Di María, el 'ángel' que llevó al Real Madrid a la cima mundial
Apuestas Futbolred
Archivo

Di María, el 'ángel' que llevó al Real Madrid a la cima mundial

El jugador argentino fue nombrado el mejor jugador de la final de la 'Champions'.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
24 de mayo 2014 , 03:41 p. m.

Al habilidoso futbolista, nacido hace 26 años, no le hizo falta el gol. Con su juego iluminó a Real Madrid, lo llevó de la mano a superar esa 'pared' que armó en la zona defensiva Atlético de Madrid y supo, con gran técnica, poner a jugar a sus compañeros.

De sus piernas, con lo mejor de su indiscutible calidad, Real Madrid logró ponerse arriba en el marcador sobre Atlético, en el 2-1 que fue el sello de un partido en el que el conjunto 'madridista' buscó siempre la victoria.

Y es que tras las anotaciones de Marcelo en el 3-1 y Cristiano Ronaldo en el 4-1, Ángel Di María fue considerado por la Uefa como el mejor de la final de la Liga de Campeones ganada por el Real Madrid en la prórroga ante el Atlético de Madrid (4-1).

El 'Fideo' confirmaba así su resurrección en un equipo donde tuvo pie y medio fuera tras el arribo de Gareth Bale, llegando a ser abucheado por la grada del estadio Santiago Bernabéu, que ahora lo aclama como a uno de los héroes de la 'Décima'. Se recordará especialmente su impresionante centro para que Gareth Bale, de cabeza, consiguiera en el minuto 110 de la prolongación poner al Real Madrid por delante 2-1, antes de que Marcelo y Cristiano Ronaldo consiguieran los últimos goles en los instantes finales.

"Esto es un sueño. Lo hemos pasado mal y hemos tenido que sacrificarnos, pero afortunadamente hemos podido conseguir esta victoria", dijo Di María en conferencia de prensa, tras recibir el premio de manos de Alex Ferguson, el mítico exentrenador del Manchester United. Di María, de 26 años, recordó que jugó en el Benfica y que el estadio Da Luz, donde se jugó la final, le trae especiales buenos recuerdos. "Lisboa me trae buenos recuerdos y aquí me siento como en casa. Es una alegría inmensa para mí que haya podido ser aquí", afirmó.

Pero lo que hoy fueron elogios, 'flashes' y fotografías con el 'smartphone' en zona mixta con los periodistas, hace unos meses eran críticas e informaciones sobre una próxima marcha a otro club, en busca de mejores oportunidades. Su peor momento en sus cuatro años en el club lo vivió a principios de enero, cuando fue sustituido durante una victoria ante el Celta de Vigo (3-0), y un sector de la hinchada del Bernabéu le dedicó silbidos de desaprobación por su juego. Mientras abandonaba el terreno de juego se llevó la mano a los genitales, en lo que la prensa y muchos aficionados consideraron un gesto despectivo de respuesta a los abucheos, aunque él aclaró inmediatamente que no tenía esa intención.

"Fue un gesto normal cuando estaba saliendo. No quise hacer nada para el público ni tampoco para el míster como se estuvo diciendo. Fue un gesto natural que hace cualquier hombre y más cuando estás corriendo", explicó entonces. El Real Madrid, que le había abierto un expediente, concluyó que no pudo demostrarse intencionalidad ofensiva y archivó el caso sin sanción.

Di María estaba viviendo momentos muy complicados en el equipo, con menos minutos que en temporadas anteriores con José Mourinho, un juego intermitente y, sobre todo, el aparente divorcio de la grada. Se llegó a dar por hecho en los periódicos un traspaso al Mónaco en el mercado de enero, que finalmente no se dio, y Di María, ante la perspectiva de continuar vestido de blanco, decidió elevar el ánimo y aprovechar cualquier oportunidad. Fue la estrella en el último Clásico liguero contra el Barcelona, aunque su equipo perdió allí 4-3. En esta ocasión su aportación sí ha servido para ganar al Atlético de su compatriota Diego Simeone.

La incertidumbre estará ahora en saber si continúa con los colores del Real Madrid, en busca de la 'Undécima' o si abandona finalmente el equipo. Arsenal, París Saint-Germain, Chelsea, Mónaco y Juventus han sonado recientemente como posibles destinos.

La prensa portuguesa aprovechó para preguntar a Di María por su compañero Cristiano Ronaldo, que no brilló al nivel esperado, pero que marcó el último gol de penal (4-1). "Él hizo un sacrificio muy grande para estar aquí, ha jugado sin ningún problema. Para el Mundial va a estar muy bien", tranquilizó Di María, aludiendo a los recientes problemas físicos que sufrió su compañero.

En Argentina, de igual forma, escriben maravillas de este hombre que dejó su sello en un título que era muy esperado: "Orgullo argentino, Di María, festejando con la celeste y blanca en pleno Lisboa. Él fue el Messi de la final de la Champions, el Maradona. El fue el mejor y se vistió de crack. Gran salto de calidad en su último partido en serio antes del Mundial, mostrando ese despliegue físico infernal, con ese pique a lo Bolt en tiempo suplementario para generar el 2-1, que fue el golpe de gracia del Aletico", publicó el diario Olé.

Por su parte, Clarín escribió: "Di María volvió a brillar y llega afilado a Brasil. El rosarino recuperó un lugar en el once titular luego de la llegada de Bale esta temporada y se convirtió en una de las piezas clave del equipo Ancelotti".

Canchallena dijo: "El delantero rosarino arrancó desde 3/4 de cancha por la izquierda, y luego de un genial slalom ante dos rivales, remató de zurda; el arquero Courtois desvió el balón, pero en el rebote Gareth Bale clavó el 2 a 1".

Ángel Di María ofreció lo mejor de su fútbol en Lisboa. Su capacidad llevó al Real Madrid a obtener el logro tan anhelado, tan deseado. La 'Décima' llegó y apareció en buena medida por el juego de Di María: un 'ángel' que llevó al Real Madrid a la cima mundial.


Títulos de Ángel Di María:

Con Benfica: Copa de la Liga 2009 y 2010 y Liga de Poertugal 2010.

Con Real Madrid: Copa del Rey 2011 y 2014, Liga de España 2012, Supercopa de España 2012 y Liga de Campeones 2013-2014.

Con la Selección Argentina: Copa Mundial Sub-20 en Canadá 2007, Medalla de oro en los Juegos Olímpicos de China 2008.


Redacción Futbolred - Con información de AFP

COMENTAR
GUARDAR