Jéfferson Duque 'pintó' el cielo de Bogotá con color verde
Archivo

Jéfferson Duque 'pintó' el cielo de Bogotá con color verde

El delantero fue la gran figura de Nacional e inició la gesta de la vuelta olímpica en El Campín.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
18 de julio 2013 , 03:14 a.m.

A Jéfferson Duque le bastaron 79 minutos en el estadio El Campín para meterse en la rica historia de Atlético Nacional. En Bogotá fue el mejor jugador del equipo de Juan Carlos Osorio, no solo por su gol, sino por su lucha constante y por tener pintado el arco en la frente. (Uno por uno de Nacional: Duque, el mejor en El Campín)

Es un goleador de raza y eso lo dejó claro este 17 de julio de 2013 en El Campín. Corría el minuto 38 del juego de vuelta de la gran final del torneo Apertura y el atacante del cuadro ‘verdolaga’ recibió en tres cuartos de cancha, tiró un sombrero, emprendió una larga cabalgata, ingresó al área y definió al primero palo. ¡Golazo y con mayúsculas! (La estrella es verde y tiene el número 12: ¡Nacional, campeón!)

Pero el jugador de 26 años no solo brilló por el tanto que abrió la coronación número 12 de Atlético Nacional en la máxima categoría del fútbol colombiano. Duque se las arregló para luchar de manera solitaria frente a una de las defensas más sólidas del campeonato, que terminó este miércoles en la capital del país.

Y los luchadores casi siempre encuentran recompensa. Jéfferson ha tenido una historia de alegrías y tristezas en paso por el conjunto antioqueño. El semestre pasado sufrió la rotura de los ligamentos de cruzados de la rodilla izquierda, estuvo tres meses por fuera de las canchas y el pasado 28 de febrero se unió de nuevo a las prácticas del equipo. (La hinchada de Santa Fe no pudo celebrar en El Campín)

La pelea por un puesto en la titular no era nada fácil, luchaba por un lugar con Juan Pablo Ángel y Fernando Uribe, dos delanteros consolidados y que ya jugaron en Europa. Pero Duque esperó paciente su oportunidad, fue presa de la tan criticada rotación pero que al final le dio resultado al técnico Juan Carlos Osorio y después de cuatro meses de batallas encontró su premio. (El seguimiento al campeón, Atlético Nacional)

En Medellín, el domingo pasado, vio el partido desde la tribuna, pero el destino le tenía preparado lo mejor al héroe de la consecución de la estrella 12 de Nacional en El Campín.

En la primera etapa marcó una anotación de linda factura y que le dio al cuadro antioqueño la tranquilidad de jugar con el marcador a su favor. Además, se las arregló para luchar contra los dos centrales de Santa Fe y ponerlos en aprietos.

En la segunda parte, con más espacios tuvo dos oportunidades para acabar de cerrar una actuación descollante, pero el palo le negó esa oportunidad y en la otra, la mandó por encima del palo horizontal. En esa última opción, se lesionó y al minuto 79 tuvo que abandonar el campo, pero ya había hecho lo suficiente para abonar el terreno de la estrella.

“Es una alegría inmensa, ganar el título y hacer gol en la final es lo máximo”, esas fueron una de las declaraciones del artillero.

El pitazo del juez Ímer Machado dictó sentencia, Nacional es el nuevo monarca de Colombia y Jéfferson Duque pintó el cielo de Bogotá con color verde.

Redacción Futbolred.com

COMENTAR
GUARDAR