"La primera vez que vi a Falcao supe que era diferente": Espíndola
Archivo

"La primera vez que vi a Falcao supe que era diferente": Espíndola

El argentino, en Colombia por los 20 años de Fair Play, la escuela que fundó, habló con FUTBOLRED.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
15 de junio 2013 , 06:49 a.m.

Silvano Espíndola nació en Argentina, pero una parte de su corazón es colombiano. Su paso como jugador por Millonarios, Independiente Medellín, Unión Magdalena y Deportes Tolima, hicieron que el exfutbolista de un remate de media distancia envidiable le tomara un especial cariño a nuestro país.

Después de retirarse del fútbol dedicó su vida al servició de los jóvenes, con una herramienta “espectacular”, como el mismo la llama, para tratar de acercárseles: el fútbol. A través de él, Espíndola descubrió al jugador hoy por hoy más importante que tiene el fútbol colombiano, Radamel Falcao García.

Además del gran goleador nacional que actuará en el Mónaco de Francia, Espíndola, de 50 años, representa ahora una promesa del fútbol colombiano como lo es Éder Álvarez Balanta, quien juega en River Plate de Argentina.

En esta oportunidad, Silvano Espíndola se encuentra en Bogotá porque Fair Play, la escuela que él fundó, cumple 20 años de labores formando jóvenes, no solo en lo deportivo, también en lo humano a través de los valores.
 

FUTBOLRED: ¿De dónde surgió el nombre de la escuela Fair Play?

Silvano Espíndola: "El nombre de Fair Play (juego limpio) surge porque la idea inicial era no solo pensar en lo deportivo, sino también en lo humano. Para nosotros la parte humana es fundamental, formar chicos más como personas que como futbolistas. Claro, si tienen el talento los vamos a llevar hasta donde podamos".

FUTBOLRED: ¿Por qué la creo, con qué propósito lo hizo?

S.E.: "Cuando terminé de jugar fútbol profesional, vuelvo a Colombia y empiezo a trabajar en la iglesia Casa sobre la Roca y ahí me doy cuenta que Dios me dio un 'filing' con los jóvenes, entonces inmediatamente capté que el fútbol podía ser una herramienta espectacular para influenciar positivamente en la vida los chicos, en su crecimiento. Si los marcas siendo niños, cuando sean grandes van a mantenerse íntegros".

FUTBOLRED: ¿Cómo ha visto el desarrollo de la escuela sin usted?

S.E.: "Al principio no fue fácil, porque cuando se va la cabeza visible se siente, pero funcionó lo que pensaba al principio, pude haberle puesto a la escuela de fútbol Silvano Espíndola, como mucha gente lo hace, pero siempre traté de desligarla de mí. Si algún día no estaba, que la escuela pudiera funcionar.

Después pasamos a otra etapa y ahora la conduce Julián Correa, que llevó a la escuela a un nivel al que, seguramente, yo no la habría llevado. Toda la parte social que hemos hecho, para mí es lo más importante".

FUTBOLRED: Además de Falcao, ¿qué otros jugadores, que estén ahora en el fútbol profesional, pasaron por Fair Play?

S.E.: "Éder Álvarez Balanta, la revelación del fútbol colombiano y figura de River Plate de Argentina; José el ‘Mono’ Herrera, que está en Atlético Huila; Juan Guillermo Villegas, arquero de Chicó, entre otros. Hay muchos jugadores que actuaron en la categoría ‘B’ del fútbol colombiano y otros que están en Estados Unidos".

FUTBOLRED: Usted es la persona que descubre a Falcao, ¿qué recuerda de él en sus inicios y qué le decía para llegar a ser un profesional exitoso?

S.E.: "El primer día que Falcao llegó a entrenar es imborrable, porque caminaba de una manera muy particular (risas). Llegó con el papá, con ‘Rada’ (Radamel García), con quien éramos amigos porque jugamos en Unión Magdalena y Tolima. Y el padre me dijo: “Acá te traigo a mi ‘pelao’, todos lo quieren, todos dicen que juega muy bien”. Me acuerdo que el chico hizo el primer entrenamiento y quedé impresionado, me impactó, era un jugador muy diferente.

