Maturana, polémico como nunca: "El torneo colombiano no me llena"
Archivo

Maturana, polémico como nunca: "El torneo colombiano no me llena"

El legendario técnico opina también de Falcao, la Selección Colombia y el fútbol internacional.

18 de mayo 2013 , 09:55 a.m.

La tranquilidad brota en sus palabras, en su semblante. Si dirige bien, si no también. No es conformismo, es la sapiencia, paciencia y experiencia de una laureada trayectoria. Francisco Maturana no dirige desde noviembre de 2012 cuando dejó Al Nasr de Arabia Saudí, pero se encuentra relajado, mas no desactualizado.

El extécnico de la selección Colombia de mayores sigue viendo fútbol a cada rato, internacional y local, del bueno y del perverso.

De paso por Barranquilla entre jueves y viernes para dictar una conferencia, invitado por el presidente de la Liga de Fútbol del Atlántico, Moisés Díaz, Maturana habló de todo sobre el mundo del balón.

¿Cómo fue su experiencia en medio oriente?

Enriquecedora. Disfruté de un equipo bueno. Tuvimos una etapa en Barcelona trabajando con Johann Cruyff, gozamos como niños. Es un lugar diferente, pero hay mucho tiempo para uno y lo usé bien.

¿Aprendió algo del idioma árabe?

Lo esencial. El inglés era el salvavidas. Los árabes terminaron hablando español.

Usted ya había estado en Arabia, ¿encontró muchos cambios?

Estuve en la misma ciudad, en el otro club, Al Hilal, en el 2001. Logramos ganar la Copa de la Liga y fuimos campeones de Asia. El año pasado llegué el Al Nasr, tenía como 16 años de no llegar a una final y lo logramos, con poquito. Hice contrato por dos años más, pero los que me llevaron, al ver la expectativa que se había generado, optaron por retirarse y yo, en ejercicio de lealtad, también. La pasé muy bien. Me sentí con ganas y capacidad.

No me sentía cómodo en la Federación

¿Usted renuncia al cargo de director técnico y de desarrollo en la Federación Colombiana de Fútbol por lealtad con Hernán Darío ‘Bolillo’ Gómez?

La decisión ya estaba tomada, yo no me sentía cómodo, había muchas cosas por hacer. Yo soñaba con la escuela oficial de formación de entrenadores, aquí no hay categorización y reconocimiento para ellos. Yo iba a completar un año en el cargo y sentía que no se avanzaba, me sentí inútil.

¿No le dieron las herramientas?

-En esta Federación lo trascendental es la Selección absoluta. Me parece un exabrupto que Colombia, a estas alturas, no tenga una escuela de entrenadores. Esa era mi batalla y encontré la colaboración de casi todas las universidades, pero yo no apruebo proyectos. Me sentí vacío allá. Me dieron libertad de hablar, pero qué gano con eso si no se ejecuta.

Era un puesto improductivo...

Yo pertenezco al comité técnico de la Fifa en estos momentos, yo oriento ahí y se hacen las cosas. En cambio aquí no se mueve, no hay una visión, ni la capacidad de entender que eso es algo que no es para ‘Pacho’, es para el fútbol.

Sobre Pékerman y ‘Bolillo’

¿Cómo ve el proceso a cargo de José Pékerman?

Va bien y acompañado de resultados. Se ha creado un entorno agradable, se acabaron las luchas regionales, nadie pone el grito en el cielo cuando sale la convocatoria, con ese ambiente los jugadores se sienten cómodos y están en un momento fantástico. Esperemos que se mantenga, porque el futbolista hoy está bien y mañana quién sabe.

¿Si ‘Bolillo’ Gómez siguiera como DT de la selección Colombia también se tendría una buena posición en la eliminatoria?

No me cabe la menor duda. Esta es una Selección con una estructura fuerte. No quiero que digan que es amiguismo. César Menotti dijo en la Copa América (en la que dirigió ‘Bolillo’): "Colombia va a volver si se lo cree". El equipo redujo al mínimo a Argentina, simplemente había que sumarle la fantasía y pausa a esa estructura.

