En Barranquilla ya se mueve el 'Wall Street de laminitas'
Archivo

En Barranquilla ya se mueve el 'Wall Street de laminitas'

La fiebre por el álbum del Mundial es alta. En la 72 se venden los 'caramelos' sueltos.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
01 de abril 2014 , 03:33 a.m.

Allí mismo también se cambian las 'monas' repetidas.

El 'Wall Street' de las laminitas del álbum del Mundial ya comenzó sus operaciones en la calle 72. Los escudos de las distintas selecciones y los rostros de Cristiano Ronaldo y Lionel Messi son las más cotizadas hasta ahora. Las caras de los 'chinos', como los colombianos solemos llamar a coreanos, japoneses o a cualquiera que tenga los ojos rasgados, son los 'caramelos' (como los llaman en la ciudad) más repetidos y tienden a la baja. (Observe acá: La fiebre del Mundial se respira fuerte).

Apenas el domingo salió a la luz el cuadernillo de Panini, a través del diario EL TIEMPO, y ya se mueve con fuerza la 'bolsa de monitas mundialistas' en Barranquilla.

"Los escudos y jugadores como Cristiano, Messi y Falcao valen 4 mil o 5 mil pesos. Las de los 'chinos', que son los que más salen, cuestan 400", dice Olvanis Criado, barranquillero de 40 años que vende álbumes desde el Mundial de Italia-90.

Este comerciante informal tal vez no tenga tocayos, pero le sobran laminitas sueltas y sobres para vender.

"Entre domingo y lunes he vendido 15 cajas ya", asegura Olvanis, uno de los vendedores que labora en la calle 72, en los alrededores del Coliseo Elías Chegwin y el estadio Romelio Martínez, en Barranquilla.

La gente llega a su puesto con lista en mano en busca de los números que hacen falta para llenar el álbum. Aunque solo van dos días, ya hay aficionados a pocos 'stickers' de completar su colección.

La fiebre se desató sin distingo de ningún tipo en las calles de la ciudad, pero la 72 es el 'Wall Street' del negocio, ahí late esta pasión legendaria que las nuevas tecnologías no alcanzan a apagar.

Es un asunto de tradición, emoción, sentimiento y herencia. "Yo estoy comprando mis primeros caramelos. Voy a llenar el álbum para mostrárselo y regalárselo a mi hijo cuando sea grande. Se llama Sebastián y apenas tiene 6 meses", dice Jhonatan Muñoz.

LA CAJA DE 100 SOBRES CUESTA $120 MIL

El álbum oficial del Mundial vino con la edición dominical de EL TIEMPO, pero también se puede conseguir en las calles en 4 mil pesos. Los sobres de estampitas, que traen cinco cada uno, cuestan $1.200.

La caja de 100 sobres tiene un valor de 120 mil pesos. Son 500 'caramelos' que no alcanzan a cubrir las 639 imágenes que requiere el álbum para ser llenado. Además, muchos resultan repetidos.

Por eso muchos aficionados se trasladan a la calle 72 para adquirir laminitas sueltas, que están avaluadas en 400 pesos, las más comunes.

Más adelante se ofrecerán, según los 'corredores' del 'Wall Street de las laminitas', álbumes totalmente listos entre 250 y 300 mil pesos.

Algunos vendedores aceptan cambiar imágenes repetidas a quienes les compren sobres y los abran en el mismo punto de expendio.

LA VECINA DE SEBASTIÁN VIERA TIENE EL ÁLBUM CASI LLENO

Llegó con lista en mano a la calle 72. Se acomodó en una silla y de inmediato empezó a dictarle al vendedor los números de los 'caramelos' que le hacían falta: "66, 70, 254, 435…". Karina Álvarez, vecina del arquero del Junior, Sebastián Viera, no ha perdido tiempo y ya tiene casi lleno el álbum del Mundial Brasil-2014.

"Me compré una caja y solo me salieron como once repetidos. Pero como ya me quedan pocos, tengo que comprarlos sueltos", dice la sincelejana, que a pesar de acumular 15 años en Barranquilla, mantiene clarito el acento de su tierra.

Lo otro que no pierde es la pasión por el fútbol y el entusiasmo por completar álbumes, que se inició hace doce calendarios, antes del Mundial de Corea-Japón 2002 y poco después del nacimiento de su hijo mayor, Julio Berrocal Álvarez, de 13 años.

Primero Julio y luego Alejandro, su segundo retoño, de 11 años, impulsaron a Karina a volverse una apasionada por el mundo del balón y los 'caremelitos' mundialistas. "En esta casa se respira fútbol. Y más con 'Sebas' de vecino. Mis hijos son hinchas del Junior y juegan fútbol con él", cuenta Karina.

El capitán y cancerbero rojiblanco, que vive en un conjunto de casas en Villa Campestre, caminó ayer desde su hogar al de al lado y pudo ver que a su vecina ya solo le faltaban 33 láminas para llenar el Panini.

"Y el de Uruguay está listo", notó Viera. "Solo faltas tú", dijo Karina, una de las 'pacientes' de la fiebre mundialista.

EL DATO

600 mil álbumes salieron con EL TIEMPO. En total circularán más de 1'400.000 ejemplares en el país.

Rafael Castillo
Periodista ADN
Barranquilla

 

COMENTAR
GUARDAR