‘Rada’conocía a otra gente del fútbol, pero él llevó a Falcao a mí escuela porque se dio cuenta que en Fair Play no solo le iba a aportar futbolísticamente, sino también como persona. Y no se equivocó. Recuerdo que tuve que sacarlo varias veces de la cancha, porque Falcao tenía el síndrome de ser el mejor del equipo y a veces se fastidiaba cuando un compañero perdía la pelota o no se la daba, entonces me lo llevaba a caminar y le decía algo que estoy seguro que lo marcó a él: “vos sos el mejor jugador del equipo. Si vos regañás a tus compañeros, se van a caer; si lo regaña algún otro no les importa, pero en cambio si los animás, vas a tener diez fieras atrás, porque sos un referente”. Después de eso cambió, se volvió un líder positivo y con Fair Play ganó todas las copas de la liga. Y bueno, Falcao estuvo con nosotros desde 1995 hasta el 2000, cuando lo llevé a River Plate".

(Lea acá: "Ser pieza fundamental del proyecto del Mónaco me sedujo": Falcao)

FUTBOLRED: ¿Cómo terminó el conflicto con la mamá de Falcao, luego de las acusaciones que le hicieron a usted?

S.E.: "Se terminó aclarando. No fue un conflicto, lo expliqué por escrito. Era el punto de vista de la mamá de Falcao, que no entendí, pero lo respeto. Todo quedó claro y quedó bien". (N. de R.: Carmenza Zárate, madre de Falcao García, afirmó a los medios de comunicación que Silvano Espíndola no tuvo influencia en la vida deportiva ni espiritual del goleador colombiano y que además el exfutbolista no les había entregado el dinero completo del pase de Falcao de Fair Play al River Plate).

(Mire aquí: En carta, Silvano Espíndola niega haberse quedado con plata de Falcao)

FUTBOLRED: Después de eso, ¿la relación con Falcao está bien, se hablan?

S.E.: "Sí, es que él no tiene nada que ver con eso, fue un absurdo. Es más, estuve ahora en España y cené en la casa de él, estuve en la final de la Copa del Rey. En total fueron 11 días los que pasé allá".

FUTBOLRED: ¿Fue usted el que llevó a Falcao a convertirse en un hombre de Dios?

S.E.: "La mamá de Falcao siempre estaba pendiente de que él pensara en Dios, y que él entrara a Fair Play en parte fue por eso, porque para mí lo más importante son los valores, que no digan groserías, que se respeten los unos a los otros".

Colombia, el segundo hogar de Silvano

FUTBOLRED: ¿Por qué se devolvió a Argentina después de vivir tantos años en Colombia?

S.E.: "Porque le compré el pase a Millonarios y seguí mi carrera de fútbol en Argentina, hasta que me retiré y después, por el nexo de la iglesia y todo lo que estaba pasando en mi vida, nos vinimos a Colombia, vivimos nueve años, y nos fuimos a Estados Unidos".

FUTBOLRED: Usted tuvo la oportunidad en Argentina de jugar con el que es considerado el jugador de todos los tiempos en ese país, Diego Maradona, y en Colombia le dio banca al ‘Pibe’ Valderrama, el eterno ‘10’ colombiano, cuando jugaban en Millonarios ¿cómo fue esa experiencia única?

S.E.:"A Diego lo conocía desde que estábamos pequeños. Yo era dos años menor que él, pero jugábamos juntos en el club Los Cebollitas. Él se fue a Argentinos Juniors y nos volvimos a encontrar en primera división cuando yo cumplí los 17 años. Jugábamos de memoria, yo jugaba para él.

A mí me impresionó mucho que después del Mundial de México 86, Maradona le dijo a la revista El Gráfico que el jugador con el que se entendía mejor era conmigo, cuando tuvo a Burruchaga y otros más al lado, y que me quería tener en la mesita de noche. Diego es un ser humano impresionante, él hacía cosas increíbles, siempre peleó por la plata de nosotros, nunca por la suya y si no accedían, él no jugaba. Diego es lo máximo.

Y al ‘Pibe’ no le di banca, lo que pasa es que nuestras realidades eran muy diferentes en ese momento. Él llegaba de jugar en Unión Magdalena y yo de hacerlo en Argentinos Juniors y la Selección Argentina. El tenía una formación diferente, ritmos de juego diferentes, y al ‘Pibe’ le costó llegar a un equipo grande como Millonarios, le costó también el clima.

El técnico Jorge Luis Pinto no nos ponía mucho a los dos, y las veces que nos puso el equipo funcionó de una manera impresionante. Recuerdo que la primera vez que jugamos juntos, porque Peluffo no pudo jugar, puso al ‘Pibe’ de ‘8’ y a mí me puso de ‘10’, ellos no sabían a quién marcar, le metimos 5 goles esa vez a Santa Fe.