¿Qué hay de la cosecha de Pékerman que le haya agregado a Colombia para consolidar un buen estilo de juego en la eliminatoria?

Yo soy muy prudente y respetuoso. No creo que pueda hacer una evaluación de lo que le ha incorporado Pékerman al equipo. Me parece que no es mi sitio. Disfruto de los triunfos como cualquier colombiano. Cuando ganó en Perú yo no veía cómo íbamos a ganar el siguiente partido, ahora ese equipo puede perder y tengo la sensación que puede ganar el que viene.

¿Esta Selección se parece a la que usted dirigió en los 90?

Tiene cosas, más en su estructura. Muchos hablan de una generación espontánea en el 90. Yo me resisto a creer eso porque ese equipo que clasifica a Italia 90 es el mismo que eliminaron en la primera ronda de la Copa América y estuvo deambulando dos años sin encontrar nada. Cuando clasificamos, nadie entendió cuántos entrenamientos y concentraciones teníamos juntos. Estos muchachos de ahora son los mismos que llevan varios años sufriendo, llorando, aguantando. Ahora nadie sabe qué tan amigos son y todo lo que llevan juntos. La fortaleza de grupo a través de la convivencia es la principal similitud que encuentro. Ya el producto, no creo que sean comparable.

¿Esa fortaleza se la ha dado el compartir en selecciones menores?

Esa fortaleza nace asimilando derrotas. Voy a contar una infidencia: cuando se acaba la Copa América 2011, Mario Yepes, el capitán, empieza a llorar en el camerino y les dice a los muchachos, llorando, que ellos no sabían lo que le costaba a él entrenar para poder estar a la altura de ellos, que él pensaba que esa era su última Selección y estaba muy dolido porque los habían eliminado, que se habían frustrado sus sueños. Termina Mario y sigue llorando, viene Camilo Zúñiga y habla: "Mario, no se preocupe, que nosotros vamos a correr por usted, ponemos todo lo que usted no pueda poner, pero lo necesitamos aquí con nosotros. Ese es un grupo de amigos y esa es la verdadera fortaleza de esta Selección". Ya que después se le ponga un collar o un arete, es una cosa diferente.

¿Por eso también está en la selección un líder como Faryd Mondragón?

Yo no creo que una convocatoria se sustente solo en la amistad, yo creo que si Faryd está, es porque tiene argumentos.

¿Estaría de acuerdo con un técnico extranjero en las selecciones menores?

Yo he sido extranjero en muchísimas partes, ¿cómo lo voy a ver? Esa es una pregunta más para el presidente de la Federación.

¿Cree que hay injusticia al enaltecer lo que hace Pékerman y echar agua sucia a lo que hicieron usted y ‘Bolillo’?

No soy el indicado para juzgar a la gente, respeto la opinión de otros. He aprendido que los demás no pueden pensar como uno.

¿Cree que en el exterior lo valoran más que en Colombia?

No estoy pidiendo valoración. Yo estoy en un aeropuerto y todo el mundo me saluda con aprecio y cariño, voy al almacén y me atienden bien, aquí y afuera. Puede que en la prensa digan otra cosa. Pero en el día a día, con la gente de a pie, solo tengo palabras de agradecimiento. Ahora que sufrí un accidente de tránsito me di cuenta de lo que es realmente valioso.

¿Sintió que su vida corrió peligro?

Sí. Uno se pone a pensar: si no tengo un buen carro no estaría contando la historia, si es un día normal, al caer al otro lado, se lesiona más gente. Tengo que darle gracias a Dios porque no me pasó nada a mí ni a nadie. Fue una ventana para darme cuenta de las cosas importantes. Celebro por la gente amiga que tengo, que no estaba preocupada por el morbo del siniestro, sino por mi salud. Recibí llamadas de todos lados.

¿Es muy difícil dejar sentadas en la banca a figuras como Jackson Martínez y Carlos Bacca?

A estas alturas nadie se siente figura. El fútbol ha cambiado, puede que haya estrellas rutilantes que destaquen. Xavi una vez dijo: "Mi fútbol no tiene sentido sin mis compañeros". Falcao es importante, pero sin Macnelly y sin Ospina no sirve. Todos necesitan de todos. El futbolista de élite sabe eso.

