La increíble y feliz historia de la defensa de Pékerman (opinión)
Archivo

La increíble y feliz historia de la defensa de Pékerman (opinión)

Es la mejor de la Selección Colombia en la historia de las eliminatorias bajo el actual sistema.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
12 de junio 2013 , 06:52 a.m.

José Pékerman se está saliendo con la suya: tiene a la Selección Colombia con un pie en el Mundial 2014 y al país lleno de ilusiones y alegría. Sin embargo, sin hacer ruido, con su perfil bajo y su tonada argentina de sabio consejero, basa su campaña en un extraordinario rendimiento defensivo, el de permitir apenas tres goles en nueve partidos dirigidos en las eliminatorias.

Esta cifra es la mejor de la historia de la Selección en la fase clasificatoria suramericana, desde que se implantó el sistema todos contra todos para el Mundial de Francia-98. Nunca antes ningún técnico había logrado con la 'tricolor' tan alto grado de seguridad defensiva. El equipo de Pékerman recibe una anotación cada 270 minutos, es decir, cada tres partidos. ¡Impresionante!

Seguramente, los detractores del entrenador argentino (tiene más de los que uno puede imaginar) dirán que solo se han recibido tres goles porque mi Dios es muy grande, por una increíble dosis de buena suerte, porque los palos han ayudado mucho y porque David Ospina se confirmó como un arquerazo. "Si no hubiera sido por eso, se habrían perdido varios partidos y la estadística sería otra", dicen algunos en la radio y la televisión.

¡Claro, si mi tía tuviera bigote y barba sería mi tío!

Hablar de supuestos no sirve para nada. Lo que vale en este caso son los números, el rendimiento y la campaña de la Selección Colombia bajo la dirección de José Pékerman. Con él al frente, solo se han recibido goles frente a Ecuador, Chile y Venezuela, en todos los casos como visitante. Además, en Barranquilla el combinado patrio tiene la valla invicta, un dato que no debe pasar desapercibido tras las cuatro victorias en igual número de juegos disputados, con trece tantos convertidos.

Hay que elogiar el trabajo defensivo de la Selección de Pékerman, más aún en los tiempos de Falcao, 'Teo', Jackson, Bacca y Muriel, goleadores consumados, verdaderos depredadores del área, que le dan al equipo tricolor un potencial anotador que tampoco había tenido en su historia. Por esto mismo es más meritoria la campaña defensiva.

Algo bueno -o mucho, tal vez- tiene el trabajo que realiza Néstor Lorenzo, el asistente técnico de Pékerman y quien se encarga de la parte defensiva de la Selección. Hay que hacerle a él tambien un reconocimiento. Algo clave -o mucho, tal vez- le debió quedar de ser un alumno adelantado de Carlos Salvador Bilardo, pues recordemos que jugó con Argentina el Mundial de Italia-90. Lorenzo fue un zaguero recio, pero con oficio y versatilidad táctica, que algo bueno -o mucho, tal vez- aprendió en equipos con reconocido estilo defensivo como Ferro Carril Oeste, Banfield y Boca Juniors de su país, o Bari de Italia, donde jugó.

A Pékerman lo conocemos como un técnico al que le gusta el ataque, el juego con la pelota pegada al piso y para ello elige jugadores de alta calidad técnica. Sin embargo, nos demuestra que arma esta Selección Colombia, que tiene un pie en el Mundial de Brasil-2014, como mandan los cánones del fútbol: de atrás hacia adelante.

GABRIEL BRICEÑO FERNÁNDEZ
Editor de Futbolred.com
gabbri@eltiempo.com
En Twitter: @gabbritter

COMENTAR
GUARDAR