En junio es cuando la Selección Colombia debe estar bien (Opinión)
Archivo

En junio es cuando la Selección Colombia debe estar bien (Opinión)

Diego Umaña cree que el juego contra Túnez "sirve para hacer una evaluación del momento del equipo".

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
09 de marzo 2014 , 05:05 a. m.

No fue un gran partido de preparación el que jugó Colombia contra Túnez. Han pasado ya varios meses desde que se aseguró la clasificación al Mundial, hecho muy merecido, pues esta generación de excelentes futbolistas había dejado escapar dos posibilidades de ir a una Copa Mundo.

Sin embargo, el juego sirve para hacer una evaluación con más certeza del actual momento individual y colectivo del equipo.

Transcurrieron 3 años de la Eliminatoria en la que se apreció a la Selección con diferentes topes de rendimiento. El último año, ya en la recta final, alcanzó su mejor producción bajo la dirección de José Pékerman, con un sólido juego colectivo bien estructurado y que se basaba en una gran producción individual de jugadores que ya estaban en etapa de consolidación en el exterior y con más experiencia.

De eso se trata ahora: de ir en la búsqueda de ese fútbol que a todos agradó y dio gran importancia internacional a Colombia, con justos merecimientos de asistir al próximo Mundial en Brasil.

Hace algunos años compartí una mesa en un restaurante. El tema, apasionante por demás, que nos atrapaba era, por supuesto, el fútbol. Estábamos a cuatro o cinco meses del inicio del pasado Mundial y analizábamos lo que se vivía en ese previo, en los partidos amistosos de las selecciones que iban a participar. Se debatía exactamente lo que ahora, en este marzo del 2014, se analiza: bajos rendimientos individuales y, por lógica, pobres rendimientos colectivos; lesiones graves que saboteaban planificaciones y desestabilizan ilusiones, equipos lejos de su mejor nivel, preocupaciones en los comandos técnicos...

Pues bien, uno de mis contertulios (a propósito, excampeón mundial) muy razonablemente comentó: “¿Sabes una cosa? Lo fundamental, lo más importante, lo decisivo es andar bien en junio, que es cuando se juega el Mundial. El fútbol es un deporte de momentos y el equipo que esté mejor en ese momento lo gana, seguro. Siempre ha sido así”. Y añadió: “La parte psicológica es fundamental, es lo primero. Los mejores jugadores del planeta juegan la recta final de sus diferentes torneos locales y, al mismo tiempo, disputan los principales torneos internacionales de clubes. La mente de estos jugadores, los mejores, los más capaces, los que saben hacer siempre bien lo que el juego exige que haya que hacer para ganarlo, está metida de lleno en esas competencias. Luego tendrán un cese de al menos 15 días y ahí sí se meten con todo en el Mundial’”.

Es así. Ahora, y hasta mayo, juegan tres partidos por semana, incluidos largos viajes. Son los mejores y quieren ganar siempre. Así que en este momento su mejor participación en sus clubes les dará títulos y su gran rendimiento les dará aseguramiento de un puesto en la lista definitiva en su respectivo equipo nacional.

El seleccionador nacional siempre les exige a sus jugadores un gran rendimiento en sus clubes. Como el jugador quiere estar en la Selección, entonces se exige al límite.

Colombia terminó el 2013 siendo una de las mejores selecciones del continente. Con seguridad, el entrenador Pékerman encontrará las soluciones certeras para que el equipo vuelva a jugar como nos gustó a todos.

Se trabaja en los equipos para ir a la conquista de la gloria. Pero sabemos que lo más importante que la gloria es la conquista: el camino, el aprendizaje, la consolidación…

Es normal que en la defensa existan desacuerdos, que en el medio campo falten equilibrio, funcionamiento y variantes de ataque y que no se terminan bien todas las jugadas que se arman. Pero también recordemos que esta misma Selección Colombia nos hizo vibrar de emoción, nos hizo sentir orgullosos, y que en Brasil-2014 van a dejar muy en alto nuestro fútbol, nuestro sentimiento de patria, con una gran participación, y que en los menos de tres meses que quedan para el Mundial van a lograr rendimientos superiores al que vimos no sólo el miércoles pasado, sino en el 2013.

Ninguna selección jugó en su verdadera dimensión futbolística en la fecha Fifa de preparación. Cada equipo con sus entrenadores a la cabeza hace su propio análisis que es tiempo de corregir, de hacer operativas referencias individuales y colectivas, de insistir con la memoria episódica en los entrenamientos y de volver poco a poco, y hasta junio, a la mejor cohesión de equipo que les garantice protagonismo futbolístico en el Mundial. Además de dar la lista definitiva de jugadores (decisión trascendental) ahora toca aprovechar estos meses previos al máximo.