¿Jackson Martínez y Falcao pueden jugar juntos?

Los buenos jugadores siempre son compatibles. Por ahí alguien dijo que cuando en algún equipo no había puesto para un buen jugador, el que sobraba era el entrenador.

¿Qué tan importante es Teófilo Gutiérrez para la selección Colombia?

A mí me gusta, Teófilo es casi que la garantía de la idea de juego. Si yo tengo en la cancha a ‘Teo’, pienso que va a haber elaboración de juego.

¿Cómo ha visto a Macnelly Torres en el rol de 10?

Muy bien. Lo he visto bastante comprometido. Hay momentos en que jugó hasta de volante central. Tiene mucho talento.

¿Por qué ‘Bolillo’ no jugaba con un número 10?

‘Bolillo’ es más partidario de usar cuatro jugadores número ‘8’. Se nutrió mucho de esa figura cuando estuvo en Ecuador y le llenó el alma. Disfruta de eso. Pero no quiere decir que si lo tiene no lo va a poner. Yo creo que iba a usar a James Rodríguez.

¿Cuáles son sus candidatos para ir al Mundial por Suramérica?

En esta eliminatoria no se puede hablar, todo depende de cómo se interpretan las cosas que pasan. Aquí cualquiera le gana a cualquiera. Si alguno pierde se rasga las vestiduras, descalifica a todo el mundo y cambia todo, se queda. Si lo entiende como un descalabro ocasional y le apunta al próximo mes, va a recuperarse. No me atrevo a decir nada porque no sé cómo se van a recibir las derrotas, porque todos van a perder en estas cuatro fechas. Hay que ver el manejo de eso.

¿No se puede decir que Colombia ya clasificó?

Uno en el fútbol no puede hablar con el corazón. Yo digo que Colombia está clasificada porque mostró cómo puede ganar. Pero Uruguay demostró cómo puede ganarle a Argentina, es el tercer equipo del mundo. Hay que ir despacio. Todos van a perder. Vamos a ver cómo lloran cuando pierden.

¿Se podría ver de nuevo a Francisco Maturana en la Selección Colombia?

No, yo creo que no. Mi historia por ahí ya pasó, eso sí lo tengo claro. Mañana no sé qué voy a hacer, pero sí sé lo que no voy a hacer, eso no entra en mis planes. Mi ciclo en la Selección ya pasó.

¿Ni de asesor u otro cargo?

-Sí, yo creo que ni de eso; ya pasó.

Redes sociales

¿No le gustan las redes sociales?

-No, te complicas la vida. Es abrir una ventana para que te digan de todo.

¿Pero también se puede encontrar elogios?

Yo no tengo mucho qué decir y ¿para qué me voy a complicar la vida? Este tema es interesante. Estamos en un país complicado, es nuestra tierra, nuestro orgullo, pero qué cosa tan verraca vivir acá, el irrespeto siempre está en la puerta. En los periódicos hay un espacio para que la gente escriba y terminan insultándose el uno al otro, generando violencia. De cien comentarios solo hay diez serios.

Muchos lo ‘perratean’ (burlan) por aquella expresión: “Perder es ganar un poco”...

-Eso no es mío, si se la ‘perretean’, ‘perratean’ a Confucio. Allá la osadía de los que se meten con Confucio, eso no es mío (risas).

Sobre la liga colombiana

¿Cómo ve el nivel del torneo local?

No me llena todavía, me parece que ocasionalmente voy a encontrar un partido bueno. Nunca me he metido con los árbitros, pero veo que están siendo muy importantes para decidir desde la equivocación. No hay constancia. No es muy atractivo el campeonato colombiano.

¿Qué equipo del fútbol colombiano le gusta?

Me gustan muy poquitos, estoy en una etapa, ya de viejo, en donde no me gusta casi nada, pero a veces Santa Fe juega bien.

Sinceramente, ¿usted se ve un partido Alianza Petrolera vs. Patriotas?

