'El Cole, con nuevo look para lograr la clasificación a Brasil-2014
Archivo

'El Cole, con nuevo look para lograr la clasificación a Brasil-2014

Gustavo Llanos, el popular hincha de la Selección, dedicó cinco horas para su nuevo corte de pelo.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
10 de octubre 2013 , 03:27 a.m.

El Mundial de Brasil ya está pintado, literalmente, en la cabeza del ‘Cole’. El hincha número uno de la selección Colombia decora su pelo con la bandera de Barranquilla, el logo de la cita ecuménica, la bandera del país de la samba y el trofeo de la Copa del Mundo.

“Con esto quiero decir que desde ‘Curramba’, la casa de la Selección, nos vamos rumbo a Brasil para el Mundial. Y lo hago en la cabeza porque tú sabes que si la cabeza está bien, el resto está bien, ¡vaya ‘Cole’!”, explica y exclama ‘El Cole’ con su peculiar, pintoresca y espontánea forma de expresarse.

Lea acá la siguiente nota: ("Si clasificamos, no nos sentiremos campeones del mundo": Luis Bedoya).

Gustavo Llanos, nombre de pila por el que muy pocos conocen al colorido fanático, le dedica este miércoles cinco horas a el ‘look’ que lucirá en el crucial partido contra Chile, el viernes a las 4 p.m., en el estadio Roberto Meléndez.

Tras la muerte de su habitual peluquero, Israel Rodríguez, de 71 años, días antes del partido ante Ecuador (el viernes 6 de septiembre), ‘El Cole’ prefirió tener perfil bajo en medio del dolor y no armar ningún corte en su cabello, como acostumbra a hacer previo a los partidos y torneos en los que participa el combinado patrio.

Lea aquí la siguiente información: ("Estoy listo para jugar donde Pékerman lo decida": Juan Guillermo Cuadrado).

Esta vez, como homenaje a quien lo acompañó en sus locuras capilares durante los 24 años que acumula apoyando a la Selección con el rostro tricolor y alas que representan las de un cóndor, se puso en manos de los hermanos Álex y Neftalí Díaz, de la Peluquería Arte y Estilo.

Aunque ya se le ven “las sabanas de Bogotá”, como él le dice a las entradas que amenazan con la calvicie, ‘El Cole’ todavía tiene abundante cabello para formar “el despeluque” por la Selección.

Los Díaz le tinturaron “las canarias” (como le llama a las canas que pueblan su cráneo), se las cortaron y a través de un tejido le instalaron el Trofeo de la Copa Mundial de la Fifa, lo cual le impide dormir en la cama durante las dos noches que anteceden al juego de eliminatoria.

“Mo toca acostarme en una mecedora. Es que esto tiene su cuento, mi ‘brother’, no es de ‘larín larán’. Hay que sacrificarse por mi Colombia”, dice a boca llena el alegre barranquillero, que ya tiene “60 ruedas”.

‘El Cole’, que fue aficionado empedernido del desaparecido Sporting de Barranquilla (desde hace varios años alienta al Junior), comenzó a figurar como seguidor del representativo amarillo en la eliminatoria al Mundial de Italia 90, que se realizó en Barranquilla.

Disfrazado de cóndor se colgaba en el segundo piso de la gradería de oriental y se movía de un lado a otro, en forma de péndulo. Las normas de seguridad que operan en la actualidad le prohíben ese show que contribuyó enormemente a su reconocimiento nacional e internacional.

“En Italia, el día del partido 1-1 contra Alemania, los colombianos me tenían colgado en unas cuerdas y cuando Freddy Rincón anotó el gol, yo lo que sentí fue un vacío. Empecé y que a aletear, pero nada, me fui para el piso, ¡praa!”, recuerda.

“Yo podría seguir haciendo eso, no tengo problemas en la columna ni artritis ni nada, pero las reglas me cortaron las alas”, apuntó.

TRASCIENDE LAS FRONTERAS

Este fiel devoto de Dios y su Selección puede ser el campeón mundial de los hinchas. Su popularidad y carisma es reconocida en toda Colombia y sobrepasa las fronteras. Mientras los hermanos Díaz le decoraban la testa, dos periodistas japoneses le tomaban imágenes y testimonios para un programa deportivo que prepara un especial del Mundial para emitirlo en el país asiático.

“Desde el Mundial de Italia 90 es famoso en Japón”, dice el reportero japonés.

‘El Cole’ acompañó a Colombia en los mundiales de Italia 90, Estados Unidos 94 y Francia 98. También estuvo en Corea y Japón 2002, a pesar de que el combinado patrio no logró la clasificación. “Yo quería ser el embajador colombiano ya que no estaba la Selección”.

Ahora que Pékerman y sus muchachos, a los que no ha tenido la oportunidad de saludar de cerca (“me encantaría”), ‘El Cole’ tiene todo listo para llevar la cumbia a la tierra de la samba. Cuenta con el apoyo de Energía Solar, empresa barranquillera en la que siempre ha trabajado como mensajero, para vivir otra experiencia mundialista. Esta vez de forma más cómoda que en su debut, en ‘la nación de la bota’, en donde durmió en los parques, en estaciones de buses o en el lugar que lo tomara la noche.

“Allá me quedaba en un hotel ‘mil estrellas’: una banca con el cielo estrellado”, manifiesta con jocosidad.

EL DATO

‘El Cole’ está casado y tiene dos hijos: Lizeth, de 36 años, y Johan Jesús, de 33. Ninguno ha heredado su pasión por la selección Colombia. “Johan es puro Junior. Pero uno de mis dos nietos, Josué, que tiene 3 años, tiene vainas de ‘Coletico’, se mete en el ‘nido del cóndor’ a preguntar qué es eso, qué es esto otro… ¡Lo veo bien!”.


RAFAEL JOSE CASTILLO VIZCAINO
Periodista

COMENTAR
GUARDAR