Santa Fe no celebró en su llegada a Bogotá
Archivo

Santa Fe no celebró en su llegada a Bogotá

La policía pidió al equipo no salir por donde los esperaban los hinchas y usaron una salida alterna.

24 de mayo 2013 , 04:54 a.m.

Los cerca de 40 hinchas del equipo ‘cardenal’ que fueron a recibir al plantel bogotano al aeropuerto El Dorado se quedaron con las ganas de ver a sus ídolos. Con un par de banderas en alto y con la tristeza de ni siquiera recibir un saludo por parte de los hombres que tienen a Santa Fe a un paso de las semifinales de Copa Libertadores, los aficionados expresaron su malestar por lo sucedido:

“Estuvimos acá más de dos horas para saludarlos, para felicitarlos porque lo de ayer (el miércoles) en Perú fue un triunfazo. No esperábamos que ni los pudiéramos ver”, dijo Carlos Suárez, quien, con abono en mano, sujetaba una bandera que decía 'Perdomo presente'.

Lea la siguiente nota: ("Pido prudencia a los hinchas de Santa Fe, falta un tiempo": Gutiérrez).

Por su parte, Agustín Julio, gerente deportivo del club ‘albirrojo’, contó el por qué los futbolistas no salieron por el lugar indicado para los arribos internacionales: “La orden fue de la policía. Ellos nos dijeron que por seguridad lo mejor era que los jugadores se montaran al bus, fue una decisión de ellos”.

Lea la crónica del juego en Cusco: (Santa Fe dio un paso de gigante a semifinales, superó 1-3 a Garcilaso).

El plantel de 18 de jugadores de Santa Fe arribó a Bogotá a las 2:30 p.m., y solo una hora y media después salieron, ya sentados en el bus del equipo con placas CXZ-273 y ante la mirada atónita de los aficionados que solo atinaban, con sus brazos, a pedir explicaciones y de varios medios de comunicación que corrían de un lado a otro para tomar algunas imágenes.

Galería de fotos: (En Cusco, Santa Fe 'voló' con destino hacia las semifinales de Copa).

Eso sí, luego del muy buen triunfo ‘cardenal’ en Cusco 1-3 sobre Real Garcilaso (el segundo de Santa Fe en tierras peruanas por Copa Libertadores), el técnico Wilson Gutiérrez habló vía Skype con la cadena internacional Fox Sports y allí les mandó un mensaje a los hinchas: “Les quiero pedir a los hinchas de Santa Fe mucha prudencia, mucha humildad, nos falta un tiempo de 90 minutos. No hemos conseguido aún la clasificación pues no queda un partido y hasta que no logremos sellarla no podemos celebrar nada”.

Observe acá los tres goles de Santa Fe en Cusco: (Triunfo de Santa Fe en Perú lo deja 'ad portas' de las semifinales).

Pese a la ventaja obtenida, el equipo bogotano regresó en silencio, y los hinchas, que prácticamente tienen agotada la boletería para el juego de vuelta del martes 28, en donde el club capitalino habilitará nuevamente las tribunas laterales de norte y de sur bajas, se quedaron con las banderas estiradas, las cámaras listas, las hojas de papel en blanco y con la bronca de no poder transmitirle esa alegría a un plantel que no se detiene y que quiere seguir haciendo historia en el certamen de clubes más importante de América.


Cuero no perdió dos dientes, sino uno

El único momento doloroso, muy doloroso, de Santa Fe en Cusco se presentó al minuto 10 de la segunda parte. Jéfferson Cuero buscaba el cuarto gol de su equipo, pero el defensa Juan Lojas le cometió una falta al habilidoso jugador vallecaucano. En la caída, el atacante se golpeó en su dentadura con su rodilla derecha y perdió un diente.

“Fue uno y no dos dientes”, le dijo Agustín Julio a FUTBOLRED sobre la pérdida de uno de los dos dientes frontales que le sucedió al jugador de 25 años que ya alcanzó dos goles en esta Copa.

“Ya me llamaron dos odontólogos para repararle a ‘Cuerito’ lo de sus dientes. Toca hacerle un trabajo importante, de conductos y ojalá todo salga bien”, contó Julio, quien agregó que en el vuelo de regreso hubo muchas alegrías, sonrisas, pero Cuero no pudo disfrutarlas mucho. Claro, con un diente menos es bien difícil.

Este viernes se venden entradas de laterales Sur y de Norte bajas

En la taquilla que está ubicada en el parqueadero sur de El Campín, desde las 8 a.m., se pondrán a la venta un pequeño remanente de boletas para dichos sectores, que fueron nuevamente habilitados luego de varios meses. Allí, el costo de la entrada es de 21 mil pesos. Se cree que solo un par de horas durarán a la venta dichas boletas.

Según se conoció, el resto de localidades están completamente agotadas. Para el próximo martes, en el juego de vuelta frente a Garcilaso, se espera un estadio completo de gente. El partido, como el de Gremio, será a las 8 de la noche.


Leonardo A. Duque Soto
Periodista Futbolred
leoduq@eltiempo.com
Bogotá
En twitter: @leoduq

COMENTAR
GUARDAR