Juan Guillermo Cuadrado, el rey de la gambeta
Archivo

Juan Guillermo Cuadrado, el rey de la gambeta

Desde la ciudad de Florencia, el hombre de Necoclí (Antioquia) habló con DeporMÍO de su actualidad.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
15 de enero 2014 , 03:24 a.m.

Juan Guillermo Cuadrado es la mejor representación del fútbol colombiano: tiene la alegría, la técnica y la velocidad, física y mental, que caracteriza al futbolista nacional. Viene de abajo; criado con papa, plátano y yuca; de origen humilde, marcado por la violencia, que significó la muerte de su padre (Guillermo), y orgulloso de su madre, Marcela, quien lo formó y le dio el mejor ejemplo de tenacidad y superación. Y como buen colombiano, Juan Guillermo sonrió y soñó, a pesar de la adversidad, y hoy, después de sacrificios y trabajar con esmero, ve los frutos de su carrera futbolística en el espectacular Calcio italiano.

Incluso, a comienzo de año el reconocido diario deportivo ‘La Gazzetta dello sport’ lo escogió como el jugador que más fintas hace en Italia, lo coronó como el ‘Rey de la gambeta’. “Ese reconocimiento me llena de alegría. Desde muy pequeño me gustó hacer gambetas, eludir al rival con destreza. Esas son mis características y siempre he jugado así. Espero seguir mejorando en mi fútbol, tratar de lograr algo importante con la Fiorentina y llegar en buen momento a mitad de año, para esperar el llamado de la Selección al Mundial”, aseguró Cuadrado desde Florencia, Italia, en donde vive con Marcela, su madre y María Ángel, su pequeña hermanita.

A propósito de la ciudad, Cuadrado contó que “vivo en el centro de Florencia, muy cerca del estadio y del sitio de entrenamiento del equipo. En el sector de Fra Giovanni Angelico, a 5 minutos de la sede de Fiorentina. Me gusta que todo esté cerca, y por eso no vivo a las afueras de la ciudad, como lo hacen varios compañeros”. Allí, por estos días, también comparte con Melissa, su novia.

Los consejos del DT

Uno de los más contentos con tener al ‘Rey de la gambeta’ en su equipo es Vincenzo Montella, director técnico del equipo violeta. Montella fue un reconocido atacante, que brilló con la Roma y la Sampdoria, entre otros. Y como buen delantero, el italiano le ha dado varios consejos a Cuadrado. “Él me dice que cuando esté en zona de riesgo me tenga confianza. Me insiste en que gambetee, por la velocidad que tengo, que mi jugada, como mínimo, puede llegar a ser penalti. Es de los que más me alienta a que vaya para adelante y que ataque con insistencia”, confesó Juan Guillermo, quien no escondió que el DT también “me corrige y me pide que trabaje con tranquilidad y que tenga más frialdad, porque no concreto bien al final de las jugadas. Que si tuviera más sangre fría a la hora de definir, tendría más goles en mi cuenta”.

Le salen ofertas

Todos los días la prensa europea le pone un nuevo ‘pretendiente’ a Juan Guillermo Cuadrado. Se ha dicho que al veloz mediocampista lo quiere el Barcelona, el Mónaco, el Bayer Múnich y, recientemente, la poderosa Juventus. “Estoy contento por lo que estoy haciendo. Uno como profesional siempre espera cosas mejores para su carrera. Es un orgullo que clubes tan grandes estén interesados en uno. Pero yo estoy feliz en Florencia, la ciudad es agradable y la gente es muy amable. No tengo afán de dejar el equipo”, dijo Cuadrado, quien pasó un gran fin de año “porque fue la primera vez que pasé estas fiestas con mi madre en Italia. La familia para mí es lo más importante, me tiene tranquilo y me motiva”.

Nunca olvida sus raíces

El éxito que hoy tiene Juan Guillermo Cuadrado se lo debe a sus comienzos. El hábil futbolista nacido en Necoclí, siempre agradece a su mentor, a su formador, al ‘profe’ Nelson Gallego. “Siempre recuerdo cuando entrenaba con el ‘profe’. En los mano a mano me pedía destreza, nunca me prohibió hacer lo que yo sabía y me gustaba, que era driblar y enfrentar a mi rival. Él nunca me quitó esa alegría y ayudó a que mis fundamentos fueran los mejores”, reconoció el flaco jugador de los pelos ensortijados.

Asímismo, ‘Neco’ agradece al Independiente Medellín por hacerlo debutar, por animarlo a terminar su bachillerato y por proyectarlo al mundo del fútbol: “En las categorías menores del DIM siempre me alentaron y tuvieron fe en mí. Allá, en las juveniles, jugué de delantero y de volante. De hecho, Juan José Peláez, quien me puso a debutar, me dio mucha confianza como mediocampista, que es la posición donde mejor me siento. Y el ‘Sachi’ Escobar me enseñó a jugar como lateral derecho, incluso mi primer juego en esa posición marqué gol. Aprendí mucho allá”.

‘Tengo ansiedad’

A sus 25 años, Juan Guillermo está muy cerca de disputar su primer Mundial de mayores. Él, junto a un gran grupo de trabajo, se ganó con honores el tiquete a Brasil 2014, pero no se siente fijo en el certamen. “Estamos trabajando en nuestros equipos para ganarnos ese derecho. El ‘profe’ Pékerman nos está viendo y por eso nos exigimos al máximo. Yo sueño con ir, pero no me puedo confiar”, expresó Cuadrado, quien confesó que “veo cerca al Mundial y me da ansiedad. Jugar este torneo para la mayoría de nosotros, que nunca lo hemos hecho, y saber que la Selección no iba desde hace 16 años, hace que uno sienta ganas de que empiece ya. Solamente Faryd (Mondragón) sabe como es esto, y trata de hablarnos, aconsejarnos y darnos tranquilidad, pero el resto de nosotros, que lo viviremos por primera vez, estamos esperándolo con ansias”.

“Estamos mentalizados en hacer el mejor Mundial posible. Queremos hacer historia con la camiseta de Colombia. Nos tocó un grupo muy parejo, complicado y con rivales de respeto, pero sabemos que si hacemos las cosas como se han hecho hasta ahora, podríamos pensar en cosas grandes y en figurar entre las mejores del mundo”.

Juan Pablo Arévalo López
REDACTOR DEPORTES
Diario MÍO
juaare@eltiempo.com
En twitter: @JuanPArevalo327

COMENTAR
GUARDAR