Pese a los cambios tácticos, Millonarios no le hizo daño a Nacional
Archivo

Pese a los cambios tácticos, Millonarios no le hizo daño a Nacional

Las modificaciones de Torres no dieron su fruto y los 'albiazules' cayeron ante los 'verdolagas'.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
17 de noviembre 2013 , 06:04 p. m.

No hay duda que, hoy por hoy, Atlético Nacional es el equipo de mejor fútbol en el rentado colombiano. Resultados, juego, profundidad de banquillo y, sobre todo, resultados, así lo demuestran. (Nacional es bicampeón de la Copa Postobón al vencer 1-0 a Millonarios)

La Copa Postobón nos ofreció el mejor partido posible, con los dos equipos más sólidos de nuestro país disputándose el segundo título de la temporada y el tiquete para la próxima edición de la Copa Suramericana. (El Atanasio se vistió de verde para un Nacional que revalida título)

Si bien el encuentro de ida, que finalizó con un emocionante empate a dos goles, fue eléctrico y nos dejó dos partes bien diferenciadas (los primeros 45 minutos de Nacional; los segundos, de Millonarios), el partido de vuelta no dejó indiferente a nadie y también ofreció un espectáculo de altos quilates. (Galería: Nacional consiguió su primer objetivo: la Copa Postobón)

Saltaron ambos equipos al césped del Atanasio Girardot con dos tácticas bien diferenciadas: los locales buscaban el balón y la posesión, mientras que los visitantes hacían del contragolpe su principal arma ofensiva.

Juan Carlos Osorio dispuso de inicio su clásico 3-5-2, con dos carrileros de largo recorrido, como Daniel Bocanegra y Juan David Valencia; tres futbolistas en el medio (ejerciendo Sherman Cárdenas de mediapunta) y dos atacantes.

Su homólogo, sin embargo, sí hizo cambios sustanciales en su equipo. Ante la sorpresa de muchos, dispuso un defensivo 4-5-1, sacrificando a un delantero (Wason Rentería) por un centrocampista de contención (Elkin Blanco).

Así, Torres puso de inicio un mediocampo con Yhonny Ramírez y Blanco haciendo hincapié en el aspecto defensivo, Dhawlim Leudo y Rafael Robayo ayudando en la cobertura, y Máyer Candelo con libertad de movimientos por el césped.

Del 4-5-1 al 4-3-3, pasando por el 4-4-2

Si bien se vio a un Millonarios activo y voluntarioso, haciendo daño a su rival a la contra, el tanto ‘verdolaga’ complicó los planes y obligó a Torres a cambiar la táctica en el entretiempo.

La entrada de Wason Rentería por Blanco hizo que los ‘embajadores’ revirtieran su táctica al clásico 4-4-2, con la dupla formada por el atacante de Quibdó y Dayro Moreno en la delantera.

Pese a las modificaciones, el tanto del empate no lograba llegar y el ‘profe’ Torres decidió dar entrada a la última bala que tenía en la recámara: Yúber Asprilla, el autor del tanto del empate el pasado miércoles en El Campín.

Con Yúber, la táctica ‘albiazul’ fue de nuevo modificada, pasando del 4-4-2 a un ofensivo 4-3-3, con el Dayro en la punta del ataque flanqueado por Wason y Asprilla.

Las modificaciones, que tanto ayudaron a los capitalinos en el encuentro de ida, no dieron el resultado esperado en la vuelta ante un Nacional muy seguro en todas sus líneas que acabó llevándose la victoria y el título en una demostracción de que Osorio aprendió la lección del segundo tiempo en El Campín, juego en el que se equivocó, pero no fue superado.

Jorge Enrique Peris
Periodista de Futbolred
jorper@eltiempo.com
En Twitter: @perisnoriega

COMENTAR
GUARDAR