"Aprendí que en la Copa no se puede tener un mal partido": Gutiérrez
Archivo

"Aprendí que en la Copa no se puede tener un mal partido": Gutiérrez

"Los partidos malos hay que dejarlos para la Liga o la Copa Postobón", agregó el DT de Santa Fe.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
10 de julio 2013 , 02:07 p.m.

Independiente Santa Fe quedó afuera de la Copa Libertadores y la procesión va por dentro. Pese a haber dejado todo en el campo de juego, a luchar por obtener ese tan anhelado segundo gol en El Campín, que llevara la serie a la definición desde el punto penalti, el equipo ‘Cardenal’ quedó afuera, pero sin haberse entregado. Con la cabeza arriba y, además, con el reconocimiento de toda su hinchada que lo alentó todo el partido y lo despidió con aplausos.

“Hicimos todo lo que estuvo a nuestro alcance, pero lamentablemente no se pudo. Duele quedar afuera de un torneo en donde queríamos llegar a la final, pero así es la historia. Hoy (anoche) el balón no quiso entrar, llegamos varias veces, creamos diferentes opciones, pero no tuvimos la suficiente efectividad”, contó Wilson Gutiérrez en la rueda de prensa posterior al compromiso contra Olimpia.

Y es que Santa Fe, que tardó 79 minutos en hacerle un gol al club paraguayo, que jugará su séptima final de Copa Libertadores, tuvo claras opciones de gol en la primera etapa como para haber abierto el marcador, y eso lo reconoció Gutiérrez: “En el primer tiempo tuvimos cuatro, cinco llegadas claras, pero no fueron gol. Arrancamos mal, pero luego generamos las mejores opciones, creo que pudimos haber convertido un gol en esa etapa para haber acortado la diferencia del juego de ida”.

(Mire acá: Fin del sueño copero de Santa Fe, venció a Olimpia, pero no le alcanzó)

El conjunto capitalino hizo un cambio a los siete minutos de juego ya que el argentino Emanuel Molina salió lesionado y le dio paso a Cristian Martínez Borja. Luego mandó al campo, en la segunda etapa, a Julián Lalinde por Cuero y al paraguayo Centurión por Roa: “Realizamos variantes para intentar ganar más peso ofensivo. Creo que Lalinde hizo su trabajo, ganó varios balones aéreos, ayudó a generar acciones ofensivas, pero solo pudimos convertir un gol. Centurión ingresó ya para intentar que él bajara un balón a sus compañeros, que ganara una pelota aérea para tomar algún rebote, como se presentaron con un remate desde afuera de Meza y en un cabezazo de Anchico…lo intentamos, pero no se pudo”, dijo Gutiérrez.

Luego, tras recibir un reconocimiento por parte de la prensa por la muy buena participación de Santa Fe en Copa Libertadores, a Gutiérrez se le indagó por cuál había sido la principal enseñanza que le había dejado dirigir la Copa Libertadores: “La enseñanza que me deja es que en la Copa Libertadores no puedes tener un partido malo. Lo tuvimos en Asunción y no logramos remontar el marcador. Los partidos malos hay que dejarlos para la Copa Postobón o para la Liga, pero en Copa no se puede. Aprendí también esta clase de partidos internacionales, el público, el ser visitante, la exigencia que conlleva, es una gran experiencia todo esto”.

(Mire acá: Wílder Medina fue traspasado al Barcelona de Ecuador)

Claro y es que el estratega capitalino no se perdona ese juego flojo que tuvo Santa Fe en Asunción y que terminó siendo determinante en la serie, y que fue el primer aporte para que Olimpia se encuentre hoy de festejo y en la final de la Copa Libertadores, algo con lo que soñó la hinchada ‘Cardenal’.

Santa Fe actuó doce partidos en Copa Libertadores. Ganó ocho, empató dos y perdió dos también. Logró que un equipo colombiano regresara a la fase semifinal de dicho campeonato luego de seis años y, por qué no decirlo, ilusionó a sus hinchas y a buena parte del resto de equipos en Colombia en disputar la final. El sueño copero del equipo rojo se acabó, pero terminó dignamente y con una enseñanza que queda para todos: en la Copa Libertadores no se puede tener un partido malo.

Leonardo Duque Soto
Periodista Futbolred
leoduq@eltiempo.com
Bogotá
En twitter: @leoduq

COMENTAR
GUARDAR