-Una vez me encontré con el equipo de Alianza en Bogotá y uno de los entrenadores se me acerca, me saluda y me dice: aquí sufriendo con este descenso. ¿Cómo así que sufriendo? Estuvieron años peleando el ascenso para venir a sufrir. Disfruten del campeonato, ¿cuál es el problema si ustedes se van a la B? ¡Ninguno! No tienen dolientes siquiera, hagan el fútbol agradable. Ese equipo juega bien. Es más, Patriotas también, pero no hace goles. El DT se enloqueció y se fue. Lo que pasa es que es Patriotas. Están llegando y quieren correr.

¿Prefiere ir a cine que ver Alianza-Patriotas?

No, el fútbol no lo cambio. Yo también puedo ver una cosa mala, hay partidos muy malos y los veo. Hay otros que a los 20 minutos, cuando expulsan a alguien, hasta ahí termino.

¿Por qué en estos tiempos no se ven equipos con identidad y que dejen huella en el fútbol colombiano por su estilo de juego?

Es muy difícil dejar huella cuando no se tiene un plan de juego. Tengo la sensación de que a raíz de los dos torneos al año no hay tiempo de trabajar. Nadie quiere apostar. La otra es que aquí venían jugadores de las selecciones de otros países, era un tipo de material distinto. Es muy difícil que encontremos un producto por encima de los resultados, que es lo que ahora importa.

¿Lo volveremos a ver dirigiendo en la liga colombiana?

No lo sé. Yo ando sin prisas. Pienso que uno tiene un plan y Dios otro, a veces no coinciden. Ahora quiero tranquilidad, crecer y ya.

¿Ha desechado ofertas?

Tuve oportunidad de dirigir en Colombia. Estuve hablando con el presidente de Itagüí. Me gustaba el equipo que tenía Leonel. Itagüí tiene nueve jugadores antioqueños, Medellín no tiene ni uno y Nacional tenía uno. Yo me dije: si quiero hacer un trabajo por el fútbol antioqueño, el laboratorio es ese.

¿Y qué pasó?

-Yo le pedí dos refuerzos que necesitábamos: Dorlan Pabón y Giovanni Moreno, solo le pido eso. Y al otro día empezó a vender el resto.

¿Cuál es el mejor jugador de la Liga?

Me gusta Omar Pérez.

¿El mejor técnico?

-‘Bolillo’ Gómez.

¿Y ahora mismo que no está ‘Bolillo’?

-No sé... Es muy complicado. Yo tuve una experiencia después de haber sido campeón de América, haber ido a un Mundial y dirigir al Valladolid. Yo fui a España, donde la gente me encasilló como ‘Menotista’ (de Menotti), y coincidí con Bilardo, quien comenzó un enfrentamiento dialéctico con Jorge Valdano y yo entré. Bilardo entonces dijo: "Maturana que no hable, cuando sea técnico, hable, cuando tenga diez años de entrenar, ya es técnico". Luis Cubillas me dijo: "Usted va a ser técnico cuando le quieran quemar la casa". Ahora resulta que hay ‘pelaos’ que llevan un año y ya son técnicos.

Dejan el fútbol y amanecen técnicos...

En serio, ganan un torneito y ya son técnicos. Y el torneo aquí en Colombia es barato. No lo digo en plan despectivo, es para que entiendan que no es fácil, el camino es largo. Después de que Bilardo me dijo eso, me di cuenta de que tenía razón.

Pero en el exterior hay técnicos triunfando como Luis Fernando Suárez, Reinaldo Rueda y Jorge Luis Pinto...

Reinaldo se preparó en Alemania, no es que Colombia hizo mucho por formarlo, él hizo mucho a nivel individual. Luis Fernando también, el mismo Pinto. Se hicieron ellos mismos. Son reconocidos y capaces. En América, el técnico colombiano no está tan mal posicionado.

¿Cómo ve a Juan Carlos Osorio en Nacional?

Me parece una persona culta y trabajadora, que no ha engañado a nadie. El problema no es de él. Los dirigentes saben quién es él y lo traen. ¿Por qué le quieren pedir otra cosa si ya saben lo que hacía?

¿Qué le dijo a Bilardo cuando lo mandó callar?

Nada, me quedé quieto, yo soy respetuoso porque Bilardo es campeón del mundo.

