En su día, cinco madres del fútbol colombiano hablan de sus hijos
Archivo

En su día, cinco madres del fútbol colombiano hablan de sus hijos

Invitamos a las de Ímer Machado, Wílder Medina, James Rodríguez, Paulo C. Arango y Hernán Torres.

12 de mayo 2013 , 11:12 a.m.

Existe un lugar invisible y mágico donde la presión, la angustia y la locura que se genera con el fútbol no tienen cabida para jugadores, técnicos y árbitros: la familia. Ahí, en ese nido personal, único e impenetrable, es donde se encuentran el equilibrio y el amor necesarios para sobrellevar una profesión nada fácil. Y en el amor, las oraciones y el apoyo incondicional de una madre es donde se fortalece el hijo que salta a la cancha a buscar la gloria.

El amor de madre no tiene distinción socioeconómica, no elige profesión ni oficio y por lo tanto también hace parte del maravilloso mundo del fútbol. Es por ello que este domingo, en el Día de la Madre, FUTBOLRED invitó a cinco mamás para que nos contaran parte de su historia de vida con sus hijos, en el deporte que está considerado como el mejor espectáculo del mundo. (Vea acá la galería: Desde niños, con la pelota atada)

Se trata de Hilda María Barrera, la mamá del árbitro Ímer Machado; Blanca Tamayo, la del goleador Wílder Medina; Pilar Rubio, la del astro del Porto y la Selección Colombia, James Rodríguez; Nancy Ambuila, la del ídolo del América Paulo César Arango; y Noemí Oliveros, la del actual técnico campeón nacional, Hernán Torres, de Millonarios.

Son cinco preguntas a las que ellas cinco respondieron con el corazón en la mano y, especialmente, con amor de madre.

FUTBOLRED: ¿Qué anécdota recuerda de su hijo en el fútbol?

HILDA MARÍA BARRERA, mamá de Ímer Machado: "Él se escapaba de la casa para ir a entrenar y cuando llegaba se metía por el techo para que yo no me diera cuenta. Una vez llegó a mi casa un muchacho que estaba enfermo y cuando vio en la pared la foto de Ímer, se mejoró".

BLANCA TAMAYO, mamá de Wílder Medina: “Tengo muchas, porque él a los siete años ya jugaba fútbol y andaba con el papá por todos lados pateando el balón. Pero recuerdo una en especial: una vez jugando en una cancha en Puerto Nare (su tierra natal) llegó un ‘pelado’ y le pegó un puño en la cara y le dejó una cicatriz; esa vez fue horrible.

PILAR RUBIO, mamá de James Rodríguez: “A James siempre le gustó ver ‘Supercampeones’ (serie animada de fútbol), me pedía rosquitas y una Pony malta para sentarse a ver su programa preferido. Lo hacía cuando tenía tres años, era la serie preferida de él”.

(Lea acá: Especial: Diez grandes anécdotas de futbolistas colombianos)

NANCY AMBUILA, mamá de Paulo César Arango: “Paulo faltaba siempre a una clase de la tarde en el colegio, por andar entrenando, y yo lo dejaba porque él ama el fútbol.

NOEMÍ OLIVEROS, mamá de Hernán Torres: “Mi hijo ha sido una persona demasiado apegada al fútbol y siempre ha estado muy comprometido. De cuando jugó con Medellín y con Tolima tengo muy buenos recuerdos".

FUTBOLRED: ¿Qué siente al ver a su hijo en los campos de fútbol?

H.M.B.: “Ímer me pide que mire lo que más pueda sus partidos, para que le diga si va bien. Cuando yo veo que suceden cosas en la cancha, es lógico que piense que le pueden hacer algo malo, pero lo único que puedo hacer, es orar para que no me le vayan a hacer daño. Cuando él va a salir a la cancha, me llama desde donde esté para que yo ore. Entonces yo hago una oración de fe para él y todos los que lo acompañan, mientras ellos escuchan. Pido para que no vaya a pasar nada en el estadio donde se encuentran”.

B.T.: “Siento una felicidad enorme, porque siempre le pido mucho a mi Dios para que Wílder coja juicio y salga adelante. Ahora, dónde está lo han tratado bien y seguro que así como va no volverá a tener inconvenientes”.

P.R.: “Siento orgullo de James, pero más que eso también se sufre demasiado porque el fútbol es una carrera exigente, todos los días tienes que rendir porque si no lo haces, vienen las criticas y por eso sufro. En todo caso, a mí también me gusta el fútbol y trato de relajarme un poco con eso, pero no dejan de existir los nervios y el sufrimiento”.

N.A: “Es una satisfacción enorme ver a Paulo César, porque su sueño fue jugar fútbol y ser profesional, y lo ha cumplido, además en América, el equipo de mis amores (sonríe). ¡Porque soy americana a morir! Eso me llena, porque hace lo que le gusta y puede triunfar en su tierra”.

