Después de la tempestad... ¡Llegó la fiesta!
Archivo

Después de la tempestad... ¡Llegó la fiesta!

Colombia venció 1-0 a Ecuador y en todo el país hay júbilo porque Brasil está a un paso.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
06 de septiembre 2013 , 02:56 p.m.
La lluvia no mojó la pólvora de Colombia ni aguó la fiesta. Los hinchas tricolores fueron tan ganadores como los guerreros del combinado patrio que entraron a la cancha. Soportaron sol, lluvia, trueno, relámpagos, hambre, cansancio y una larga jornada que afortunadamente se vio recompensada con el triunfo y un paso sin reversa hacia Brasil 2014. (Colombia, más cerca de Brasil: venció 1-0 a Ecuador)

¿Sol? ¡Sí! Antes de las 2:22 p.m., momento exacto en el que se vino un aguacerazo de una hora y 18 minutos, los rayos solares y la humedad azotaban a los aficionados y se bailaba samba en la tribuna. Pero nada, absolutamente nada, hundió el entusiasmo y orgullo patrio que genera la Selección. (En lo táctico, Pékerman sorprendió pero arriesgó el triunfo)

‘San Pedro’ abrió el chorro y la gente en la tribuna comenzó a hacer la ola. Cuando ya parecía diluvio hubo preocupación, los fanáticos se preguntaban si había aplazamiento, los que venían de otras ciudades con vuelos programados se ponían las manos en la cabeza y arrugaban la cara.

Como nunca, se encharcó el terreno de juego del coloso del barrio La Ciudadela y ahí la mayoría frunció el ceño. “¡Qué escampe ya Dios mío!”, exclamó más de uno.

“¡Sí se puede! ¡Sí se puede!”, corearon en el estadio al ver que los árbitros, encabezados por el central, Heber Lopes, aparecieron en medio del aguacero, a las 3:05 p.m., para revisar el estado de la cancha que en ese momento estaba inunda y no prometía partido.

Sin embargo, a medida que las nubes cedían y amainaba el temporal cargado de rayos y truenos, el público de nuevo se activó. Mucho más al ver que el drenaje del ‘Metro’ funcionaba a la perfección y evacuaba el agua.

“¡A las 5 se inicia el juego!”, se confirmó y subió efervescencia. Después de la tempestad… ¡Llegó la fiesta! Al estadio se le fueron las luces antes de comenzar el segundo tiempo, pero a los pupilos de Pékerman no. Se presentó el pitazo final del partido y se dio pie al festejo, a los fuegos artificiales, a la felicidad por el muy seguro regreso al Mundial.

Rafael Castillo Vizcaíno
Periodista de ADN
Barranquilla

 

COMENTAR
GUARDAR