Faryd Mondragón, el hincha campeón
Archivo

Faryd Mondragón, el hincha campeón

A sus 42 años dio su primera vuelta olímpica en Colombia con Deportivo Cali, el club de sus amores.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
14 de diciembre 2013 , 03:27 p.m.

"Estoy cumpliendo el sueño de mi vida", aseguró Faryd Camilo Mondragón. Su pasión por Deportivo Cali está en las venas ya que es hincha del equipo desde que tiene memoria. Lloraba con las derrotas y celebraba los triunfos con locura. Hoy no sólo es ídolo y referente del club, también es socio y sueña con seguir aportando al club una vez cuelgue los guayos.

Vea el especial de FUTBOLRED sobre la final de la Liga II-2013

"Éste ha sido un año maravilloso desde que comenzamos a proyectar nuestras ilusiones y las fuimos concretando con trabajo. Soy un privilegiado porque juego en el equipo que amo y del que soy hincha, le aporto dentro de la cancha y ganar con el Cali es una sensación especial", reconoció el cuida palos.

Aunque debutó en el equipo en 1990, su paso fue fugaz y no pudo disfrutar como lo hace ahora. Regresó en 1994 por una temporada, pero los seguidores del fútbol lo recuerdan más con las camisetas de Independiente de Argentina o Galatasaray de Turquía, con los que supo levantar títulos.

Desde joven, Mondragón empacó maletas para hacer su historia futbolística en el exterior; sin embargo, siempre se las arreglaba para estar enterado del día a día del Deportivo Cali, incluso era consultado por personas del club para referencias de jugadores y abrir puertas en el exterior.

"Siempre quise y quiero ayudar a mi club. Hoy tengo la fortuna de hacerlo dentro de la cancha. Mi labor es responder en compañía de un grupo fantástico que se formó; de verdad hay una familia y eso se siente en el terreno de juego, no ha sido fácil pero hemos alcanzado muchas cosas juntos", sostuvo.

Mondragón Alí tuvo otro reconocimiento: ser convocado a la Selección Colombia de la mano del entrenador argentino José Néstor Pékerman; allí se volvió pieza clave del grupo para las eliminatorias, siendo líder. Pese a que es resistido por algunos hinchas, se ganó a pulso su continuidad.

"Hacer parte de la Selección es el mayor reconocimiento para cualquier futbolista. Eso significa que se están haciendo bien las cosas con el Cali. Además fue formar parte del grupo que logró la clasificación al Mundial y es una satisfacción enorme porque es cumplir con lo debido", dijo.

La más reciente convocatoria lo dejó como portero titular debido a una lesión de David Ospina. Los duelos fueron en Europa y debió atajar frente a Bélgica y Holanda, dos selecciones de peso y clasificadas a la cita orbital del próximo año. Lo más difícil para 'el turco' fue dejar al Cali en plenos cuadrangulares semifinales.

"Sufrí mucho porque viví los partidos como hincha. Yo sabía que los muchachos lograrían buenos resultados, pero uno siempre quiere estar. Me tocó ver un partido (Once Caldas) por internet y era terrible, se caía la señal, se bloqueaba la pantalla. El otro (Millonarios) sí lo pude ver en el aeropuerto en Bogotá y estuve más tranquilo", contó el guardameta.

Pero todo no fue tan sencillo, el primer año del regreso de Mondragón al Deportivo Cali fue difícil, cuestionado y resistido por sus propios hinchas y un equipo que trataba de equilibrar una crisis institucional luego de una pésima gestión de una junta directiva elegida por los socios que debió ser revocada de su mandato.

"Lo que vivimos hoy es producto del trabajo y la seriedad de todos, pero principalmente de los directivos. Sí María Clara Naranjo y su grupo no hubieran llegado al Cali quién sabe que habría pasado con el club. La gente no recuerda que aquí no teníamos ni para comprar el agua. Ellos (directivos) aportaron dinero y organizaron la institución y hoy se ven los resultados", puntualizó.

42 el número mágico de Faryd Mondragón

Su edad asombra, no por ser mayor, sino por su longevidad en una carrera que califica de viejos a hombres de 35 años. Mondragón ha sido reconocido por la Fifa y la Conmebol debido a su carrera y constantemente es solicitado por la prensa internacional, ya que jugará una Copa del Mundo pasados los 40 años.

"Nunca me da pena decir mi edad, por el contrario, me siento orgulloso de estar en alta competencia con los años que tengo y ser útil para mi equipo y la Selección. Todos los días me levanto con la misma energía y ganas de competir y ganar", manifestó.

Empero, la mayoría de diálogos tocan la palabra retiro y se le pregunta, además, por el mañana, algo tan incierto como impredecible. Mondragón no elude su futuro y seguramente tiene cosas concretas, por ejemplo: pertenecer a los medios de comunicación.

"He sido un bendecido por la carrera que he tenido, estoy en mi última etapa y la cierro jugando en mi equipo y haciendo parte de la Selección Colombia, más no puedo pedir. En el futuro quiero seguir vinculado al fútbol, tal vez en los medios de comunicación y cerca del Deportivo Cali", finalizó.

Steven López Niño
Corresponsal de Futbolred.com
Cali
En Twitter: @lopidelagente

COMENTAR
GUARDAR