cosas de un jugador de primer nivel mundial para interpretar lo que yo necesito que se haga en conjunto. Valoro mucho lo que hace, jamás tuve dudas que este iba a ser el mundial de James Rodríguez”.

James, por su parte, un tiempo antes de que su entrenador hablara y con el tercer trofeo en cuatro partidos disputados por ser el mejor jugador del campo, fue, una vez más, sencillo y directo al hablar. Sin vueltas:

“Estoy feliz porque estamos haciendo historia. Como joven que soy siempre soñé con estar acá, este equipo quiere seguir haciendo historia, lo único que quiero es que Colombia llegue lejos en Brasil”.

Pékerman y James han sido, en gran medida, el motor de un equipo que funciona a la perfección en Brasil. Los elementos vitales para hacer realidad un sueño que duró más de 20 años. Los dos en un abrazo que fue la postal del triunfo. De la victoria más importante del fútbol colombiano…y en el Maracaná!.

LEONARDO DUQUE SOTO
Enviado especial de Futbolred
Río de Janeiro
Leoduq@eltiempo.com​​

COMENTAR
GUARDAR