Román Torres llevó a Millonarios al triunfo por el canal de Panamá
Archivo

Román Torres llevó a Millonarios al triunfo por el canal de Panamá

El defensa 'se graduó' de ídolo de la afición azul tras anotar el gol con que se venció 2-1 a Chicó.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
03 de marzo 2013 , 01:28 p.m.

En el segundo minuto de adición de la parte complementaria, poco antes de las siete y media de la noche, Román Torres recibió la pelota precisa de Rafael Robayo, se acomodó y de frente al arco del Chicó, desde unos 25 metros, metió un derechazo con una potencia descomunal que se convirtió en el gol del triunfo de Millonarios 2-1.

El grito de gol que salió desde las tribunas del estadio El Campín debió escucharse hasta en el mismísimo canal de Panamá, el terruño de Román, porque los hinchas del equipo 'embajador' lo gritaron con todas sus fuerzas, con una pasión desbordada por el instante en que se consiguió, por la forma en que se obtuvo y por lo que habían sido los 90 minutos de fútbol sabatino en el escenario bogotano.

"¡Goooooollllllllll", gritó también Román Torres, quien se fue a celebrar su conquista gigantesca y robusta, como él, allí en el banco de Millonarios, frente a la tribuna occidental y seguido de Robayo y de sus demás compañeros de equipo, que cantaban aún el tanto y sonreían plenos de alegría, mientras él improvisaba un baile. 

Vea aquí la galería de fotos del triunfo de Millonarios frente a Chicó

"Estoy contento por haber anotado el gol del triunfo de Millonarios, es el primero que anoto con el equipo y me deja muy motivado por la forma en que se consiguió, casi en el último momento del partido y porque trabajamos para obtener la victoria", dijo el zaguero panameño casi enseguida del pitazo final, que le permitió al conjunto azul volver a sumar de a tres puntos y llegar a diez en la Liga Postobón I-2013.

"Es un gol importante, lo había intentado varias veces minutos antes y gracias a Dios pude anotar ese lindo gol con el que Millonarios pudo ganar y seguir bien ubicado en el torneo", agregó el defensa de 1,90 metros de estatura y 92 kilos de peso, quien, antes de abandonar la cancha y expresarle su felicidad a la prensa, se recibió de ídolo azul porque la hinchada coreó su nombre una y otra vez, y porque con un largo aplauso le reconoció su gol, su entrega y su liderazgo.

Reviva el triunfo azul con la crónica del partido

"Ahora hay que pasar la página y pensar en el partido del martes de la Copa Libertadores frente al San José de Oruro, que es un equipo complicado, que también viene necesitado como nosotros; esperemos que Millonarios pueda jugar con tranquilidad y confianza. Hay que tener fe, pues todavía no hay nada perdido y dependemos de nosotros mismos", puntualizó el panameño.

El gol de Román, que significó para Millonarios ganarle a un rival como Boyacá Chicó, que lo complicó y se pudo quedar con la victoria en este partido de la quinta fecha del torneo, tiene otros significados importantes para el conjunto capitalino: volver a la senda ganadora, recuperar la confianza y parte de su buen fútbol antes de enfrentar a los bolivianos este martes por la Copa, en el mismo Campín donde el panameño se graduó de ídolo.

Gabriel Briceño Fernández
Editor de Futbolred.com
gabbri@eltiempo.com
En Twitter: @gabbritter

COMENTAR
GUARDAR