Pacheco, el técnico que tiene a Fortaleza soñando con ascender a la A
Archivo

Pacheco, el técnico que tiene a Fortaleza soñando con ascender a la A

Quiso estudiar economía, pero su hermano lo convenció de seguir vinculado al fútbol.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
22 de noviembre 2013 , 10:14 a. m.

Se crió en la cancha del barrio Pescaíto, pero no tuvo la suerte y el éxito del ‘Pibe’ Valderrama. De hecho, su carrera como futbolista fue corta, y decidió colgar los guayos a los 23 años, con la camiseta de Millonarios. Pero el éxito de Hernán Pacheco como técnico de fútbol no tiene discusión. El samario dio la gran sorpresa con Fortaleza, que se metió a la final de la Primera B, y que luchará contra Rionegro por un cupo a la finalísima, en la que el ganador se cruzará contra Uniautónoma.

Lea acá: (Fortaleza y Rionegro disputan la primera final del Torneo II en Techo).

Su historia

Hernán Pacheco Pacheco nació hace 46 años en Santa Marta. A los 16 inició su camino en el fútbol, jugando para Deportivo Samarios. Allí jugó de "defensa central, volante de marca y hasta tapé un año (risas). Luego jugué en Independiente Magdalena y en el Unión. Para luego venir a Millonarios, mi último equipo, hasta 1989", recordó el técnico que dio el gran golpe en el Ascenso, al eliminar a América.

Hernán, esposo de Candelaria Tejada, con quien tuvo tres hijos varones, y una hijastra, quien hace dos años lo convirtió en abuelo, quiso estudiar economía o contaduría "porque me gustaban los números". Pero su hermano Armando, que curiosamente es matemático, lo convenció de dedicarse a la educación física, carrera que terminó en la Corporación de Educación Nacional y Administración (Cenda).

"En 1993 tuve mi oportunidad en la Escuela de Alejandro Brand. Allí duré cuatro años y aprendí mucho de formar futbolistas. Luego me encontré con Silvano Espíndola en Fair Play. Aparte de fortalecer mi carrera, de crecer como profesional, conocí a Dios. Fue allá donde aprendí que lo que uno hace con su trabajo, debe fortalecerlo con la parte espiritual. Y eso es lo que hacemos con Fortaleza, donde llegamos este año y en el segundo semestre iniciamos un proceso nuevo, con 16 jugadores, que ha dado los mejores frutos", confesó el técnico del equipo bogotano, que buscará desde este viernes, seguir "de la mano de Dios" con paso firme para ser el cuarto equipo capitalino en la primera división.

En el 2004, el 'profe' Pacheco llegó al Chicó, allí fue asistente técnico de Eduardo Pimentel, con quien ascendió a la primera categoría y también fue mano derecha de Mario Vanemerak. "Ya en el 2007, luego de una gran experiencia en Chicó, llegué como técnico en propiedad de Patriotas. De ahí pasé a Bogotá, el equipo en el que más duré (2008-2012) y este semestre me invitaron a Fortaleza, donde comenzamos un proceso con 16 nuevos jugadores. Pero a pesar de armar un nuevo equipo, le transmitimos al grupo esas ganas de ganar y de figurar. Y creo que no solo lo demostramos en el Torneo Postobón, también en la Copa, donde eliminamos a América y le hicimos fuerza a Millonarios", agregó el padre de Sergio Iván, Hernán Camilo y Emanuel Hernán, los dos últimos juegan en las categorías menores de Bogotá FC.

JUAN PABLO ARÉVALO
Redactor DIARIO MIO
juaare@diariomio.co

 

COMENTAR
GUARDAR