Así trabaja la Selección Colombia Sub-15 del 'Chamo' Serna
Archivo

Así trabaja la Selección Colombia Sub-15 del 'Chamo' Serna

En Bogotá, trabaja el seleccionado que viajará a México para jugar la Copa de las Naciones.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
06 de agosto 2013 , 03:38 a.m.

Todavía no son mayores de edad, pero sus sueños son grandes y ya comenzaron a recorrer el camino por el que pasaron los mejores futbolistas del país. Son los integrantes de la Selección Colombia Sub-15, que por estos días se preparan a fondo para encarar desde el 10 de agosto la Copa de Naciones, en México, y luego el Suramericano de la categoría, a finales de noviembre en Bolivia.

DeporMÍO acompañó al equipo dirigido por Jorge Serna durante un día para conocer a fondo cómo se forman los ‘pelaos’, que representan el futuro del balompié criollo. Contrario a lo que muchos piensan, en esta categoría también se trabaja duro y sí que se suda la camiseta.

La jornada comienza a las 6 de la madrugada. Los muchachos se despiertan y son pesados por el preparador físico Mauricio Ortiz y el médico Alejandro Soler. Luego van al comedor para desayunar, pero antes hay una serie de actividades, ya que el técnico elige a un jugador para que se encargue de hacer la frase del día y exponer ante los demás sus objetivos personales.

“Aquí los muchachos también estudian. Ellos manejan un cuaderno en el que van tomando sus apuntes de todo lo que se va realizando en los microciclos, siempre les dejo tareas especiales, así resuelven sus dudas y evolucionan su parte mental”, contó ‘el Chamo’ Serna.

Hacen la oración, desayunan y se van a entrenar. Cuando trabajan a doble jornada, cada sesión de entrenamiento dura casi una hora y media, pero si solo hay una en el día, hacen dos horas de práctica, en las que son exigidos al máximo, como si fueran jugadores profesionales.

Por cuestiones del tráfico casi siempre regresan al hotel ajustados de tiempo, a eso de la 1 p.m. Llegan directamente al comedor para almorzar y luego reposan un par de horas.

En la tarde, los juveniles toman un refrigerio (5 p.m.) y luego se reúnen en un auditorio para analizar el trabajo hecho en la jornada. La idea es hacer una retroalimentación para enfatizar conceptos básicos.

En la noche viene la cena (8 p.m.) y después, si hay muchachos que tienen problemas físicos, pasan de nuevo al médico para ser valorados, otros se reúnen con el psicólogo y los demás van a sus cuartos. Después de las 10, ya todos deben estar dormidos, y es el preparador físico quien vigila que a esa hora todo esté en orden.

Sobre la disciplina del grupo, Ortiz aseguró que “son juiciosos y conscientes que deben portarse bien. A veces es difícil manejarlos porque son niños todavía y no falta el que por su inocencia rompa la norma, pero trabajamos para que eso no pase”.

Los pupilos tienen poco tiempo disponible para utilizar sus celulares, acceder a internet o a los juegos que hay disponibles en el hotel. “Antes les decomisábamos los celulares, sin embargo era una medida muy drástica y quisimos crear consciencia de que ellos podían utilizarlos, pero si alguno cometía una falta pagaban todos. En el anterior microciclo un jugador incumplió la norma y nos tocó decomisarles todos los aparatos electrónicos”, confesó Ortiz.

En cuanto a la convivencia, el preparador de arqueros, Víctor Ruiz, aseguró que “aquí nunca estamos aburridos, la pasamos bien y hay una gran unión personal y profesional. Este grupo es nuestra segunda familia”.

Así se crece en el equipo nacional. El viernes, en un amistoso contra la Selección Tolima, los pequeños demostraron buen fútbol, ese con el que buscarán el título en el torneo mexicano. Van con toda.

Los muchachos van por la revancha en México

Los ‘pelaos’ de la Sub-15 seguirán trabajando en Bogotá hasta el próximo jueves, día en que viajarán a Ciudad de México donde el 10 de agosto comenzará la Copa de Naciones.

La ‘sele’, que el año pasado en la primera versión del certamen perdió la final en penales contra el anfitrión, tras igualar 2-2 en el tiempo reglamentario, debutará el sábado enfrentando a su similar de Cuba, en la primera fecha del grupo C. El calendario será exigente, ya que al día siguiente se disputará la segunda jornada; los nuestros se medirán frente al equipo de Argentina. El lunes, en el cierre de la fase, la tricolor jugará contra Costa Rica, a la que goleó 7-0 en 2012. Los cuartos de final se disputarán el miércoles 14 de agosto, las semifinales el viernes 16 y la final el domingo 18.

Una vez termine su participación en tierras ‘manitas’, el grupo regresará al país y los muchachos volverán a sus clubes. El siguiente reto será el torneo Suramericano de la categoría, que se jugará desde finales de noviembre en Bolivia. Allí, los pupilos del ‘profe’ Serna tendrán su gran reto, antes de dar el siguiente paso en el ciclo de selecciones a la Sub-17.

Se le ve buen fútbol a la ‘sele’

El pasado viernes en el estadio del municipio cundinamarqués de Mosquera, la Sub-15 midió fuerzas enfrentando a su similar de Tolima.

Aunque el equipo ‘pijao’ comenzó ganando con un golazo de tiro libre, la ‘sele’ nacional tuvo personalidad para voltear el resultado y terminó ganando 3-1, con una demostración de buen fútbol.

Al equipo dirigido por Jorge Serna se le vio buen toque de balón, apertura por los costados, cambios de frente, sociedades y jugadores con técnica, frente a un equipo que si bien no lo exigió en defensa, si fue una buena medición en ataque.

“Estamos tranquilos porque hemos avanzado a buen paso en nuestro cronograma de trabajo. Conservamos una buena base del grupo que fue campeón en el Mundialito de Bolivia y eso nos ha permitido tener hoy un equipo con un estilo de juego definido y con variantes tácticas que son importantes”, comentó al respecto el ‘profe’ Serna.

La tricolor tendrá su último fogueo este martes, antes de partir para disputar la Copa México de Naciones.

Cristhian Pulido Guerrero
Especial para Diario MÍO

COMENTAR
GUARDAR