"En USA 94, la Selección vivió como si estuviera en Barranquilla"
Apuestas Futbolred
Archivo

"En USA 94, la Selección vivió como si estuviera en Barranquilla"

Wilson Pérez, exlateral del equipo nacional, recordó el ambiente de folclor en la 'tricolor'.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
01 de mayo 2014 , 03:02 a. m.

"Un grande nubarrón se alza en el cielo, ya se aproxima una fuerte tormenta…" entonaba el fallecido Rafael Orozco con su melodiosa voz. Wilson Pérez le hacía coro. Era como un acto litúrgico. Pérez, reconstruyó con el folclor de su Barranquilla natal, el trayecto hacia el Mundial de USA 94. De la dicha al desconcierto. (Lea aquí: "Las personas racistas son más atrasadas": presidenta de Brasil).

Unos jugaban dominó, otros billar, otros cocinaban, otros charlaban, otros escuchaban música… "A mí me gustaba el dominó. En cartas los que ganaban casi siempre eran el 'Tren' y Faustino (Asprilla), jugaban fierro de siete, pero también Faustino perdía bastante plata. De pronto a él no le dolía tanto", recuerda el exjugador barranquillero.

Tantas emociones se reunían en una casa de generosas dimensiones, donde hasta el menaje más suntuoso podría resultar indiferente. Distribuidos de acuerdo a sus gustos estaban las luminarias. En la cocina hervía el sancocho trifásico "Era nuestra cábala. Fabio Poveda –experiodista fallecido y quien era el dueño de la casa- le metía cerdo, pollo, carne… Pedro Zape lo acompañaba en la cocina". En la cancha, los de 'Pacho' Maturana también parecían moverse con la coordinación de los vallenatos que interpretaba Rafael Orozco con el Binomio de Oro. (Lea acá: "Brasil tiene todas las condiciones para ser campeón": Scolari).

La entonces tricolor nacional se ubicó en la cima del Grupo A en la fase clasificatoria al Mundial. Terminaron invictos y registraron 10 puntos –se daban dos puntos por partido ganado y uno por empate- Paraguay, Perú y Argentina fueron sus rivales. Colombia convirtió 13 goles y solo encajaron 2. El cierre fue con el legendario 5-0 frente a los 'gauchos'.

Y fue en el Monumental de Núñez, luego del estrepitoso triunfo, cuando se refrendó que tan amplias libertades era la debida conducción que se le debía dar a una Selección que tenía endulzada a todos los colombianos y muchos otros extranjeros, actores de la venidera cita mundial en USA o de pasadas copas orbitales.

"'Pacho' (Maturana) es de los técnicos más inteligentes que he conocido. Sabía manejar el grupo, nos daba muchas libertades, pero sabíamos que el domingo nos teníamos que reventar en los partidos", sostiene Pérez, autor de uno de los goles con los que Colombia superó 4-0 a Perú, en la caliente Barranquilla, la casa de la Selección, donde los rivales parecían desvanecerse con el correr del reloj.

La tregua de los carteles

Era una alegría desbordante, contagiosa, sin antagonistas. La Selección Colombia obligaba a una tregua entre los carteles del narcotráfico de Medellín y Cali, simpatizantes y mecenas, con sus líderes, de los clubes de la Liga, Nacional y América, en forma respectiva.

"En el bus, unos llevaban casetes de salsa, otros de vallenato, otros de merengue… dependiendo de las regiones. En ese entonces, los patrones enviaban detalles para que los repartieran entre el grupo. En Cali, 'Pacho' Maturana y Pedro Sarmiento, porque estuvieron en el América, eran muy amigos de los Rodríguez, y por intermedio de ellos nos enviaban regalos".

La Selección Colombia se paseó por diferentes estadios de Colombia, actuó en Venezuela, Arabia y Estados Unidos. Una maratón de 13 desgastantes partidos que se suponían de preparación en algo menos de 6 meses.

El arribo y el estrellón

Los dirigidos por Francisco Maturana se hospedaron en la Universidad del estado de California, en Fullerton, a aproximados 40 kilómetros del 'Rose Bowl Stadium', de Los Ángeles, donde jugaron los tres partidos del Grupo A del Mundial, frente a Rumanía, Estados Unidos y Suiza. "En el hotel no había concentración. Eso era tome fotos, suba por acá, baje por aquí. Uno estaba en la habitación y le tocaban para un autógrafo. No hubo tranquilidad ni siquiera para desayunar o almorzar. Seguimos como si estuviéramos en Barranquilla. Eso fue una locura. Fue uno de las razones del fracaso".

