"Si le sacan tarjeta a Cristiano el clásico no tiene sentido": Alves
Apuestas Futbolred
Archivo

"Si le sacan tarjeta a Cristiano el clásico no tiene sentido": Alves

El brasileño de Barcelona también habló del racismo: "Esto no es de ahora, es de hace mucho tiempo".

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
31 de enero 2013 , 05:51 a. m.

El defensa azulgrana Daniel Alves aseguró que su equipo sale "muy cabreado" por haber perdonado tantas ocasiones ante el Real Madrid en el clásico, y se mostró muy crítico con la permisividad arbitral hacia los jugadores del Real Madrid, en especial con Cristiano Ronaldo.

"Salimos un poco cabreados por las circunstancias del juego, porque no aprovechamos las oportunidades que tuvimos, pero sabemos que el partido donde se va a decidir realmente es en la vuelta. Es cierto que si hubiésemos un poco estado mejor, hubiéramos vuelto con un mejor resultado", dijo Alves sobre el empate a uno.

En una rueda de prensa en la que se mostró muy contundente y respondió sin reparo alguno a todas las preguntas sobre el clásico, el racismo en España y su propia temporada, Alves fue muy tajante al ser cuestionado sobre la actitud durante el choque de algunos jugadores madridistas, como Xabi Alonso o Álvaro Arbeloa.

"No soy yo quien va a valorar eso, pero esto no es de ahora, es de hace mucho tiempo que sucede. Para mí lo del campo se queda en el campo. Si uno tiene una actitud mejor o peor, todo lo que queda ahí se queda ahí. Si alguno tiene un problema conmigo, intentaremos arreglarlo. Pero lo que pasa en el campo se queda ahí", dijo.

En este sentido, criticó que "se intenten esconder algunos comportamientos" y en cambio, en su caso, "siempre intenten dar la vuelta a la tortilla, con desprecio o una actitud bastante molesta".

"Pero estamos acostumbrados a cómo funciona. Particularmente, en mi caso, o me aman o me odian, y a veces ni lo uno ni lo otro. Pero estoy vacunado y preparado para todo eso", ha reflexionado Alves.

El defensa insistió en que evitar estas situaciones depende de la "personalidad de los que se encargan de controlar el juego y de controlar este tipo de actitudes". "Pero ya sabemos cómo funciona todo y no hay nada que hacer en ese aspecto", ha sugerido.

"La gente habla, habla y rehabla, pero sigo sin entender cómo la jugada de Cristiano no es amarilla. Pienso que si fuera al revés, me sacaría roja y media. Pero si le sacan una tarjeta amarilla a Cristiano, parece que no tenga sentido el derbi, porque ya no se enfrentan Cristiano contra Messi", ha dicho en referencia a una entrada que recibió del portugués, a una tarjeta de la suspensión.

"Es algo que muchos piensan y pocos hablan. Pero como yo no debo nada a nadie, digo lo que me parece y apetece", prosiguió Alves, quien recordó que los clásicos "solo son tranquilos" cuando Madrid saca un buen resultado.

"Cuando ellos ganan, siempre ha sido tranquilo. Pero desde que estoy en el Barça, alguno siempre ha intentado jugar un poco más allá del límite. Hay gente que debe controlar eso, pero si no tiene la personalidad, no está apto para un partido de ese nivel. Pero nosotros solo tenemos que pensar en jugar a fútbol y no tenemos que entrar en polémicas, porque es una guerra perdida", dijo.

El defensa opinó que el empate deja "una oportunidad maravillosa" para llevarse la eliminatoria en el Camp Nou, y ha considerado que "el Barça es el club al que todos quieren ganar y hacer el partido de su vida, así que si viendo las ocasiones que tuvimos fue un empate, seguramente tienen que estar contentos".

"Merecimos ganar", concluyó sobre esa cuestión Alves, quien valoró también su nivel esta temporada.

"Nunca he perdido la confianza en mí, en mi trabajo, en mis posibilidades y lo que podía aportar al club. Y si te digo la verdad, poco me importa lo que la gente diga. Yo te aseguro que me quiero mucho", bromeó.

Desde su punto de vista, volvió a aportarle al equipo "lo que siempre he hecho y que infelizmente las lesiones no me dejaron. Pero todo el mundo se lesiona y cuando se lesiona Dani, buscan un montón de cosas, de peros, es un poco lo que me molesta. Pero estas cosas están en el sueldo", finalizó.

