El '10' de la Selección fue la brújula ante Ecuador
Archivo

El '10' de la Selección fue la brújula ante Ecuador

James Rodríguez realizó un partido soberbio y anotó el único gol del choque.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
06 de septiembre 2013 , 03:48 p.m.

Todo equipo necesita una brújula; y Colombia la encontró en James Rodríguez, un chico de 22 años originario de Cúcuta. El menudo jugador del Mónaco francés juega y hace jugar a una Selección que tiene enamorada al país.

Después de una larga espera, Colombia está a las puertas de lograr lo que no ha conseguido desde hace quince años: la clasificación para la Copa del Mundo, el evento futbolístico más importante del planeta. Mucho hay que echar la vista atrás para recordar el Mundial de Francia 1998, última presencia en dicho evento.

James Rodríguez es uno de los estandartes de una nueva generación de futbolistas que han conseguido que Colombia vuelva a enamorarse y a vibrar con su selección.

El ‘10’ cafetero desempeña un rol clave en el equipo dirigido con maestría por el profesor José Néstor Pékerman. El nuevo fichaje del Mónaco, que desembolsó 45 millones de euros al Porto por su traspaso, es la brújula de un combinado que marcha en segunda posición de las eliminatorias para Brasil 2014 y que ya ha asegurado, como mínimo, el repechaje.

El encuentro de hoy no ha sido otra cosa que la consagración del cucuteño como una de las figuras clave de la ‘Tricolor’. Ante Ecuador movió y dirigió al equipo con la maestría de un veterano. En el choque más importante de la Selección Colombia de los últimos años no se arrugó y no evitó responsabilidades; fue el encargado de lanzar los saques de esquina y cobrar las faltas.

Todo hacía indicar que la figura del encuentro iba a ser su compañero en el conjunto monegasco, Radamel Falcao García, duda hasta última hora por un esguince de tobillo; sin embargo, James irrumpió en Barranquilla como un torbellino. La camiseta ‘10’ de Colombia, portada con gloria por el legendario Carlos Valderrama, parece haber encontrado un digno sucesor en James.

En el minuto 30 de la primera mitad, Falcao realizó un disparo duro y seco desde fuera del área, que merced al rebote en un contrario, consiguió rechazar a duras penas el arquero ecuatoriano. No obstante, James estuvo atento, se adelantó a los defensores y batió a un Máximo Banguera ya vencido.

Pese a que el terreno de juego estaba condicionado por la intensa lluvia caída sobre Barranquilla, el choque fue una cátedra de fútbol por parte de un James Rodríguez que, a los 22 años, atesora mucho fútbol en sus botas. Le espera Brasil y la Copa del Mundo, el evento más importante del panorama futbolístico global.

Jorge Enrique Peris
Periodista en Futbolred.com
jorper@eltiempo.com
En Twitter: @jorgeeperis

COMENTAR
GUARDAR