Andrew, un inglés que recorre Brasil con el lema: 'un balón, un mundo'
Archivo

Andrew, un inglés que recorre Brasil con el lema: 'un balón, un mundo'

Con su pelota, con la que ha estado en más de 25 países, envía un mensaje de paz.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
18 de junio 2014 , 05:15 a. m.

Las calles de Copacabana en Río viven repletas de gente. Están los que habitualmente transitan por dichos lugares y están los aficionados de todas las selecciones que participan en el mundial y que se hacen sentir de todas las formas. Esos hinchas que van con la camiseta de su selección y la bandera de su país amarrada al cuello.

Entre esa infinidad de gente hay un inglés que llama la atención. Un hombre de 38 años que vive y respira fútbol, pero que por encima de eso busca entregar un mensaje de paz cada vez que está en un mundial. En Brasil, lugar del que dice admira por “su amor al fútbol y su gente” completa su cuarto evento orbital con una historia que llama la atención:

Vea aquí el vídeo de Andrew en las calles de Rio

“Yo recorro diversos lugares del mundo con un balón nuevo cada vez que está por arrancar un mundial, voy al país que organiza el evento y que paso de ciudad en ciudad para que me firmen un balón. Pero no me lo firman solamente los futbolistas, también busco que me lo firme la gente”, cuenta Andrew, quien hace jueguito con el balón y que llama la atención en Copacabana, en la esquina de la calle Bolivar, donde no lo encontramos y nos contó lo que busca.

“Me gusta el buen fútbol y lo que hago cada vez que visito las sedes es la alegría de la gente. Mi balón es normal y los aficionados disfrutan con lo que hago. Veo que en Brasil la gente vive de una forma especial el campeonato del mundo y eso es fascinante”, cuenta Andrew, quien tiene una lista de grandes personalidades que le han firmado la pelota:

“Me firmó Ghiggia, Romario, Óscar Córdoba, Amaranto Perea y más futbolistas, pero no solo ellos, me gusta involucrar a los hinchas que hacen un gran esfuerzo en venir a un evento de estos. Un mundial es algo único y mi mensaje es un mundo, un balón. En eso debe radicar la alegría de los aficionados, en disfrutar esto”.

Andrew agarra el balón, se lo pasa a los hinchas en Copacabana y allí aparecimos también para jugar con él, hacer ‘cabecitas’ y dejar estampada nuestra firma. Porque así como él lo piensa, no cabe duda que en estos días de mundial el mundo es un balón. ​

LEONARDO DUQUE
Enviado especial a Brasil
leoduq@eltiempo.com

COMENTAR
GUARDAR