Alves denuncia que el racismo en España es extendido y "una guerra perdida"

El defensa brasileño del Barcelona Daniel Alves consideró que los gritos racistas en España son generalizados en muchos estadios y se trata de "una guerra perdida", después de que la anoche del miércoles denunciara en su cuenta en 'Twitter' que recibió insultos racistas en el Santiago Bernabéu.

Al zaguero le preguntaron acerca de esa cuestión en la rueda de prensa del día después del clásico copero (1-1) y, aunque ha reiterado su denuncia, insistió en que no se trata de algo exclusivo del estadio madridista, sino que es una práctica extendida.

"No me planteé irme del campo, pero es molesto. Y no es que me refiera a este sitio puntualmente, normalmente vivo eso continuamente en todos los campos que voy. Se lucha y se intenta de todas formas que no haya eso en los campos, pero no se ha conseguido, porque sigue habiendo ese tipo de cosas", dijo Alves.

Bajo su punto de vista, "es una lástima, porque puedes caer mejor o peor a una afición, y hay momentos o calenturas del juego que ahí se quedan, pero la gente que va al campo tiene que disfrutar de su equipo, animarle e intentar ayudarle. Eso sobra. Pero infelizmente es una guerra perdida, porque hasta que no se tomen medidas más drásticas seguirá existiendo", señalo.

El defensa recordó que lleva diez años en España y "desde el primer año sigue habiendo estas cosas. La gente debe estar más al tanto de todo esto".

En este sentido, ha considerado que "sancionar a un club con mil o dos mil euros, para clubes tan grandes, no es nada", sino que "hay que ir un poco más allá porque, si no, seguirá existiendo.

A veces en el fútbol tienes que coger ejemplos, como en Inglaterra, que difícilmente pasa y, cuando ocurre, son medidas bastante drásticas".

Aún así, ha vuelto a recalcar, en España la lucha contra los insultos racistas en el fútbol "es una guerra perdida, porque la educación en los campos no existe", y reiteró que el Santiago Bernabéu "no es de los más, ha habido otros peores".

"Como dije antes, no quiero puntualizar ahí. Es en España en general, y ha pasado ya desde que estaba en el Sevilla. No es solo en ese campo, pero mientras no se tomen medidas más incisivas y duras no cambiará. Si no ha cambiado en diez años, no cambiará en el once", concluyó el jugador brasileño.

Alves denuncia que el racismo en España es extendido y "una guerra perdida"

El defensa brasileño del Barcelona Daniel Alves consideró que los gritos racistas en España son generalizados en muchos estadios y se trata de "una guerra perdida", después de que la anoche del miércoles denunciara en su cuenta en 'Twitter' que recibió insultos racistas en el Santiago Bernabéu.

Al zaguero le preguntaron acerca de esa cuestión en la rueda de prensa del día después del clásico copero (1-1) y, aunque ha reiterado su denuncia, insistió en que no se trata de algo exclusivo del estadio madridista, sino que es una práctica extendida.

"No me planteé irme del campo, pero es molesto. Y no es que me refiera a este sitio puntualmente, normalmente vivo eso continuamente en todos los campos que voy. Se lucha y se intenta de todas formas que no haya eso en los campos, pero no se ha conseguido, porque sigue habiendo ese tipo de cosas", dijo Alves.

Bajo su punto de vista, "es una lástima, porque puedes caer mejor o peor a una afición, y hay momentos o calenturas del juego que ahí se quedan, pero la gente que va al campo tiene que disfrutar de su equipo, animarle e intentar ayudarle. Eso sobra. Pero infelizmente es una guerra perdida, porque hasta que no se tomen medidas más drásticas seguirá existiendo", señalo.

El defensa recordó que lleva diez años en España y "desde el primer año sigue habiendo estas cosas. La gente debe estar más al tanto de todo esto".

En este sentido, ha considerado que "sancionar a un club con mil o dos mil euros, para clubes tan grandes, no es nada", sino que "hay que ir un poco más allá porque, si no, seguirá existiendo.

A veces en el fútbol tienes que coger ejemplos, como en Inglaterra, que difícilmente pasa y, cuando ocurre, son medidas bastante drásticas".

Aún así, ha vuelto a recalcar, en España la lucha contra los insultos racistas en el fútbol "es una guerra perdida, porque la educación en los campos no existe", y reiteró que el Santiago Bernabéu "no es de los más, ha habido otros peores".

"Como dije antes, no quiero puntualizar ahí. Es en España en general, y ha pasado ya desde que estaba en el Sevilla. No es solo en ese campo, pero mientras no se tomen medidas más incisivas y duras no cambiará. Si no ha cambiado en diez años, no cambiará en el once", concluyó el jugador brasileño.


EFE

COMENTAR
GUARDAR