Luis Suárez: "Físicamente no estoy al 100 por 100, pero moralmente sí"
Archivo

Luis Suárez: "Físicamente no estoy al 100 por 100, pero moralmente sí"

El uruguayo opinó del juego ante Italia y reveló que el argentino Batistuta es uno de sus espejos.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
23 de junio 2014 , 11:26 a.m.

Parece un muchacho de barrio, de esos que uno se encuentra en la panadería, en la cigarrería o en el bar, en un sábado de resaca. Apareció con camiseta tipo polo como puesta de afán, la cara con dos o tres días sin afeitar y la jerga futbolera inconfundible del uruguayo que habla fácil y animadamente.

Lea aquí: De barrendero a futbolista, ese es Luis Suárez, la estrella de Uruguay

Este muchacho de 27 años es nada menos que Luis Suárez, convertido en el jugador top de la selección de Uruguay, del Liverpool de Inglaterra y dicen algunos periodistas españoles que en el más preciado anhelo del Barcelona.
Y acá lo tenemos, con una sonrisa espontánea que deja ver sus dientes de conejo, antes de que Uruguay se enfrente con Italia este martes en Natal, en un partido del Grupo D o 'de la muerte' en el que precisamente una de las dos selecciones –campeonas del mundo, por si acaso- morirá en el Mundial de Brasil-2014.

"Será un partido lindo porque ambos equipos querrán ganar y dar lo mejor; los dos buscarán el triunfo", dice. Hasta ahí, Suárez pronuncia solo una frase de cajón que no parece digna de sus cualidades de artillero y menos de su fama de tener un carácter tan particular.

Lea también: Colombia vs. Uruguay e Italia: de batallas memorables a duelo inédito

En cambio, su segunda respuesta ya lo retrata de cuerpo entero. "Está claro que yo no me encuentro al 100 por 100 físicamente, pero sí moralmente. El ritmo del partido contra Inglaterra fue tan intenso que terminé acalambrado, aparte porque venía de jugar mi último partido con Liverpool a mediados de mayo".

Batistuta fue su modelo

En referencia a los italianos, Suárez reconoció que no ha jugado casi partidos contra selecciones ni clubes de ese país, pero que los conoce mejor de lo que la gente cree. "Los enfrenté cuando jugué con el Ajax de Holanda. Técnicamente son muy buenos jugadores y tácticamente, muy ordenados", añade.

Al ser preguntado sobre qué jugadores marcaron su carrera deportiva y lo motivaron a ser delantero hasta convertirse en uno de los mejores goleadores del mundo, Suárez reconoce que uno de sus principales referentes fue el argentino Gabriel Batistuta, máximo goleador de la selección 'albiceleste' y anotador de diez tantos en la historia de los mundiales.

"Batistuta es uno de mis espejos grandes, él hacía goles de todos los sabores y colores, de todos lados, con la izquierda, con la derecha, de cabeza… Yo, de niño, lo veía y quería ser como él", reconoce Suárez, de 1,81 metros de estatura y 76 kilos de peso.

Finalmente, Suárez manifiesta que no se cree el mejor jugador del Mundial hasta el momento y lo hace con una frase muy suya, muy de barrio. "Por un partido bueno, en el que hice los dos goles del triunfo ante Inglaterra, no me pueden calificar así ni me pueden decir eso, no me lo merezco. Creo que después de cuartos de final se puede hablar algo, por ahora, no", puntualizó.

GABRIEL BRICEÑO FERNÁNDEZ
Enviado Especial de EL TIEMPO
Natal (Brasil)
gabbri@eltiempo.com
En Twitter: @gabbritter

COMENTAR
GUARDAR