La Selección de Brasil dejó Río de Janeiro en medio de protestas
Archivo

La Selección de Brasil dejó Río de Janeiro en medio de protestas

Las protestas continúan, esta vez le tocó vivirlas a la selección sede del evento.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
26 de mayo 2014 , 07:44 p. m.

El autobús de la selección brasileña de fútbol dejó el lunes un hotel en Río de Janeiro en dirección a su campo de entrenamiento en Teresópolis en medio de protestas de profesores en huelga.

Pese al cordón implementado por la policía, los manifestantes obstaculizaron la salida del autobús y dieron algunos puñetazos y puntapiés al vehículo. Los profesores hasta consiguieron colocar algunos adhesivos sobre la huelga en el bus, que dejó el lugar con lentitud y una fuerte protección.

Miembros del Ejército y de la policía federal que escoltaban a la delegación fueron abucheados y empujados por los manifestantes.

"La educación vale más que un Neymar", gritaban los profesores, en huelga desde hace tres semanas. Pese a los vidrios oscuros del autobús se podía ver a jugadores como Neymar y Daniel Alves de pie acompañando la protesta.

"Nadie aquí está contra la selección. Fue un acto simbólico contra un país que no tiene dinero para la salud y la educación", dijo el coordinador del sindicato Alex Trintino.

En la llegada a Granja Comary, donde la selección quedará concentrada para la disputa del Mundial que comienza el 12 de junio, manifestantes extendieron un enorme cartel en inglés en protesta por los gastos de la organización del Mundial.

Las manifestaciones figuran entre las mayores preocupaciones de los organizadores del Mundial desde las protestas de junio del año pasado, en que millones de personas tomaron las calles para rechazar, entre otras cosas, los abultados costos del torneo.

El Mundial se disputará entre el 12 de junio y el 13 de julio en 12 ciudades de Brasil. El partido que inaugura el torneo se jugará entre el anfitrión y Croacia en Sao Paulo.

REUTERS

COMENTAR
GUARDAR