Mario González vive su partido más difícil
Archivo

Mario González vive su partido más difícil

El jugador se encuentra en cuidados intensivos, luchando por su vida con un respirador artificial.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
23 de septiembre 2013 , 07:50 p.m.

Luego de conocer la triste noticia del diagnóstico de leucemia que se le realizó a Mario Efraín González y los múltiples mensajes de apoyo de la familia del fútbol, equipos, hinchas e instituciones sucedió lo que nadie se esperaba, o por lo menos no tan pronto cuando todos creíamos que el volante bogotano de 30 años se alistaba para iniciar el tratamiento contra esta variedad de cáncer y jugar el partido más importante y difícil de su vida.

El 25 de agosto de 1983 nació en Bogotá Mario, proveniente de una familia humilde del sur de la capital de la república, quien desde pequeño despertó su gran pasión por el microfútbol y el fútbol. Incluso, cuando tenía apenas tres años ya coleccionaba camisetas de diferentes equipos y empezaba a dar esas primeras patadas al balón que lo convertirían en un volante prolijo, con un toque de balón exquisito y una visión de juego como pocos.

El camino de González Castro fue tomando rumbo hacia un mundo lleno de fútbol, en que a medida que pasaba el tiempo sus sueños se veían cada vez más ligados hacia esta carrera rodeada de pases de filigranas, goles, victorias y momentos buenos y malos como sucede en la vida.

Con 21 años tuvo su primera oportunidad de aparecer en el fútbol profesional, Independiente Santa Fe confió en su talento como volante de creación, allí brilló por la sensibilidad de su pierna derecha, lamentablemente el equipo no pasaba por sus mejores momentos y tuvo que buscar gloria en otros equipos.

Pasó por equipos como Trujillanos FC (Venezuela), Atlético Bucaramanga, regresó al conjunto ‘Cardenal’, encontró una nueva posición como volante mixto y fue transferido al Once Caldas. Con el equipo ‘Albo estuvo cerca de dos años y finalmente arribó a Millonarios, equipo del que es hincha y en el que hasta el momento no ha podido mostrar sus condiciones técnicas por su enfermedad.

El 26 de agosto de 2013, el país conoció una triste y desalentadora noticia, después de sentir constantes mareos, el jugador de Millonarios fue internado en la Fundación Santa Fe, allí se le realizaron exámenes y el diagnostico sería el que nadie se esperaba: leucemia. Enfermedad en que la sangre produce de manera descontrolada glóbulos blancos, que afectan el sistema inmunológico.

Tras la fuerte noticia del estado de salud del volante, su madre doña Luz Marina Castro y Katherine Muños, su novia, con quien tiene un hijo de tres años; no lo han dejado ni un solo instante, le han brindado todo su apoyo, su cariño y ayuda para motivarlo a superar su enfermedad. Rodeado de todos los mensajes de aliento que circulan por las redes sociales para el jugador capitalino.

Este miércoles las oraciones de sus familiares, amigos y seguidores se incrementaron, su madre quien mantiene la fe intacta, solo pide que Dios logre sacar a Mario de esta difícil situación y que pueda recuperarse.

Lamentablemente el volante bogotano de 30 años sufrió una recaída y se encuentra en la unidad de cuidados intensivos en que con la ayuda de los médicos lucha por ganar el partido más importante y difícil de su vida. En este momento es incapaz de respirar por su cuenta y se encuentra conectado a un respirador artificial.

Mario González, descrito por su madre como un hombre sencillo, callado y tranquilo, quiere hacerle una gambeta a la leucemia y con la mano de Dios salir adelante, como él mismo dice: “El señor Jesucristo me librará de este mal”.

Mientras tanto, todos los mensajes y los ojos de los colombianos están puestos en Mario y en su familia, para darle ánimo y fortaleza, esperando que el Dios de la vida lo libre de la muerte y le permita seguir recorriendo ese sueño de jugar al fútbol, ahora con el equipo de sus amores.

Luisa Fernández
En Twitter: @Lumarulanda
Especial para Futbolred

COMENTAR
GUARDAR