Messi y Cristiano expresaron sus estados de ánimo para el clásico
Archivo

Messi y Cristiano expresaron sus estados de ánimo para el clásico

Las dos estrellas del fútbol español piensan claramente en lo que será el clásico de este sábado.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
24 de octubre 2013 , 05:03 p.m.

De los estados de ánimo de Leo Messi y de Cristiano Ronaldo dependen en buena parte las opciones del Barcelona y el Real Madrid para el 'Clásico' del próximo sábado; dos futbolistas que llegan con inercias diferentes a la primera gran cita de la temporada.

Si hacemos caso a Jorge Valdano y a su máxima: "El fútbol es un estado de ánimo", Cristiano Ronaldo parte con ventaja. El portugués, liberado de Jose Mourinho, parece otro.

Mejorada considerablemente su ficha hasta los 20 millones de euros netos por año, se siente importante, ha olvidado la ansiedad del pasado y responde a la confianza de su nuevo millonario contrato con goles. Leo Messi también sigue marcando.

Sabe que se mide contra su sombra, frente a sus récords y está en disposición de superarse, pero ahora no parece el mejor momento.

El argentino acaba de salir de una lesión que le ha mantenido alejado unas cuantas semanas de los terrenos de juego y necesita más minutos que confianza. Un fuera de serie como él solo puede marcar diferencias si su musculatura responde.

Ahora le falta una punta de velocidad de reacción y minutos para alcanzar su nivel óptimo. A Cristiano no se le da nada mal jugar en el Camp Nou.

Ha marcado ocho goles desde el primero que obtuvo en la Supercopa de España de la temporada 2011-12 y en su última visita, la vuelta de semifinales copera de febrero del año pasado, el portugués anotó dos tantos en el triunfo de su equipo por 1-3. Altivo, potente, determinante. Cristiano se siente cada vez más a gusto con el dibujo de Ancelloti.

Por fin se sabe el líder, nada que ver en la anterior etapa, y se siente respaldado por un entrenador que sabe que le defenderá siempre, dentro y fuera del vestuario, en la victoria y en la derrota.

De hecho, el italiano no tiene inconveniente en admitir que Cristiano jugará donde se encuentre más cómodo. "No estoy tan loco como para cambiar de posición a un futbolista que mete 50 goles por año", insiste. Y por el momento, el siete blanco responde a la confianza con goles.

En total ha marcado 15 tantos desde el inicio de la temporada, siete en Champions -con los dos sumados ante el Juventus- y ocho en Liga.

Leo Messi es el presidente del club de notables que superan los 50 tantos por temporada. Ha estado lesionado, pero sus números no se han resentido en exceso.

Ha marcado ocho goles en la Liga y cuatro en la 'Champions', el último de ellos hace unos días ante el Milan. Además el argentino, si anota el próximo sábado, se convertirá en el máximo goleador histórico de la historia de los clásicos, un honor que ahora comparte con otro mito de estos partidos, Alfredo Di Stefano, que también marcó 18 goles.

A todos los jugadores les van los grandes partidos, pero las grandes estrellas, como Leo y Cristiano, se extramotivan. En ocasiones las inercias marcan los previos de los encuentros, pero en los clásicos, la regla es otra y esos estados de ánimo de los que habla Valdano se transforman. Otras, no.

EFE.

 

COMENTAR
GUARDAR