¿Por qué Ronaldinho no pasa de moda?
Archivo

¿Por qué Ronaldinho no pasa de moda?

El 'crack' brasileño es recordado por su talento futbolístico y por sus buenos actos en el campo.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
18 de abril 2014 , 11:13 a.m.

¡Dinho, Dinho, Dinho! Miles de personas lo aclaman, mientras otras se miran y no lo pueden creer: están viendo a un hombre que les marcó la vida.

Hay fanáticos de Ronaldinho Gaúcho que por él se han lanzado con desespero al césped, para poder tener aunque sea el más mínimo contacto con su ídolo, con este personaje que nació el 21 de marzo de 1980 y que no solo posee un don de futbolista, sino que está colmado de humildad.

Este jugador al que muchos tildan de único, mágico o increíble ha conquistado miles de corazones gracias al fútbol. Pero lo que muchos se preguntan es por qué Ronaldo de Assis Moreira, mejor conocido como Ronaldinho, nunca pasa de moda.

Este 'crack' brasileño de 34 años ha sido protagonista de diversas circunstancias que se salen de lo futbolístico y generan admiración. El '10' tiene un gran corazón y lo ha demostrado con sus 'fans'. Más que unas piernas ágiles y una inteligencia como pocas para jugar, tiene una característica que lo hace incomparable, pues el llanto que provoca no es normal. Ha logrado conmover a centenares de públicos cuando está en la cancha.

El 4 de abril en El Campín

'Dinho' tiene varias historias de esta clase. ¿Cómo olvidar la del pasado cuatro de abril, en el partido por la Copa Libertadores entre Santa Fe y Atlético Mineiro, en el estadio El Campín, cuando un jovencito evadió los controles de la policía, saltó a la cancha, se fue corriendo hacia él y lo abrazó fuertemente? Cumplió su sueño y luego, con la ayuda del 'crack', entendió que se debía retirar.

Millones de espectadores han presenciado ocasiones en las que Dinho ha entregado su camiseta a personas con discapacidades, dándoles un abrazo y agradeciéndoles por su fidelidad.

Un acto inolvidable

En el 2002, cuando militaba en el Paris Saint German, al finalizar un partido, el brasileño corrió hasta el final de la cancha, salto la barrera que lo separaba de una persona que se encontraba en una silla de ruedas y le hizo entrega de su camiseta, lo abrazó fuertemente y se marchó a su camerino. El seguidor, que claramente quedó más que feliz con su camiseta, tan solo podía gritar de emoción por semejante detalle.

El Raja Casablanca se rindió ante él

La eliminación de Atlético Mineiro del Mundial de Clubes, el 17 de diciembre 2013, frente al equipo Raja Casablanca, tuvo un hecho especial tras el final del encuentro. Ronaldinho fue sorprendido por los jugadores del conjunto marroquí, quienes no dudaron en rodearlo para expresarle toda su admiración y respeto.

La sorpresa es que los futbolistas del club africano le pidieron la camiseta, la pantaloneta, las medias y los guayos, en vez de festejar el pase a la final de dicho torneo.

La felicidad de los jugadores de Raja Casablanca al compartir ese momento con el 'crack' brasileño fue muy notoria. A su vez, Ronaldinho se mostró muy amable. Dejó que lo despojaran del uniforme y sin ningún problema le dio la mano a los futbolistas del equipo contrario, los abrazó y los felicitó por su triunfo.

Un hincha invade el campo y se arrodilla

Durante un partido con el Barcelona, el 1 de abril de 2006, ‘Dinho' vivió una situación inolvidable, pues un seguidor suyo se arriesgó para poder estar a su lado: invadió la cancha del Camp Nou, corrió hasta el brasileño y se arrodilló frente a él. El mediocampista se quedó mirándolo, sorprendido, y observó cómo entró el personal de seguridad y controló la situación.

Jugador boliviano le hace reverencia

Jaír Torrico protagonizó un encuentro en el año 2013, en Copa Libertadores que generó polémica, pues su gran admiración por Ronaldinho lo llevó a demostrarle por medio de reverencias su pasión y respeto por él. En un partido entre Atlético Mineiro y The Strongest, el jugador saludó al brasileño con una reverencia. Ronaldinho respondió con un abrazo de agradecimiento.

La fama y el dinero no lo cambian

En las canchas, Ronaldinho siempre ha sido la representación del 'jogo bonito' y fuera de ellas se ha dado a conocer como un hombre de gran corazón. Cuando ganó el Balón de Oro no dudó en entrar al Camp Nou de Barcelona, hacerle reverencia a su público y ofrecerle el trofeo.

Ronaldinho mantiene en los partidos la sonrisa que nadie olvida, con la que creció y enamoró al mundo, así hoy esté lejos de ser el 'crack' que en el 2005, cuando jugaba en el Barcelona, ganó el Balón de Oro como el mejor futbolista del mundo.

Hablar de este ser humano y preguntarse por qué sigue haciendo latir miles de corazones es tan sencillo como difícil. El Ronaldinho que desborda magia y alegría en los campos de juego es el mismo hombre que ama vivir en tranquilidad y lejos de las multitudes. Adora a su familia y convive la mayor parte de su tiempo junto a ella. Tiene pasión por los animales, especialmente por los perros. Sus amigos más cercanos lo califican como un ser inigualable, que encontró la fama pero nunca cambió.

Ronaldinho ha sido protagonista del fútbol que deleita a los aficionados. Para muchos, él es solo un personaje que ya vivió su momento. Para otros, sin embargo, siempre vivirá en su memoria y nunca pasará de moda.

LUISA MARÍA FERNÁNDEZ
Periodista de Futbolred
luifer@eltiempo.com
En Twitter: @lumarulanda

COMENTAR
GUARDAR