"A veces los directivos no pagan y no son proxenetas": Alexis García
Archivo

"A veces los directivos no pagan y no son proxenetas": Alexis García

El técnico del Junior así reaccionó a la polémica declaración del presidente de Itagüí.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
23 de enero 2013 , 08:25 p. m.

¿Qué piensa de las expresiones de Fernando Salazar, presidente del Itagüí FC, que en medio de la asamblea de la Dimayor (el pasado martes), calificó a los jugadores del fútbol colombiano como “unas prostitutas vestidas con uniforme de fútbol, que se venden al mejor postor”?

El rostro de Alexis García, entrenador del Junior, se queda serio y con algo de asombro al escuchar la pregunta. Mastica el interrogante, lo digiere y unos segundos después trata de contestar: “Me parece que esos términos tan fuertes... Yo no tengo ni como discernirlos, me quedo sin palabras, me parecen demasiado fuertes para referirse a los jugadores de fútbol”.

García se sacude y responde algo más cuando le indagan sobre el caso de Samuel Vanegas, el defensa antioqueño que llegó al Junior procedente del Itagüí FC y de quien Fernando Salazar acusa, según el audio filtrado de la asamblea de la Dimayor que publicó ‘El Espectador’, de incumplir un acuerdo verbal que tenía con él para aceptar la propuesta de los rojiblancos.

“Lamento mucho que el jugador que teniendo contrato se vaya de un club, eso sí es gravísimo, pero un jugador que termina (su vínculo laboral) y se viene, no. A veces pasa que los directivos no pagan y ellos no son proxenetas, son directivos, solo que no tenían plata”, deslizó García.

El técnico de los ‘Tiburones’ se detuvo ahí en torno a este controversial tema. “Necesito mucho tiempo para digerir eso”. Prefirió guardar silencio y enfocarse en la parte deportiva.

"No dejé tirado a nadie": Samuel vanegas

Samuel Vanegas se mostró sereno y discreto ante las expresiones del presidente del Itagüí, Fernando Salazar. El zaguero del Junior, de 36 años, habló con calma y rechazó las acusaciones del directivo de su exequipo.

“Sé hacer las cosas bien, soy un jugador maduro, no dejé tirado a nadie. Si él estuviera en mi lugar, estoy seguro que también haría lo mismo que yo. Uno tiene que medir las palabras, pensar lo que va a decir. No me ofende porque soy una persona mayor y tranquila, sé las determinaciones que tomo, pero me da tristeza que un presidente de estos hable así de una persona”, dijo el defensor antioqueño.

En el audio que se filtró de la asamblea de la Dimayor y que fue publicado por ‘El Espectador’, Salazar, después de decir que “los jugadores son prostitutas”, señaló: “Me acaba de pasar un caso con el Junior, teniendo yo excelentes relaciones con ellos. Junior se lleva un jugador (Samuel Vanegas) con el cual yo tenía un acuerdo verbal, en diciembre me manifestó que no se quería ir, que quería seguir conmigo, pero por incauto cometí el error de no ponerlo a firmar y basado en eso, Junior se lo llevó, y eso es válido, hasta ahí es válido”.

Vanegas gambetea la controversia y se concentra en triunfar con la rojiblanca. “Hay que dejarlo, son sus palabras, no son las mías, no tengo rencores con nadie, soy muy tranquilo, he sido una persona transparente, legal, estoy trabajando y con ganas de hacer lo mejor posible por Junior, en Itagüí me dieron una oportunidad bonita y también ayudé mucho. Uno también se da cuenta de cosas, pero es mejor no decirlas, quedarse callado y trabajar”, puntualizó.

La frase

“¿Eso dijo el presidente de Itagüí? Pobre de sus jugadores. Tiene a 25 o 30 prostitutas, le gustan las prostitutas”. Sebastián Viera.

Rafael Castillo Vizcaíno
Periodista de ADN
Barranquilla

COMENTAR
GUARDAR