Chile se entrenó en el Metropolitano; lesión de Díaz cambiaría nómina
Archivo

Chile se entrenó en el Metropolitano; lesión de Díaz cambiaría nómina

A las 10 a.m. comenzó la práctica de la selección austral. Rueda de prensa, hoy a las 8 p.m.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
10 de octubre 2013 , 07:26 a.m.

Previsto para una hora de duración fue el entrenamiento de la selección de Chile, este jueves por la mañana en el estadio Metropolitano de Barranquilla, donde el viernes a partir de las 4 de la tarde se enfrentará con Colombia en duelo crucial para ambas escuadras en su objetivo de clasificar al Mundial de Brasil-2014.

Los chilenos, además de hacer un reconocimiento de campo, practicaron en la cancha del 'Metro' para ajustar detalles tácticos y tratar de resolver cuál será la formación titular para el encuentro, dado que Marcelo Díaz, volante del Basilea de Suiza, sufrió una lesión en los gemelos de la pierna izquierda en la práctica del miércoles antes de viajar a Barranquilla.

Aunque al parecer no es de gravedad y se va a esperar hasta último momento para ver si Díaz puede ser de la partida contra Colombia, el técnico austral, Jorge Sampaoli, ensayó en el entrenamiento del jueves a puerta cerrada plan A y plan B para determinar la formación titular.

Si Díaz se recupera, la probable formación será con Claudio Bravo; Gary Medel, Marcos González y Gonzalo Jara en defensa; Mauricio Isla, Marcelo Díaz, Eugenio Mena, Arturo Vidal y Jorge Valdivia en el medio campo; Alexis Sánchez y Eduardo Vargas en el ataque.

Si Díaz no se recupera, Chile podría jugar con un cuarteto defensivo, así: Claudio Bravo; Mauricio Isla, Gary Medel, Marcos González y Carlos Carmona; Eugenio Mena, Francisco Silva, Arturo Vidal, Jorge Valdivia en el medio campo; Alexis Sánchez y Eduardo Vargas en el ataque.

Este jueves a las 8 p.m. en el hotel Dann Carlton, sitio de concentración de Chile, la selección austral ofrecerá la rueda de prensa previa al partido del viernes.

Crónica de la llegada a Barranquilla

Una larga espera de más de tres horas culminó a las 7 y 29 minutos de la noche del miércoles para unos 30 chilenos, cuando el bus que trajo a la selección de su país al hotel de concentración, en el norte de Barranquilla, se estacionó junto a la puerta principal del escenario. ("Si clasificamos, no nos sentiremos campeones del mundo": Luis Bedoya)

Entonces tembló allí, en este lugar del norte de ‘Curramba’. Saltos, gritos y el canto “¡Chi chi chi, Le le le, viva Chile!” se hizo sentir con euforia y pasión, mientras uno a uno los integrantes de la delegación austral comenzaban a bajar del vehículo. ('El Cole, con nuevo look para lograr la clasificación a Brasil-2014)

Una señora de 67 años trepada en un muro, junto a un ventanal, un señor de más de 60 años vestido de rojo y ondeando la bandera de la estrella solitaria, así como miembros de una barra que tocaban bombos y platillos y cantaban a rabiar, le entregaron todo su afecto nacionalista al rival de Colombia este viernes en el estadio Metropolitano. ("El DT quiere ponernos a los 27 que trajo, pero no se puede": Bacca)

El argentino Jorge Sampaoli, el técnico que revivió la ilusión mundialista de los chilenos, fue de los primeros en bajarse del bus. Con un maletín en la mano derecha y un saludo a la gente moviendo su cabeza de arriba abajo, se fue presuroso al interior del hotel.

El primer jugador en aparece fue Marcos González, uno de los defensas que seguramente estará como titular en el decisivo encuentro de las eliminatorias a Brasil-2014. Lo siguió el arquero Claudio Bravo y entonces los cantos se cambiaron por aplausos y ovaciones.

El más popular, el que causó más conmoción entre el bus y la puerta del hotel fue, sin ninguna duda, Arturo Vidal. El jugador del Juventus de Italia sonrió y respondió con alegría a sus compatriotas. Menos aplaudido y más serio (mucho, para mi gusto) se vio Alexis Sánchez, el que la ‘rompe’ en el Barcelona de España sin Messi.

Jorge Valdivia, Gary Medel, Eduardo Vargas y Claudio Bravo fueron los más aplaudidos después de los dos astros que militan en Europa. Todos llegaron vestidos con la sudadera oficial de la selección, de colores azul oscuro y rojo.

Al contrario de lo que se podría pensar, los chilenos apostados en el hotel del norte de Barranquilla no se fueron rápido. Se quedaron cantando y ondeando la bandera de la estrella solitaria.

Este jueves, según los periodistas chilenos, llegarán unos 200 compatriotas más a Barranquilla. Llegó Chile y hubo euforia en el norte de Barranquilla. Los australes tienen la misma ilusión nuestra de estar en el Mundial de Brasil-2014.

GABRIEL BRICEÑO FERNANDEZ
Editor de Futbolred.com
Enviado especial a Barranquilla
gabbri@eltiempo.com
En Twitter: @gabbritter

COMENTAR
GUARDAR