En consecuencia, Colombia que parecía volar camino a su tercera copa mundo en su historia, tuvo un forzoso aterrizaje. En los dos primeros juegos, el 'Tren' Valencia apenas pudo descontar frente a Rumania (1-3) y contra Estados Unidos (2-1). La victoria 0-2 frente a Suiza no fue más un maquillaje tras la estruendosa caída.

"Fuimos muy relajados. Pensábamos que con lo que habíamos hecho en las Eliminatorias era suficiente". El esplendor terminó con un pánico generalizado tras las amenazas al seleccionador nacional por alinear al 'Barrabas' Gómez, y con la penosa muerte de Andrés Escobar.

De la actual Selección, en frases

"A Falcao no lo vamos a tener en su plenitud, Armero no está jugando y Zúñiga no tiene continuidad".

"A Yepes los años le están cobrando, ya no es seguro en el mano a mano, le ganan fácil. No tenemos una buena defensa".

"La delantera de la Selección debe ser Teófilo Gutiérrez y Carlos Bacca. Ramos e Ibarbo también han hecho méritos".

"El mejor jugador que tiene la Selección Colombia se llama Juan Guillermo Cuadrado. Es el que da la alegría".

Pérez, de delantero a lateral zurdo

Wilson Pérez recordó que inició jugando en un equipo de Barranquilla llamado El Taller Marún, en el barrio El Carmen. Como jugador profesional debutó en el Junior. Sus inicios en el fútbol fueron como delantero. "Era cabezón, con afro y flaquito", recuerda risueño el jugador atlanticense, a quien apodaban el 'Bombardero de 'Curramba'. "Me di el gusto de jugar junto a Julio César Uribe y el Didí Valderrama, quien siempre fue mi ídolo", se ufanó Pérez.

Su mejor época como jugador la vivió en América. De su arribo al equipo 'escarlata' comentó que "cuando llegué, me dieron el triple de la plata que me venía ganando, además, el máximo accionista del equipo me regaló un carro marca Mazda".

Del fútbol de antes, sostuvo que era "áspero. Uno podía salir con moretones en los ojos, y tiraban unas patadas a dañarles las carreras a los rivales".

Forma para 'showbol'

Wilson Pérez es uno de los integrantes de la Selección Colombia de 'showbol', equipo que es liderado por Mauricio el 'Chicho' Serna y del que hacen parte varios de los jugadores que estuvieron en el Mundial de USA 94.

Para mantener su forma física, Pérez acude con continuidad a un centro de acondicionamiento físico en el sur de Cali, uno de los lugares elegidos por los jugadores activos para hacer el proceso de rehabilitación luego de una lesión o mantenerse en forma.

Y en efecto, Pérez, quien se radicó en Cali y es padre de dos hijas de 24 y 23 años, se mantiene como si compitiera en una Liga profesional. Hasta hace algunos meses, estuvo entrenando a categorías infantiles en el equipo 'Landuchi', en la capital vallecaucana.

La vida de Pérez en las canchas

Wilson Enrique Pérez Pérez jugó con el Junior, América, Unicosta, Medellín, Millonarios y cerró su carrera en el Deportes Quindío en el 2005. "En el Quindío me quedaron debiendo cuatro meses. Me toca estar correteando al Presidente del equipo", denunció Pérez. Con el América fue campeón del fútbol colombiano en 1990 y 1992. Además, fue sub campeón de la Copa Libertadores en 1996.

Pérez, estuvo con la Selección Colombia desde las categorías juveniles. Jugó el Suramericano Sub-20 en 1987 y el Mundial de la categoría en Chile. Con la selección de mayores, disputó las Copas Américas del 89 y el 93. También, las Eliminatorias para el Mundial de USA 94 y en la Copa Mundo, donde jugó en los tres partidos de la tricolor.

Sus anécdotas

Su pelea con Andrés Escobar

"Un día en Barranquilla, haciendo la habitual rueda para el 'bobito', Andrés Escobar se enojó porque yo me lo estaba gozando, porque él era medio muelón y yo le estaba haciendo gestos de un perro ladrando. Nos dimos golpes y después, la mano".

'Barrabas' y el televisor

"Cuando nos robaron a casi todos los jugadores de la Selección en un hotel en Estados Unidos, 'Barrabás' Gómez cogió un televisor y amenazó con tirarlo desde el quinto piso, si no nos respondían".

Los dolores de rodilla de Gómez

"Cada vez que 'Barrabás' Gómez terminaba de jugar un partido, había que meterlo al refrigerador (risas). Terminaba muy mal de la rodilla, parecía el 'soldado universal'. Pero él hacía muy bien su labor como volante destructor", contó Wilson Pérez.


Héctor Fabio Gruesso
Periodista Diario MÍO
En twitter: @fabiogrueso
hecgru@eltiempo.com

COMENTAR
GUARDAR