'Marinita', otra estrella en el firmamento de Independiente Santa Fe
Archivo

'Marinita', otra estrella en el firmamento de Independiente Santa Fe

Luz Marina Talero, quien falleció el pasado domingo, trabajó 47 años como tesorera en el club.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
07 de julio 2013 , 11:22 a.m.

1966 no fue un año cualquiera para la familia ‘Cardenal’. En ese año se celebraron las bodas de plata del club en un festejo sin precedentes en el estadio El Campín; arribó el brasileño Walter Moraes ‘Waltinho’, quien con 283 partidos se convirtió en el jugador de dicha nacionalidad que más partidos disputó con la camiseta roja; logró la cuarta estrella y, sobre todo, se vinculó a la institución, un 29 de septiembre, la Señora Luz Marina Talero.

‘Marinita’, como era conocida por todos los integrantes de la familia de Independiente Santa Fe, supo ganarse el cariño y el respeto gracias a su trabajo y sacrificio por el club capitalino. Mientras estuvo, Santa Fe ganó los títulos de 1966, 1971, 1975 y 2012; así como la Copa Colombia en 1989 y 2009 y la Superliga en 2012, título en el que se dio el gusto de poder dar la vuelta olímpica.

Y es que Luz Marina, quien murió víctima de un paro respiratorio, no necesitó ponerse guayos ni estar un par de minutos en la cancha para ganarse un lugar en el club. Desde afuera, en la parte administrativa, supo edificar un cariño enorme por parte de todos, principalmente de los futbolistas que pasaron por el equipo.

“Tenía un corazón gigante, estaba pendiente de cada detalle. Era muy ordenada en su trabajo y dedicada, a los jugadores nos tenía mucho cariño y nos exigía, siempre, que hiciéramos bien las cuentas de cobro”. La quise mucho, recuerda Don Alfonso Cañón, el ‘maestro, quien es el más grande ídolo de la historia de Independiente Santa Fe.

Era tanto el afecto de la familia ‘Cardenal’ por Luz Marina, hincha de Santa Fe hasta la médula, que ella realizó el saque de honor del partido en el que el ‘León’ festejó sus 70 años de fundación, un miércoles 27 de febrero de 2011 cuando Santa Fe igualó 0-0 con Nacional.

Pandolfi, otro grande en la historia santafereña y campeón en 1975, se pagó sus pasajes y estuvo presente aquella noche, precisamente, solo para vivir la fiesta del aniversario y ver el saque de honor de ‘Marinita’. “Esta señora (Por ‘Marinita’) es muy valiosa. Ha puesto el alma por el equipo siempre, no la vayan a olvidar”, contó aquella vez el atacante argentino que fue pieza fundamental en el logro de la sexta estrella.

‘Marinita’, quien se llevaba mejor con los hombres que con las mujeres, le tenía un gran afecto al arquero argentino Manuel Ovejero, quien quedó campeón con Santa Fe en 1971. Y ese aprecio nació debido a que en ese año Manuel posó, en una foto con sus compañeros en El Campín, con Luz Ángela, hija mayor de ‘Marinita’, en sus brazos. La foto que siempre anhelan los padres de familia para con sus hijos.

Incluso, cuando Santa Fe enfrentó a Vélez Sarsfield en la Copa Suramericana en 2011, Ovejero fue a saludar a la delegación al hotel. “¿Cómo así? ¿‘Marinita’ trabaja aún en Santa Fe? No lo puedo creer, mándele esta foto”, dijo el exguardavalla, quien le envió la imagen original de aquella vez donde posó Ovejero con Luz Ángela. Un detalle que hizo llorar de la emoción a Luz Marina cuando tuvo la foto en sus manos.

Pero el afecto, el respeto no fue solo con jugadores de antaño, fue también con los ídolos de tiempos más cercanos.

Léider Preciado, otro jugador muy querido por la hinchada de Santa Fe, también recordó con cariño a ‘Marinita’: “Fue una señora muy especial con todos los jugadores. Eso sí, tenía un carácter fuerte, había que entregar las cuentas de cobro como ella exigía”, contó el ahora entrenador de una de las categorías juveniles del equipo ‘Cardenal’.

Por su parte, Agustín Julio, gerente deportivo del club, uno de los que cargó el féretro de Luz Marina en la muy bonita misa que realizó el club el día de las exequias, se le vio muy conmovido: “Fue una mujer entregada a su trabajo, se fue y nos dejó muchas enseñanzas”.

Carlos Entrena, kinesiólogo de Santa Fe y que ahora hace parte de la Selección Colombia, también recordó detalles de Luz Marina: “A mí siempre me regañaba porque me tardaba mucho en pasarle las cuentas de cobro, era muy rígida con esos detalles”, recordó.

El alma de Luz Marina continúa en la sede del club

Cuando uno recorre cada lugar de la casa administrativa entiende que Luz Marina está presente. Apenas uno ingresa, a la izquierda, detrás de la recepción, está ubicada su oficina y alrededor de ella está toda la gente que no para de recordarla y que no tiene ningún inconveniente al tener que evocar alguna anécdota con ella. Luz Marina, prácticamente, era quien le daba la bienvenida al club a quien ingresara a la sede.

Flor Cáceres, quien cumplirá el próximo 16 de julio 35 años trabajando en el club y quien le sigue en antiguedad, recordó que su última discusión con ‘Marinita’ se presentó debido a una diferencia por el orden de fecha de unas facturas: “Yo le repetí un par de veces el por qué tenía así las facturas, por qué en ese orden y se disgustó por el hecho de haberle repetido. Tenía un genio fuerte y era muy meticulosa con su trabajo”.