¿Cómo ve la campaña de Alexis García en el Junior?

Es que va muy poquito tiempo. Alexis jugó muy bien al fútbol, me imagino que está comprometido con el buen juego, es una persona con un liderazgo importante, con un trabajo previo en una institución, que no se puede comparar con el Junior. Cuando estaba en La Equidad él era todo desde el punto de vista deportivo, aquí tiene muchas ideas más la de él porque esta es una cuestión más grande. En La Equidad, cada práctica era con tres periodistas, aquí son muchos más. Viene a una nueva cosa y lo mínimo que necesita es tiempo.

Acá debe meditar mejor expresiones como “los sobraditos de Nacional”...

Sí. No sé. Cuando vos quieres manejar un imperio, hay que hablar poco y escuchar mucho, y Junior es un imperio. De todas maneras, una de las cosas que yo aprendí en mi primer año en Arabia fue la diferencia, yo antes me peleaba por todo, me descomponía, ya no, entendí que la diferencia es muy importante y hay que respetarla.

¿Y futbolísticamente cómo ha visto a Junior?

Me sorprendió el Junior por su rebeldía ante la adversidad, empezaron a ganar con argumentos y sin argumentos, pero ganaron, en ese ganar a veces jugaban bien. Empezó bien y por momentos ha jugado bien, pero no alcanza la continuidad, creo que es normal.

¿Cuál es el futbolista colombiano con más futuro?

-Jackson todavía no tiene techo, James Rodríguez también tiene garantizado un sitial importante y juan Guillermo Cuadrado, porque esos jugadores que son fantasía pura pueden llegar a lugares insospechados.

¿Comparte una supuesta partida de Falcao al Mónaco?

-Es su vida. Lo que pasa es que a veces nos sentimos con la autoridad de decir lo que tiene que hacer el otro. Podemos pensar que uno quiere para él esto y lo otro, pero la decisión es de él, es lo suficientemente inteligente. Hay que respetarlo.

20 años después han salido a flote muchas anécdotas sobre la selección Colombia y el 5-0. En una se dice que los jugadores se reunieron con los capos del Cartel de Cali...

-No sé, yo estaba anestesiado. Yo no me acuerdo de eso. Aparte hay que entender otra cosa. Nosotros no somos los que garantizamos la seguridad, somos gente popular, la Selección Colombia es de los buenos, malos, negros, blancos, ricos, pobres. De esos encuentros no sé, ya me siento hasta mal, ¿en qué momentos se me fueron?

Fútbol europeo y mundial

¿Borussia o Bayern?

Me gusta Bayern, no sé por qué. Casi siempre los más débiles tienen mayor adhesión. Me parece que Borussia toca más.

Hay gente diciendo que se acabó el ciclo del Barcelona. ¿Le parece exagerado?

Creo que es irrespeto. Un equipo como Barcelona merece respeto, confianza y credibilidad. Acabar un ciclo cuando has ganado cuatro Ligas en cinco años... Lo que sí es un hecho es que viene una sombra brava que son esos alemanes. A este Barcelona, con lo que tiene, no le alcanza. Tendrá que reaccionar, pero la concepción futbolística que tiene la van a mantener hasta la muerte.

¿Alemania es al favorito para ganar el Mundial?

-Para mí, sí. España tiene que aferrarse a un buen momento de Mata o Silva, que son los que le dan el cambio de ritmo en la parte ofensiva, de resto es inofensiva. Esos alemanes están muy complicados, son candidatos número uno.

Ahora mismo hay problemas en el fútbol mundial con el racismo, ¿usted nunca lo ha sufrido?

-Nunca. Siempre he sido bien recibido en cualquier parte. Yo llegué a España y terminé haciendo un programa todos los miércoles para TV5 de Italia. Parecía impensado que un negrito de Colombia estuviera haciendo un programa allá. Sí hay racismo, pero yo no lo he sentido.

La frase

“Quiero ver cuántos entrenadores colombianos van a dirigir en Argentina y España”.

Rafael Castillo Vizcaíno
Periodista de ADN
Barranquilla
rafcas@eltiempo.com
En Twitter: @rajocavi

COMENTAR
GUARDAR