"El regaño del 'Pibe' pellizcó al equipo en la final del 93": Pacheco
Archivo

"El regaño del 'Pibe' pellizcó al equipo en la final del 93": Pacheco

Hoy se cumplen 20 años de la conquista de la tercera estrella en la historia del Junior.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
19 de diciembre 2013 , 12:16 p.m.

Por erso, Víctor Pacheco, uno de los héroes de aquel equipo, recordó momentos clave del título.

Eleva la mirada, suelta un suspiro y luego una frase: “¡Qué tiempos aquellos!”. Víctor Pacheco se acomoda en el sofá de su sala, se pone sentimental y sonríe al rememorar con el diario ADN el 19 de diciembre de 1993, día en que se inmortalizó en la historia del Junior como uno de las figuras que ayudó a bajar la tercera estrella del club.

No tiene camisetas, recortes de prensa, fotos o algún objeto alusivo a aquella gesta rojiblanca, pero el ‘álbum de su cabeza’ está intacto.

¿Qué recuerda del título de 1993?

-Parece que hubiera sido ayer. Ya son 20 años de algo inolvidable, todavía se habla de ese gran título, de ese tremendo equipo. La gente tiene ese equipo en mente por la calidad y jerarquía de los jugadores que había.

¿Qué se le viene a la mente de antes, durante y después de ese partido?

-Sabíamos que iba a ser una final jodida por el rival que teníamos en frente (América). Nosotros teníamos un referente que era Carlos (Valderrama) y entramos al partido con la ilusión de ser campeón. Carlos desde mucho antes me había dicho: ‘Pachecón’, ya llegó el cuadrangular final y voy a ‘putear’ a todo el mundo porque quiero salir campeón. De la mano del ‘Pibe’ conseguimos un título que lo vamos a recordar siempre.

¿Cómo fue el previo en el camerino?

-Lo normal se hizo la oración, los tres gritos de Junior, Junior, Junior… Salimos y vimos ese estadio imponente, repleto, no le cabía ni una aguja y eso nos motivó. Queríamos asegurar el título de entrada. Terminamos el primer tiempo perdiendo 1-0 y se armó el despelote en el camerino. Carlos, que es un líder para mí, todavía lo sigue siendo, hasta en los partidos recreativos nos exige, entró regañendo y puteando a todo el mundo. Peleó con ‘Geño’ Uribe, quien se equivocó en la jugada del gol de Álex Escobar.

¿Qué le decía ‘El Pibe’ a Uribe?

-Le decía de todo: tan veterano y asustado, cagón. Fue algo impresionante. Pero ese regaño del ‘Pibe’ pellizcó al equipo. Salimos con todo para el segundo tiempo y pusimos el partido 2-1 con los goles del ‘Niche’.

¿Todos los demás jugadores se callaron cuando ‘El Pibe’ regañaba?

-Ahí todos estaban discutiendo, pero ‘El Mono’ tenía razón, él no era de esos jugadores que regañaban por regañar. Cuando veía que alguno de nosotros estaba dormido y no hacía las cosas bien, era difícil, quería que fuéramos perfectos. Mucho más atrás y en una final. Ese error de Uribe fue lo que detonó la ira de Carlos. Pero un tener referente como él fue importante para ponerse pilas. A mí me sirvió mucho.

Cuando Wilson Pérez anota el 2-2 para América, ¿sintieron que se escapaba el título?

-Nunca, siempre fui positivo y creí en el equipo. Ese penal que pateó Wilson fue otro lío con Carlos (Valderrama). Puteó a ‘Lucho’ Grau, Mackenzie y a otros buscando el culpable de meter la mano que significó el penal. Valenciano, que era quien la había metido, se fue al otro lado de la cancha y se le escondió para evitar el regaño. Después que quedamos campeones fue que se enteró que el culpable era Iván.

Usted participó en la jugada del gol de Mackenzie…

Fue una jugada rápida. Yo arranco cuando Iván (Valenciano) me da la pelota, yo veía que venía el defensa del América y se la doy al ‘Mono’. Se la di al que tenía que dársela. Siempre tenía la claridad y tranquilidad para definir las jugadas. Fue lo mejor que pude hacer.

Mackenzie concretó con desparpajo…

-Cuando Carlos da el pase ‘Niche’ se frena y llega Oswaldo de atrás y define. Mackenzie siempre fue un jugador con categoría y serenidad para jugar. Le gustaba el gol y anotó varios importantes. Le cayó a él y eludió a Óscar.

No cualquiera define así…

-No, hay que tener personalidad. Siempre lo he dicho: le doy gracias a Dios que ‘El Pibe’ le dio la pelota a Oswaldo. Donde me la da a mí, que vengo sin piernas con el pique que metí, y lo boto, yo creo que hoy tuviera 20 años de muerto (risas). ‘El Mono’ me hubiera matado, me hubiera correteado. No me hubieran perdonado.

¿Cómo fue todo cuando el árbitro pitó el final del partido?

-El campo se llenó de gente, yo no alcancé a ver ninguno de mis compañeros. En el camerino fue que nos abrazamos. En la cancha me quitaron los guayos. A mí de vaina no me arrancaron las piernas, unos aficionados me jalaban por derecha y otros por izquierda, fue impresionante y lindo.

¿Qué dijeron los jugadores del América?

-Cuando Oswaldo anotó el gol, Freddy Rincón se le acercó a Panesso (el árbitro) y le dijo que pitara porque nosotros merecíamos ese título. Luego la gente invadió y se armó el desorden. Me acuerdo que don Fuad (Char) entró a la cancha y nos íbamos a abrazar, pero no pudimos porque la misma gente nos jaló para acá y para allá.



Rafael Castillo
Periodista ADN
Barranquilla

COMENTAR
GUARDAR