Con el ‘Pibe’ somos muy amigos, concentrábamos juntos en la misma habitación y le escuché la voz como a los tres meses, porque era tímido, pero no tuvimos muchas oportunidades de jugar juntos. Él explotó en 1987 en el Deportivo Cali".

FUTBOLRED: ¿Qué recuerdos tiene del fútbol colombiano?

S.E.: "Grandes recuerdos. Con Millonarios, por ejemplo, me quedé con la sangre en el ojo porque no pudimos ser campeones y teníamos un equipazo, lo que pasa es que se movían muchas cosas en ese tiempo y por eso fue difícil. Después recuerdo el cariño de la gente de Independiente Medellín, equipo en el que me fue muy bien en todo los aspectos de mi vida".

FUTBOLRED: Usted pasó por Millonarios, Tolima, Medellín y Unión Magdalena ¿Con qué equipo se identifica en Colombia?

S.E.: "Con Millonarios y con Medellín, a los dos le hago fuerza".

FUTBOLRED: Justamente con Millonarios, en 1986, usted le convirtió un golazo a Once Caldas, que en esa época se llamaba Cristal Caldas ¿Lo recuerda?

S.E.: "Claro, siempre me acuerdo de eso, fue el gol del año. Con ese gol ganamos 1-0. Además, en ese partido nos estaban dando un baile bravo y ya Francisco Maturana empezaba a armar una base de lo que sería la Selección Colombia después. Gracias a ese gol crearon un comercial que se llamó El gol Azul para que la gente se asociara y una barra de la tribuna oriental lleva ese nombre".

FUTBOLRED: ¿Fue el mejor gol de su carrera?

S.E.: "Está dentro de los mejores goles que hice en mi carrera, pero si me das a escoger tengo otros que convertí de pelota parada, porque mi fuerte era la media distancia".

FUTBOLRED: ¿Observa jugadores del fútbol colombiano?

S.E.: "Sí, porque se dio algo sin buscarlo. Tengo amigos del fúbol, como William Cocuy en Villavicencio, que me llama a decirme que tienen una promesa de futbolista y que lo tengo que ver. Eso ocurre por las relaciones que tengo con algunos clubes en Argentina. Ellos creen que me entregan a un jugador y yo les devuelvo a un Falcao o a un Balanta".

FUTBOLRED: ¿Cómo descubrió a Éder Álvarez Balanta?

S.E.: "William Cocuy me llamó y organizó un partido para que viera a algunos jugadores, todos muy buenos. Y William empezó a mencionarme a un central, a un lateral, y le dije no: el volante central es el diferente, el negro, es una ‘fiera’. Me dijo que lo lleváramos a Argentina y le dije que teníamos que esperar porque aún debía aprender varias cosas. En ese momento Balanta tenía 16 años. Hablé con el papá y le dije que trabajaríamos varias cosas y después hablé con el chico y le expliqué que tenía las condiciones y que lo iba a llevar a Argentina, pero que no jugaría de volante central, sino de defensor central izquierdo porque tenía la técnica, la rapidez y la potencia necesarias. Éder al principio no entendió, pero después lo aceptó y hoy brilla con River en esa posición".

FUTBOLRED: ¿Usted es el representante de Balanta?

S.E.: "Sí, así es. Cuando lo llevé a River preguntaron quién era el representante, y todos nos vimos las caras. ¡El chico no tenía! Entonces me ofrecí. Pero mi labor es como con Falcao, estar pendiente de que no le falte nada, que esté bien, ayudarlo anímicamente. Con Éder estamos trabajando muy bien y tiene un futuro impresionante. Será el marcador izquierdo de Colombia por muchos años".

FUTBOLRED: ¿A qué se dedica ahora Silvano Espíndola?

S.E.: "Soy pastor de la Casa de la Roca en Estados Unidos y ese es mi trabajo. Algunos me preguntan cómo me va de empresario y yo no soy empresario de nada, si veo un jugador que tenga condiciones le abro las puertas. No estoy por fuera del fútbol porque me encanta y me apasiona, pero no trabajo en el fútbol, salvo con Fair Play, pero esto no me da mucho".

Juan Camilo Garnica Trujillo
Especial para Futbolred
Camtru@eltiempo.com
En Twitter: @juank_garnica

COMENTAR
GUARDAR