Umaña, primer ‘refuerzo’ de EL TIEMPO para el Mundial

Diego Édison Umaña, exfutbolista y ahora entrenador caleño, vuelve a EL TIEMPO como columnista: es el primer refuerzo para el equipo de analistas, periodistas y cronistas que cubrirán para esta Casa Editorial la Copa del Mundo de Brasil-2014.

Certero, equilibrado y firme, Umaña, con su columna ‘De la mano del Diego’, hace este fin de semana su reestreno en estas páginas, en las que ya había sido analista durante el Mundial de Alemania-2006.

Umaña fue excelente y brillante como futbolista: volante ‘10’ de Cali (tres veces campeón), Bucaramanga, Millonarios, Santa Fe y la Selección Colombia (subcampeón de la Copa América-75).

Como entrenador cuenta una experiencia profesional de 27 años en 10 equipos con tres títulos de Liga con América, Junior y Juan Aurich (Perú) y Santa Fe (una Copa Colombia).

Así lucieron las selecciones en sus partidos amistosos de cara a Brasil-2014

España. La actual campeona del Mundo. Ha hecho posesión de pelota realmente bien, no en la dimensión que nos tiene acostumbrados, pero mostrando una superioridad sobre Italia, impuesta con el rigor de exaltar un estilo, una identidad, un sentimiento de jugar ya conocido en esta generación de extraordinarios futbolistas. Faltó contundencia, más continuidad en ese brillante 'tiki-taka', mejor ensamble con Diego Costa (en este tema se ha de mejorar mucho de parte y parte) , pero aprovechando al máximo este partido de preparación.

Brasil. Fiel al pragmatismo, solidez, funcionamiento, que le da Scolari, con un poco de brillantez e imaginación individual, pero siempre con gran respeto por el equipo, por sobre todas las cosas. Es un grupo que está trabajando bien, tendrá la exigencia de jugar como local, es fuerte, favorito, pero tiene a un entrenador Campeón del Mundo y grandes jugadores.

Alemania. Tampoco conformó, pero no dejó una decepción total. Tiene una generación de jugadores que tienen buena relación con la pelota, seguridad en defensa, muchas variantes en ataque, experiencia mundialista, un entrenador con experiencia, gran conocimiento. Fue un partido de preparación para ir encontrando nuevas variantes tanto en nómina como en el juego.

Holanda. Decepcionó, aunque queda en el ambiente que hizo muchas variantes, que hicieron falta algunos jugadores necesarios como Robben, pero sabemos del fútbol que genera este equipo y las posibilidades que irá encontrado a medida que se vuelvan a encontrar todos de cara al mundial.

Portugal. Tiene a Cristiano Ronaldo, y eso es muy valioso. Gran jugador, artista, desequilibrante, impredecible, goleador y líder futbolístico de un equipo que tiene buenos jugadores y va en búsqueda de protagonismo en Brasil-2014. Tuvo momentos muy buenos, con rapidez, llegadas por bandas, rearmándose pronto para recuperar, transiciones veloces. También debe jugar con más continuidad a través de los 90 minutos en el ritmo de juego que más les conviene. Sé que lo lograrán.

Argentina. Sabemos que es un gran equipo. Con jugadores de clase y experiencia. Tienen nada menos que a Messi, junto a Cristiano, los dos mejores jugadores de este tiempo. No mostraron un gran nivel, pero estos partidos son de preparación y ellos lo saben más que nadie. Mejorar defensivamente, menos dependencia de Messi (difícil lograrlo), contundencia en ataque.

Francia. No venía jugando bien, pero ganó bien. Inestable en su rendimiento. Este triunfo frente a un grande como Holanda, los pondrá de mejor autoestima. Tiene jugadores importantes como Benzemá, su goleador y fuerza en el centro de ataque .

Italia. Desencantó. Fiel a su fútbol táctico, funcional, pragmático. Tiene jugadores importantes, este juego les dará visualización de variantes tanto en su nómina como en su funcionamiento. También jugó lejos de su verdadero nivel, así que tienen por delante un trabajo duro para llegar en mejor situación al Mundial Brasil-2014.

Ecuador. Repuntó al final y dio vuelta a un arcador abultado. Tuvo errores en defensa y en ataque. Aunque hizo 4 goles todavía se siente la ausencia de Benítez. Su entrenador Reinaldo Rueda todavía está en la búsqueda del verdadero reemplazante de este gran delantero.​

DIEGO ÉDISON UMAÑA
Para EL TIEMPO

 

COMENTAR
GUARDAR