"Les pedí excusas a mis compañeros por los autogoles": Wilson Galeano
Archivo

"Les pedí excusas a mis compañeros por los autogoles": Wilson Galeano

El defensa del Deportivo Pasto explicó cómo fueron sus anotaciones en contra, en Techo.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
28 de octubre 2013 , 03:11 a.m.

Wilson Galeano tuvo uno de sus peores días de su carrera deportivos en Bogotá. Nunca había convertido autogoles, pero le llegó ese momento tan doloroso y triste. En los minutos 34 del primer tiempo y 23, de la segunda etapa, el jugador de 34 años se nubló y convirtió los dos goles que no esperaba, en su arco.

Lea acá: (Santa Fe clasificó de 'autogol' a los cuadrangulares).

“En la primera acción la falta la cobró Omar Pérez, voy al salto con Quiñones y el balón me pegó en pie izquierdo y entró. En la segunda acción Obeso me devuelve el balón, quiero tirarla arriba, Lucero me la pide, pero no lo veo cuando le voy a devolver el balón y desafortunadamente la pelota se metió”, contó Galeano ya un poco más tranquilo, pero igual de triste como se le vio en el campo de juego.

Y es que esas dos acciones terminaron siendo determinantes en el juego. Porque si bien Santa Fe fue superior a Deportivo Pasto, no pudo vencer al arquero Lucero Álvarez, quien tuvo muy buenas atajadas y no impidió que ningún jugador ‘cardenal’ lo venciera.

Reviva acá, minuto a minuto, el juego disputado en el estadio de Techo.

Galeano, quien además fue sustituido cuando quedaban cuatro minutos para el final, expresó qué fue lo que le dijo el técnico Flabio Torres al final del compromiso:

“Flabio me dijo que estuviera tranquilo, que esto continúa. No puedo hacer ya nada, hay que tener valentía y afrontar las cosas, y por eso vine a dar la cara y a hablar. Le pedí excusas a mis compañeros por los autogoles”, acotó Galeano.

El defensa, quien estuvo acompañado por Jerry Mina, Fausto Obeso y Juan Camilo Pérez en la zona defensiva, contó que como nunca había convertido un autogol pues nunca había sentido la impotencia que genera eso: “Es la primera vez que me pasa, y se siente uno muy mal porque es el directo responsable. Es incómodo ya venir a hablar de eso, pero tenía que hacerlo”.

Wilson Galeano, como todos los futbolistas del mundo, pasó un trago amargo, y triste, en Bogotá. Pero él, también como todos los jugadores, ya hizo borrón y cuenta nueva. Lo suyo será aportar para la clasificación del Deportivo Pasto, un equipo que ha hecho lo suficiente para entrar a la fiesta de fin de año del fútbol colombiano.


En contra. El último jugador que marcó dos autogoles en el mismo partido fue Léiner Orejuela, de Envigado, el 20 de abril de 2003, en el Parque Estadio Sur, en la derrota de su equipo 1-2 frente al Deportivo Pereira.

Otro antecedente. Antes de ese juego, curiosamente, el beneficiado de otro jugador con dos autogoles también fue Pereira: el 23 de mayo de 1993, Wílmer Cabrera la metió dos veces en su arco en el triunfo ‘matecaña’ frente al América (2-1).


Leonardo Duque Soto
Periodista Futbolred
leoduq@eltiempo.com
Bogotá
En twitter: @leoduq

COMENTAR
GUARDAR