El sabor amargo de perder con Venezuela (opinión)
Archivo

El sabor amargo de perder con Venezuela (opinión)

La 'vinotinto' le ganó con oficio y argumentos a una Colombia que no jugó su mejor partido.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
27 de marzo 2013 , 04:21 a.m.

Siempre va a dar bronca perder con Venezuela. Y mucha. Es como si al rival de uno en el trabajo le dan el puesto anhelado, con un considerable aumento de salario incluido, o como si el tipo que uno no se aguanta es precisamente quien te quita la novia o conquista la mujer de nuestros sueños. Tal cual.

Venezuela volvió a ganarle a Colombia y lo hizo bien, con argumentos y oficio. Esa es la verdad, así duela. Esta selección tiene con qué ir al primer mundial de mayores de su historia. Seguramente lo conseguirá si juega el resto de la eliminatoria como lo hizo este martes en Puerto Ordaz.

Derrotar a la Colombia de hoy, la de José Pékerman, es muy difícil. Lo es por la calidad de sus jugadores, por el gran momento que viven casi todos y por el sentido de equipo y la unión que logró inyectarles con su experiencia y calidad el entrenador argentino.

Pékerman buscó sorpresa en el planteamiento, al elegir un 4-3-2-1 con Falcao como único atacante neto. Quiso copar los costados, tener la posesión del balón, jugar con mucho volumen ofensivo con el desprendimiento de laterales y volantes, además para adueñarse del ancho del campo y presionar la salida de Venezuela.

Sin embargo, el sorprendido debió ser Pékerman, porque César Farías, el técnico de la ‘vinotinto’, elaboró un partido digno de un gran estratega. De nuevo le apostó al estilo vertical, profundo y veloz, al pelotazo cruzado y al juego aéreo para hacerle daño a Colombia.

Al César lo que es del César, dice el refrán. Farías tuvo también la suerte de haber encontrado el gol muy rápido, a los 12 minutos, y eso le ayudó. En cambio, Colombia no la tuvo en las pocas opciones claras de anotar. El postazo de Falcao lo dice todo.

Es la segunda vez que Pékerman elige un 4-3-2-1 en esta eliminatoria y la segunda vez que pierde. Así, Ecuador le ganó 1-0 en Quito. No creo que sea una simple coincidencia. Quizás se equivocó.

Vale también decir que esta Venezuela es más que Bolivia, Chile, Uruguay, Paraguay y Perú cuando enfrentaron a Colombia, y por lo tanto no hay que sorprenderse con la derrota de Puerto Ordaz.

Por fortuna, para Colombia hay 19 puntos en la caja, un tercer puesto que permite mirar sin angustias la eliminatoria y mantener esa gran ilusión de estar en el Mundial. Hay equipo también y eso vale oro. Pero perder con Venezuela siempre va a dar bronca. Y mucha.

GABRIEL BRICEÑO FERNÁNDEZ
Editor de Futbolred
gabbri@eltiempo.com
En Twitter: @gabbritter

COMENTAR
GUARDAR