"Contar la historia de mi accidente es un milagro", dice 'Mao' Molina
Archivo

"Contar la historia de mi accidente es un milagro", dice 'Mao' Molina

El colombiano afirma que fue un momento muy difícil, pero que es una bendición el poder recuperarse.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
26 de noviembre 2013 , 10:25 a.m.

Mauricio Molina está bien de salud y al parecer sin secuelas, después del accidente que lo dejó inconsciente por cerca de tres minutos, el domingo pasado durante el partido que disputaba con su equipo, el Seúl, frente al Busan IPark por la liga de Corea del Sur.

El accidente se presentó cuando el volante colombiano saltó a cabecear el balón en el área del conjunto rival, luego de un centro enviado desde la derecha, y chocó su cabeza contra la de un jugador contrario.

'Mao' Molina quedó privado enseguida y cayó tendido bocarriba en el césped, mientras su familia se veía desesperada en una de las tribunas del estadio. (observe aquí el video del impactante golpe del jugador)

El futbolista colombiano recibió atención médica inmediatamente. El partido fue suspendido durante el grave episodio, que duró cerca de ocho minutos, hasta que Molina recuperó la conciencia y la lucidez, pero por seguridad no continuó en el terreno de juego.

Molina, de 33 años, salió caminando de la cancha y 48 horas después del impactante y peligroso choque, se mantiene en periodo de observación médica. Por fortuna divina, él mismo afirma que se encuentra en buenas condiciones.

“Fue una situación muy difícil, realmente fueron momentos muy duros los de estar alrededor de tres minutos inconsciente, pero tener la oportunidad de despertar y contar la historia es un milagro y hoy, más que nada, me siento bendecido por eso”, afirmó Molina en diálogo con la radio colombiana Antena 2, de RCN.

"Después de esto fui al hospital para hacerme los respectivos exámenes con el neurólogo. Gracias a Dios, las tomografías y los rayos x salieron todos perfectos, no tuve sangrados ni fracturas ni hematomas; lo más importante es que después del momento todo fue positivo, yo pude reaccionar y salir a caminar, no he tenido dolor de cabeza fuerte”, agregó el jugador antioqueño.

"Duré tres minutos inconsciente y lo que recuerdo, cuando volví en sí, fue la imagen de la tribuna, pero realmente era una imagen muy borrosa. También vi que me sacaron por la parte de atrás de la cancha, recuerdo que pedí mis guayos para volver a jugar, pues quería seguir, pero me dijeron que el golpe había sido muy delicado y no lo podía hacer. No recuerdo mucho, la verdad”, aseguró.

"Por ahora voy a seguir haciendo los chequeos normales por un tiempo, porque siempre queda uno muy asustado, se da cuenta de la gravedad de las cosas, de lo que pudo pasar “.

Molina habló con una gran alegría y agradecimiento a Dios por poder contar lo sucedido. ‘Chapulín’, como le dicen sus amigos, llegó en julio de 2009 a Corea del Sur para jugar con el Seongnam Ilhwa. Posteriormente, selló su pase en en enero de 2011 al Seúl, de la capital surcoreana, donde juega actualmente y en esta temporada ha aportado 11 goles y 13 asistencias en la liga de ese país.

Redacción Futbolred

COMENTAR
GUARDAR