Nacional no consiguió la ventaja en un Atanasio totalmente verde
Archivo

Nacional no consiguió la ventaja en un Atanasio totalmente verde

Pese al 0-0 en la ida ante Santa Fe, los hinchas 'verdolagas' aún creen en un nuevo título.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
14 de julio 2013 , 04:28 p.m.

El ambiente del empate durante los primeros 90 minutos de juego de esta final de la Liga I-2013 fue interminable para el público local, que disfrutó, se angustió y aunque al final no celebró como quería, aguarda esperanzas para obtener la estrella 12 en Bogotá.

Hacia las 4:15 de la tarde hizo su primera aparición al campo del estadio Atanasio Girardot el equipo visitante, Independiente Santa Fe. La hinchada 'verdolaga', lo respetó y con cánticos del 'vamos, vamos mi verde que esta noche tenemos que ganar' recibió al conjunto 'cardenal', que hizo su respectivo ritual de ingresar al terreno con cada jugador descalzo, expresión que tiene como agradecimiento a Dios por permitirles tener números relevantes como hasta ahora y el hacerlo como petición para que cada uno de ellos deje todo en la cancha para salir victoriosos.

En la tribuna occidental, la atención previa al juego se la llevaron las paisas con su belleza, unas acompañadas por su novios y otras en conjunto con un grupo de amigas, que llevaban a los demás asistentes al limbo con sus sonrisas y coqueteo al caminar.

Igualmente, tres hombres con mascara de Hulk 'el hombre increíble', rudos y 'fortachones', se tomaron fotos con los demás aficionados, pues las caras verdes de estos sujetos eran toda una sensación entre el público.

Por demás apareció el comediante antioqueño 'Vargasvil', el cual bromeó con los paramédicos haciéndoles creer que un infarto iba a darle antes de iniciar el compromiso. La otra curiosidad se hizo esperar, pues solo minutos antes de iniciar el pulso apareció en la tribuna el goleador Jéfferson Duque, su madre Patricia Montoya lo esperaba un poco cabizbaja por la no aparición de su hijo entre los jugadores que participarían del primer juego de la final, decisión que tomó el estratega Juan Carlos Osorio.

Faltando cinco minutos para las seis de la tarde, saltaron los equipos uniformados para el inicio del juego, pero antes los asistentes al máximo escenario deportivo de los antioqueños ya habían recibido de los líderes de las barras los rollos de papel, globos y demás parafernalia. Por ello, cuando los 22 jugadores salieron con la normativa Fifa en compañía del cuarteto arbitral, la fiesta fue imparable entre humo verde y blanco que acompañó al local, que aún sueña con colgarse su duodécima estrella, una hazaña que se definirá en el estadio El Campín.

Nervios en el partido

Entre tanto, el pitazo inicial del pulso fue toda una alegría para la mancha de público verde y blanco, que cumplía su cita en el coloso de la 74. Los nervios empezaban a sentirse y los hinchas entre sentarse y ponerse de pie, pasaron la mayoría de los 90 minutos. Algunos estuvieron tranquilos disfrutando del encuentro y otros se apoderaron de las uñas y mecatear para aguantar el momento de poder gritar un gol de su equipo.

'Cantemos sureños que la vuelta vamo' a dar tomando cerveza, todo vamo' a emborrachar'. 'Vamos verde vamos' 'esta hinchada no te deja de alentar, vamos los verdes que tenemos que ganar' fueron algunas de las frases que corearon los 43.799 asistentes al estadio, mientras su equipo se desenvolvía ante Santa Fe y las voladas que tuvo el golero Camilo Vargas por los remates de Farid Díaz, Jhon Freddy Pajoy y el mismo Alejandro Bernal dejaron con ansias de gritar gol a un estadio que se vistió de verde.

El ingreso de Uribe y la salida de Ángel

Juan Pablo Ángel no tuvo su mejor noche, pero como siempre salió aplaudido por los aficionados. Le dio paso al hombre sorpresa, Fernando Uribe, quien anda afinado y ahora su ‘feeling’ con el público ha cambiado para bien y ya no es silbado por los hinchas.

Los técnicos en la tribuna

Los aficionados se hicieron notar, algunos con aplausos, unos con silbidos y otros con ponerse de pie y gritarles indicaciones a los jugadores, no faltaron en la tribuna. Sus sugerencias eran para Alexis Henríquez a la hora que tenía que marcar a los delanteros Wilder Medina y Jefferson Cuero, de Independiente Santa Fe.

Así mismo sucedió con Juan David Valencia, a quien le pedían saliera con más rapidez al momento de ir al ataque. "Grito y me desespero por ratos porque el equipo no juega como quiero, (risas). Sé que el técnico no soy yo, pero por lo menos me desahogo diciendo que podría hacer el equipo dentro del campo ante un rival duro como lo es Santa Fe, pero seremos campeones en Bogotá", explicó un aficionado al final del pulso.

Jeraldine Franco
Corresponsal de Futbolred
Medellín
@jeraldinefranco

COMENTAR
GUARDAR