Ryu Seung-Woo, la amenaza ofensiva para Colombia en octavos de final
Archivo

Ryu Seung-Woo, la amenaza ofensiva para Colombia en octavos de final

El delantero comanda el ataque de Corea del Sur, rival del equipo nacional en el Mundial Sub-20.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
01 de julio 2013 , 09:16 a.m.

Colombia, tras dominar el grupo C de la primera fase del Mundial Sub-20 de Turquía, llega como favorita a su duelo de octavos de final contra Corea del Sur, en donde el atacante Ryu Seung-Woo se presenta como la principal amenaza para Cristian Bonilla.

Es por el momento el máximo anotador de los 'Guerreros Taeguk' en este Mundial y ha sido determinante con sus tantos para la clasificación del equipo a esta ronda, como tercero del B. Fue decisivo en los dos primeros partidos, especialmente en el partido de debut, donde Corea del Sur tuvo muchísimos problemas para doblegar a la debutante Cuba, que se adelantó al principio del partido y que presentó una gran resistencia casi hasta el final. Pero entonces apareció Ryu Seung-Woo, con 1-1 en el marcador, para conseguir el 2-1 definitivo ya en el 82 y evitar cualquier sorpresa.

También marcó en el descuento de la primera mitad ante Portugal en el segundo partido, poniendo un 1-1 provisional antes del 2-2 definitivo, un resultado que terminó siendo decisivo para la clasificación a octavos, antes de la derrota en la tercera jornada contra Nigeria (1-0).

"Sólo intento ayudar a que el equipo gane. Estoy contento por aprovechar las oportunidades, pero lo importante son los éxitos de todos, no los míos", señaló el veloz atacante del equipo de la Universidad de Chung-ang.

El arquero Cristian Bonilla y los defensas colombianos están avisados de un jugador que ha ido creciendo en los últimos meses, desde que contribuyó al éxito de Corea del Sur en el campeonato asiático Sub-19 del pasado año, donde marcó además uno de los penales en la tanda que decidió la final ante Irak.

Es uno de los cinco 'Kim' del plantel de su país en este Mundial y está todavía a la espera de su oportunidad en un equipo profesional, algo que le motiva especialmente en esta estancia en Turquía, donde se dan cita 'cazatalentos' de todo el mundo.

"Por supuesto que algún día me gustaría poder tener una oportunidad en un equipo importante, pero hay que ir paso a paso y ahora lo importante es hacer un buen torneo en Turquía", señala cuando le preguntan si alguna vez le gustaría jugar en un club grande, como otros ilustres compatriotas. Una de sus armas ofensivas es su capacidad para encontrar espacios entre las defensas rivales y su velocidad de movimientos en el área, ayudado por su reducida envergadura.

Es el tercer jugador con menos altura del equipo (1,71 metros) y el que menos pesa (59 kilogramos), con lo que suple con habilidad técnica y rapidez su falta de potencia o sus escasas oportunidades en el juego por alto. Después del título Sub-20 continental en 2012, el mismo año en el que el país ganó el bronce olímpico en Londres, el objetivo mínimo fijado por los responsables del equipo era superar la primera fase, algo que ya está conseguido. A partir de aquí, el equipo se permite soñar con dar la sorpresa.


Con información de AFP

COMENTAR
GUARDAR