N.O.: “Siento una alegría muy grande, satisfacción de ver que Hernán ha logrado los sueños que siempre ha tenido. Por ejemplo llegar a ser campeón, siempre quiso ese logro, lo hizo con Millonarios, pero acá en Tolima no pudo. Dios lo llevo allá con Millonarios, lo logró y ese fue un sueño que él siempre tuvo”.

FUTBOLRED: ¿En algún momento se opuso a que su hijo entrara al fútbol?

H.M.B.: “En algún tiempo no estuve de acuerdo, porque por estar en el arbitraje, Ímer no le ponía mucha atención al estudio. Inclusive, cuando estaba en sexto de bachillerato (en la actualidad grado once) perdió ese año. Entonces a uno de madre eso no le parece bueno".

B.T.: “No, nunca. A mí me parece que el fútbol es lo de Wílder, fue su mejor elección”.

P.R.: “Nunca, porque James ama su profesión, es un profesional de tiempo completo, él ve su carrera con mucho profesionalismo. Nunca me arrepentiría de esto, porque sé cómo le apasiona el fútbol, nunca he tratado de impedir su carrera y, por el contrario, siempre se le ha apoyado demasiado”.

(Vea aquí la galería: 'Viejitos', pero rendidores)

N.A: “No, al contrario, apoyé a Paulo César como desde los cinco años, siempre jugando detrás de un balón y con mucha motivación por el fútbol, cuando no tenía guayos reuníamos en la familia para comprarle unos.

N.O.: “Cuando Hernán estaba jovencito, nosotros queríamos que estudiara porque uno siempre piensa en que se preparen para el día de mañana. Cuando estaba en el colegio San Simón, yo siempre estaba pendiente de que él no fuera a perder un año por estar jugando fútbol. Pero él me decía: “Mamá tranquila, yo respondo por mi estudio”. Y así fue, nunca descuidó sus estudios”.

FUTBOLRED: ¿Un regalo muy especial que le haya dado su hijo?

H.M.B.: “Una vez, Ímer me hizo un regalo en que me tomaron una foto, la llevaron a un canal, también me hicieron una entrevista y salí por la televisión. Él siempre está pendiente de mí, cuando cumplo años, en el Día de la Madre. Cuando viaja a otro país, siempre me trae algo”.

B.T.: “Wílder me regaló unos ‘areticos’ de oro, ropa, y ahora me envía plata para terminar de arreglar mi casa”.

P.R.: “El mayor regalo de mi vida son mis hijos y ya con eso es una bendición, y ahora que voy a ser abuela pues es algo maravilloso, ese es un gran regalo de James”.

N.A: “Un regalo y un sueño que se me hizo realidad fue ver jugar juntos en el América a Paulo César con Johan, otro de mis hijos. Se dio este año y es algo que a veces me cuesta creer, eso me tiene satisfecha como madre e hincha”.

N.O.: “Hernán ha sido especial en todo momento y el mejor regalo es que ha sabido manejar su vida, ha sido un hombre de bien. Creo que el mejor regalo para uno como madre, es que los hijos salgan adelante y que tengan una vida buena”.

FUTBOLRED: ¿Cuál es el gran consejo que le ha dado a su hijo para su carrera en el fútbol?

H.M.B.: “El consejo que siempre le damos a Ímer es que no tome, que cuide su salud para que cumpla su propósito de ir al Mundial, algo que para nosotros sería muy especial. Le decimos que no se desanime, se entristece mucho cuando no puede pasar las pruebas porque es algo que emocionalmente lo pone mal”.

B.T.: “El consejo de siempre para Wílder es que se maneje bien. Le pido que salga adelante, que el tiempo se acaba y él debe dejar atrás tantos problemas.

P.R.: “En ese plano del fútbol no me meto mucho, de pronto más en lo personal, pero como James es tan ubicado, tan correcto en sus cosas, entonces no recuerdo haberle dicho algo sobre eso. Siempre los dos hablamos el mismo idioma, siempre le digo que vaya para adelante y no mire para atrás”.

N. A.: “Le he inculcado a Paulo César agradecerle a Dios siempre, que ore y le dé gracias, luego que sean hombre de bien, nunca hacerle mal a nadie y que pueda0 ser ejemplo. También le digo que juegue bien y no vaya a ser ‘cochino’ ni meterle la pierna a otro jugador para golpearlo (sonríe)”.

N.O.: “En una época en que Hernán estaba muy triste acá, cuando dirigía al Tolima, siempre le dije que tuviera paciencia, que supiera manejar bien las cosas. Le digo que sea una persona directa, que no se deje influenciar por nadie y que siempre haga las cosas a la luz”.

Redacción Futbolred

COMENTAR
GUARDAR