Santa Fe, que le hizo varios reconocimientos en vida, decidió hacerle un regalo hace poco y fue llevarla a Porto Alegre al partido de Copa Libertadores frente a Gremio por los octavos de final. “Estando en Río de Janeiro se nos perdió en el ‘Corcovado’, o se nos perdió no, se bajó rápido y nos esperó abajo. Estuvimos tomando fotos con ella y cuando nos dimos cuenta ya no estaba. Nos tocó mostrarle fotos de ella a la gente que subía porque estuvimos dos horas sin verla con nuestro grupo. Fue un susto tremendo”, contó Hilda Gómez, secretaria de presidencia.

Leyla Bernal, gerente administrativo de Santa Fe, la recordó con mucha emoción. Claro, Leyla, fue la mejor amiga de Luz Marina en el club en el último tiempo. “Durante la fecha de mi cumpleaños, en todos, me regaló un ramo de flores. Siempre tenía ese detalle conmigo además de ser muy especial con mi hija, que la quiere muchísimo. Voy a extrañar mucho esas flores. Su partida ha sido muy fuerte para nosotros”, dijo.

Por su  parte, Diego Urquijo, director administrativo de las escuelas de formación de Santa Fe, también contó una muy buena anécdota con 'Marinita’ en donde incluyó a varios integrantes de la parte administrativa. “Para ella era más importante la fecha de su ingreso a Santa Fe que el mismo cumpleaños. A nosotros, justo a nosotros, se nos olvidó por un par de días ese aniversario, el número 47, y luego nos echó su ‘vainazo’. Después volvió a repetir que nadie la había felicitado (el pasado 29 de septiembre) y nos reunimos de urgencia con el presidente Pastrana, quien terminó solucionando el problema: se le regaló una réplica del trofeo del título de la Liga, un trofeo hermoso del que le dijimos que era sorpresa y que se habían tardado en entregarlo y por eso no la felicitamos. Lloró de la emoción".

De igual forma, William Romero Amaya, quien trabaja en la parte de contabilidad del club, acotó: “Hubo un jugador, pero no puedo decir quién, que se tardó más de tres meses en pasar una cuenta de cobro y ‘Marinita’ lo llamaba todas las semanas para que pasara la cuenta, y no lo hacía. En cada llamada que le hacía ‘Marinita’ sufría…hasta que por fin, tres meses después, se dignó a pasar la cuenta de cobro”…

Misa de despedida, muestra del gran afecto para Luz Marina

En la iglesia Cristo Rey no faltó nadie de Santa Fe para el último adiós a esta bogotana que dejó un esposo, dos hijas y tres nietos. Allí se notó el cariño que había construido Luz Marina en todo el club. Estuvieron siete presidentes (Aldana, Prieto, Pachón, Méndez. Plazas, Bernal y Pastrana), viejas glorias del equipo, gran parte del plantel actual y todos los jugadores de las categorías menores. Estaba Santa Fe en toda la extensión de la palabra.

Por eso, seguramente, emocionaron tanto las palabras del presidente Cesar Pastrana, quien le agradeció a la familia de ‘Marinita’ el haber esperado la llegada de los integrantes del club ‘Cardenal’, que estuvieron el pasado martes enfrentando a Olimpia en una de las semifinales de Copa Libertadores, uno de los grandes anhelos deportivos de Luz Marina, de Asunción.

“’Marinita’ fue una mujer trasparente, honrada, leal, ciento por ciento entregada a Santa Fe”, expresó Pastrana en uno de sus apartes de su corto, pero sentido discurso. Además, el máximo dirigente del club rojo, quien también cargó el féretro, anunció que Luz Ángela Ayala, hija de ‘Marinita’, será la nueva tesorera del club. "No fue un pedido de ella, es un reconocimiento del club para con ella", agregó.

La misa fue presidida por Monseñor Héctor Gutiérrez Pabón, obispo de la Diócesis de Engativá, quien es muy amigo del Diácono, Héctor Joaquín Ayala, esposo de ‘Marinita’. Además, estuvieron presentes dos sacerdotes y 15 diáconos y, por supuesto, sus hijas Lucía del Pilar y Luz Ángela y sus nietos Mauro Edinho, Daniela y David Santiago. Todas muestras, una vez más, por si hacía falta, de ver unida a unida a una familia que ‘va por más’, como dice el presidente Pastrana. Una familia que está unida en la victoria y en la derrota. En las alegrías y en las tristezas.

Una familia que despidió a ‘Marinita’, la tesorera que trabajó toda su vida para Santa Fe. La que junto a la ‘Chiva’ Guillermo Cortés iluminarán el firmamento ‘cardenal’. La señora querida y admirada por todo el equipo 'cardenal' en cuerpo y mente. La misma que, en silencio, llenaba de piropos al argentino Omar Lorenzo Devani y la que alguna vez calificó el goleador argentino Hugo Ernesto Gottardi como ‘Patrimonio de Santa Fe’. La que en sus años mozos se alertó por la ‘echada de perros’ del defensa brasileño Claudionor Cardozo, razón por la que su esposo, Joaquín Ayala, no dudó en recogerla siempre en la sede de la calle 39, en Teusaquillo, y continuó haciendo durante 25 años.

‘Marinita’, sin duda, una nueva estrella que guiará desde el cielo a Independiente Santa Fe.


Leonardo Duque Soto
Periodista Futbolred
Bogotá
leoduq@eltiempo.com
En twitter: @leoduq

COMENTAR
GUARDAR